La neuromielitis óptica o enfermedad de Devic es un trastorno autoinmune, inflamatorio y desmielinizante del sistema nervioso central, que afecta principalmente al nervio óptico y a la médula espinal. Las personas que padecen neuromielitis óptica desarrollan una neuritis óptica, que se suele manifestar con dolor en el ojo y pérdida de visión. La mielitis es la pérdida de mielina (sustancia grasa que rodea las fibras nerviosas y ayuda a que las señales nerviosas se muevan de una célula a otra). En este caso, por causas que aún no están claras, los anticuerpos y las células del sistema inmunitario atacan y destruyen las células de la mielina que recubren los nervios ópticos y la médula espinal.

La neuromielitis óptica es más frecuente en mujeres que en hombres y su inicio varía desde la infancia a la edad adulta (principalmente entre los 40 y los 50 años).

Descarga la guía:

Síntomas

Los principales síntomas de este trastorno son dolor ocular con pérdida de visión, mielitis con paraplejia o paraparesia, pérdida de sensibilidad y disfunción vesical. Los ataques de neuromielitis óptica suelen ser unilaterales (afectan a un solo ojo) y suelen presentarse secuencialmente, es decir, que primero aparece la neuritis óptica y luego la mielitis (que a veces se presentan de forma aguda). Son raras las ocasiones en las que estos dos problemas se manifiestan de forma simultánea e, incluso, el intervalo entre la neuritis óptica y la mielitis puede ser de hasta varios años. La mayoría de los pacientes sufren brotes o periodos de ataques con intervalos de meses o años, seguidos por periodos de remisión en los que tienen una recuperación parcial. Una vez se presenta, el curso de la neuromielitis óptica es impredecible.

Neuromielitis óptica y esclerosis múltiple

Hasta hace poco, la neuromielitis óptica se consideraba una forma de esclerosis múltiple. Sin embargo, hallazgos recientes han ayudado a concluir que tiene múltiples rasgos que la diferencian de la esclerosis múltiple, en cuanto a su inmunopatología, su clínica, su pronóstico y su respuesta al tratamiento.

Tratamiento

La neuromielitis óptica es un problema relativamente raro y existe una escasa información sobre su tratamiento. No hay una cura para esta enfermedad, pero existen terapias para tratar los ataques mientras suceden, así como para reducir sus síntomas y prevenir las recaídas. El abordaje de esta enfermedad en su forma aguda suele iniciarse con esteroides intravenosos. También es habitual el uso de inmunodepresores.





¿Por qué veo mal?




5.00 avg. rating (88% score) - 1 vote