Te contamos los principales motivos por los que aparecen manchas rojas en el ojo, un problema ocular muy frecuente y motivo habitual de consulta en las clínicas de oftalmología.

La conjuntiva es una membrana delgada, transparente, elástica y fuerte que recubre la cara interna de los párpados y la esclerótica o esclera (la parte blanca del ojo). Tiene una función protectora y defensiva, y, además, es imprescindible para proporcionar la lubricación que necesita la córnea.

En la conjuntiva hay una gran cantidad de vasos sanguíneos que pueden romperse, causando una pequeña filtración de sangre hacia la conjuntiva y la esclera (hemorragia subconjuntival). Esa cantidad de sangre puede ser la causa de que a veces en nuestros ojos aparezcan pequeñas manchas rojizas, también llamadas derrames, hiposfagmas o petequias.

Si te interesa saber por qué padeces enrojecimiento en los ojos, descarga esta guía gratuita en pdf.  También conocerás cómo prevenir y combatir la hinchazón y enrojecimiento.

 

¿Por qué se puede producir esta hemorragia?

El origen de las hemorragias subconjuntivales puede ser muy variado. Los vasos sanguíneos de la conjuntiva se pueden romper por  un ataque de tos, un estornudo, un esfuerzo, cuando nos sonamos la nariz, cuando vomitamos o con cualquier otra acción de este tipo que aumente temporalmente la presión sanguínea provocando la rotura del vaso y la salida de la sangre. La hemorragia subconjuntival provocada por la rotura de los vasos también se puede producir cuando nos damos un golpe en los ojos o, incluso, cuando nos los frotamos con más energía de lo normal. Otras causas menos frecuentes son la diabetes o la hipertensión arterial.
La mayor parte de las veces, las manchas rojas desaparecerán con el paso del tiempo, pero si las hemorragias se presentan de forma recurrente o son muy excesivas, debemos acudir a nuestro oftalmólogo para descartar cualquier problema adicional.

¿Debo preocuparme si tengo manchas rojas en el ojo?

Aunque descubrir un derrame en la conjuntiva del ojo puede resultar un motivo de preocupación por lo llamativo del síntoma, igual que ocurre con cualquier tipo de hemorragia, en principio no se trata de un problema grave. En la mayor parte de las ocasiones, las manchas rojizas en el ojo son lesiones temporales que suelen desaparecer rápidamente y rara vez duran más de una semana. En cuanto a los síntomas que provocan estas hemorragias subconjuntivales en el ojo, casi nunca producen dolor o molestias y no suelen afectar a la visión ni a corto ni a largo plazo.

Si las manchas rojas en el ojo aparecen de vez en cuando, no suele ser necesario acudir al oftalmólogo, pero si se convierten en algo frecuente, es aconsejable pedir cita con el médico, ya que pueden ser uno de los síntomas de un problema de presión arterial que debe ser tratado de inmediato.

3.62 avg. rating (72% score) - 26 votes