Hoy en día millones de fotos son subidas a las redes sociales cada minuto. Fotografías de paisajes, naturaleza, retratos y comida se comparten en todo momento y en todos los canales.

Cada vez más vemos cómo la pasión por la fotografía aumenta y no sólo en Facebook se suben fotos del día a día, sino que hay otras redes sociales dedicadas a la exposición de fotografías y son usadas tanto por profesionales como por amateurs. Las más conocidas  son Pinterest, Instagram, Flickr y Obture. En  ellas los usuarios pueden subir sus fotos y buscar inspiración.

El 19 de agosto se conmemora el Día Internacional de la Fotografía y existen varias formas de unirse a esta gran celebración. Una de ellas es subir tu mejor fotografía a The World Photo Day, un portal web donde las personas enseñan a los demás cómo ven el mundo a través de sus fotos. Celebra esté gran día consiguiendo tu mejor foto del verano con la ayuda de los siguientes consejos:

  1. Escoge el momento perfecto

Aunque algunas de las mejores fotografías son espontáneas y surgen sin hacer planes, en ocasiones, escoger el momento perfecto ayuda a capturar la mejor foto. Los atardeceres y amaneceres son muy fotogénicos y constituyen una gran opción. En verano las nubes están menos presentes y el mayor protagonista es el sol.

Para obtener una buena fotografía de la salida o puesta del sol, se necesita entrenar la vista y encontrarse en el momento y lugar adecuado, debido a que es un espectáculo natural que dura apenas unos minutos.  Una foto normal puede llegar a ser una obra de arte si se tienen en cuenta los detalles más sencillos. Por eso, no debes fijar la vista en el sol, sino en el cuadro completo, incluir elementos de primer plano como árboles, olas del mar o siluetas que hacen que la fotografía quede más natural y se tenga una visión más amplia.

Por ejemplo, una fotografía del   amanecer  de París, no sería lo mismo sin la Torre Eiffel en el encuadre.

Paris

  1. Lleva el material indicado

La cámara no lo es todo. Para tomar una gran fotografía se necesita contar con otros elementos como un trípode, esencial para cuando se quiere plasmar momentos con poca luz, ya que su ausencia hace que la cámara esté largos tiempos en exposición. Esta herramienta evita que la fotografía salga borrosa al estabilizar la cámara. Un disparador remoto también puede ser de gran ayuda, evita que al tocar el cuerpo de la cámara se mueva todo el plano.

Si te gustan las fotografías de noche llevar un trípode te ayuda. Hay poca luz y la cámara tiene que estar fija.  Las noches de verano tienen su magia, una fotografía de noche junto a un malecón o muelle, con las luces reflejadas en el agua puede ser una buena foto.

Por ejemplo, esta de Girona.

Girona

  1. Ten en cuenta la composición y exposición

Tener vista de águila es un plus. La composición es importante para que las fotografías estén llenas de vida y rompan con la monotonía. Haz encuadres donde se vean elementos destacables. Respecto  a la exposición, hay que tener en cuenta la luz y balance de blancos. Es mejor usar el modo manual de las cámaras para poder jugar con la velocidad de disparo y apertura.

Si vas a hacer una fotografía de un paisaje, estas claves te serán de gran ayuda. La belleza del mar es, sin duda, una imagen que refleja verano. Los paisajes que se ven de las playas son espectaculares y la composición es lo más importante. Mira esta de Bali.

Bali

Entrena tus ojos y  cuida la vista para seguir disfrutando del arte de la fotografía.

 

New Call-to-action

5.00 avg. rating (90% score) - 2 votes