Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Sequedad ocular: causas y tratamiento

La sequedad ocular es una de las causas más comunes de molestias en los ojos. Esta se puede producir por diferentes causas, donde influyen factores tan variados como son la edad, la ingesta de ciertos medicamentos, así como las condiciones ambientales en las que nos encontremos.

New Call-to-action

¿Qué es la sequedad ocular u ojo seco?

Se denomina sequedad ocular u ojo seco a la incapacidad del ojo para producir suficiente lágrima o lágrima de suficiente calidad como para lubricar correctamente el ojo. Esta lubricación debe ser la correcta tanto en lo que se refiere a la cantidad como a la calidad. Es decir, no basta con producir mucha cantidad de lágrima, sino que esta también debe contar con una composición concreta y exacta para garantizar la correcta lubricación de los ojos. Cuando se produce una lágrima insuficiente o de mala calidad es cuando aparece el síndrome de ojo seco.

Mujer rubia echándose gotas en un ojo

Síntomas del ojo seco

El ojo seco o sequedad ocular se manifiesta de diferentes formas. Las más comunes son las siguientes:

  • Sensación de picor o arañazos en los ojos
  • Enrojecimiento y molestias en los ojos
  • Sensación de tener un cuerpo extraño sobre la córnea
  • Sensibilidad a la luz
  • Dificultad para ver por la noche
  • Cansancio ocular y visión borrosa

Causas de la sequedad ocular

Como ya hemos comentado, la sequedad ocular se puede deber tanto a una falta de cantidad como de calidad de la lágrima que nuestros ojos segregan de forma natural para lubricarlo. Sin embargo, más allá de estas causas, estas pueden estar propiciadas por otras causas concretas que sean las que hagan que la cantidad o calidad de la lágrima no sea la adecuada. Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Edad: Uno de los factores que influye de forma directa en la calidad y cantidad de lágrima que tenemos es la edad. A medida que cumplimos años, la calidad y cantidad de la lágrima suele disminuir, por lo que empiezan a manifestarse síntomas de ojo seco en personas que hasta ese momento no habían manifestado este problema.
  • Medicamentos: Ciertos medicamentos pueden influir en la calidad y cantidad de la lágrima del ojo. En estos casos, lo más recomendable será consultar con el médico que los recetó para descartar que sea esta la causa de la sequedad en los ojos.
  • Otras enfermedades: Así mismo, otras enfermedades también pueden estar vinculadas con la sequedad en los ojos. En este sentido, se puede hablar desde alergias primaverales hasta diabetes o artritis reumatoide, entre otras muchas.
  • Condiciones ambientales: Finalmente, no se pueden olvidar las condiciones ambientales, que pueden contribuir a una evaporación más rápida de la lágrima, lo que, combinado con una calidad y cantidad pobre de lágrima, puede conllevar que se manifieste el ojo seco. En este sentido, trabajos en los que se pase mucho tiempo delante de las pantallas, así como condiciones ambientales con elevada cantidad de humo o contaminación pueden influir  en desarrollar este problema.

Tratamiento de la sequedad ocular

El principal tratamiento para combatir la sequedad de los ojos consistirá en complementar la lágrima natural que producen con lágrima artificial. La lágrima artificial es una solución que se vende en farmacias y que tiene una composición similar a la de la lágrima natural del ojo. Al aplicarla, se completa la falta de lágrima natural tanto desde un punto de vista de cantidad como de calidad, consiguiendo así evitar los síntomas y también sus efectos.

Por otro lado, especialmente en los casos en los que la sequedad ocular esté causada por condiciones ambientales, se recomienda evitar dichas condiciones ambientales en la medida de lo posible. En todo caso, siempre se podrá complementar con las citadas lágrimas artificiales, que son la mejor solución para este problema.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario