Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Te sabes quitar las lentillas correctamente?

La lentillas, en comparación con las gafas, han supuesto una importante paso adelante para muchas personas miopes o con otros problemas refractivos en lo que a comodidad, seguridad y mejoras estéticas se refiere. Y, aún más, los modelos de lentes de contacto más modernos están caracterizados por estar fabricados con materiales permeables, por lo que dejan pasar el oxígeno a los ojos, reduciendo, en gran medida, las molestias e incomodidades que son tan frecuentes.

No obstante, las lentes de contacto no dejan de ser un cuerpo extraño que tenemos que colocar sobre la córnea para poder ver bien, y esto implica una serie de cuidados, como la higiene de las mismas o aprender la forma correcta de quitar las lentillas. Cuestión a la que dedicamos este artículo.

New Call-to-action

Consejos para quitarse las lentillas

El proceso correcto de quitarse las lentillas tras un periodo de uso se compone de 6 pasos principales:

  1. En primer lugar, debemos colocarnos ante un espejo bien iluminado.
  2. Mirar hacia arriba.
  3. Levantar el dedo índice para levantar el párpado superior con la mano no dominante.
  4. A continuación, usar la otra mano (la dominante) para bajar el párpado inferior con el dedo corazón.
  5. El siguiente paso consiste en pinzar con suavidad la lente, utilizando para ello las yemas de los dedos índice y pulgar, para desplazar la lentilla un poco hacia abajo y, finalmente, sacarla del ojo. En este paso es muy importante no doblar la lentilla ni aplicar demasiada fuerza sobre la misma.
  6. Finalmente, tenemos que colocar la lente en la palma de la otra mano.

 

Mujer rubia de ojos azules quitándose las lentillas

Algunos consejos adicionales

  • Antes de quitarse las lentes de contacto es importantísimo lavarse concienzudamente las manos con abundante agua y jabón.
  • Otro aspecto fundamental es secarnos muy bien las manos para no transmitir agua a la lente.
  • Es recomendable quitarse y colocarse las lentes de contacto comenzando siempre por el mismo ojo. Actuando siempre de esta manera, tendremos menos posibilidades de intercambiarlas de ojo accidentalmente.
  • Si tenemos especiales problemas para quitarnos las lentillas, podemos estar sufriendo el denominado síndrome del ojo seco. Para estos casos, existen unos colirios humectantes o lubricantes que pueden facilitarnos mucho la extracción de la lente de contacto.
  • Deslizar la lente hacia la parte blanca del ojo o hacia el párpado inferior puede también ayudarnos a que la lentilla se desprenda con mayor facilidad de la superficie del ojo.
  • En el caso de que los bordes de la lente se peguen, un buen truco es añadir unas gotas de la solución de limpieza específica para lentillas y frotarlas con suavidad hasta lograr que se separen.

Los problemas para quitarse la lentillas suelen ser más frecuentes y problemáticos en las personas que están empezando a usarlas. Con el tiempo, se convierte en un hábito que se realiza de manera casi automática y con nulos o escasos problemas.

No obstante, para aquellos usuarios que, pese a llevar ya bastante tiempo usando lentillas, sigan teniendo problemas a la hora de quitárselas, existen una serie de utensilios adicionales, como unas pinzas de punta blanda o unas herramientas de succión que, sin duda, le van a acabar de facilitar esta tarea.

En cualquier caso, es tu óptico u oftalmólogo el que debe aconsejarle sobre la opción más adecuada.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario