Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Test de vista: qué es y para qué sirve

El test de vista es uno de los exámenes más comunes que se realizan, tanto en clínicas de oftalmología como en ópticas. Se trata de un test que permite identificar diferentes problemas de la visión y, de esta manera, adoptar el tratamiento más adecuado en cada caso. Generalmente, el uso de gafas o lentes de contacto que permitan mejorar la calidad de la vista del paciente. 

New Call-to-action

Qué es un test de vista y cómo se realiza

Un test de vista es un examen que se realiza al paciente en clínicas de oftalmología y en ópticas. Es decir, lo pueden realizar tanto médicos como oculistas. Se trata de un test que se puede realizar de distintas formas. Por lo general, la forma más común de hacerlo es situando al paciente a cierta distancia de un panel en el que figuran diferentes letras, símbolos o formas coloridas. Usando diferentes lentes que se colocan entre el ojo del paciente y el panel en cuestión, se pregunta al paciente qué es lo que ve y cómo lo ve. Según las respuestas del paciente, se consigue determinar el tipo de problema de vista que padece, así como el grado del mismo. 

Hoy en día, este tipo de test de vista tradicional, se complementa con otros test de vista que utilizan equipos más sofisticados y que permiten obtener resultados más completos. En estos casos, lo más común es que se sitúe al paciente sentado frente a una máquina que se adapta a la forma de la cabeza del paciente y donde se le hace mirar a través de un agujero situado en dicha máquina. El paciente observará diferentes imágenes y, sin que este tenga que valorar cómo de bien o mal las ve, la propia máquina analiza la visión del paciente, lo que sirve de complemento al test de vista tradicional en lo que al diagnóstico se refiere. 

Mujer de perfil con gafas negras

La importancia de realizarlo para detectar posibles problemas visuales

La importancia de los test de vista radica en que sirven para diagnosticar problemas de visión, así como el grado en el que se encuentran. De esta forma, sirven tanto para diagnosticar problemas nuevos como para saber si dichos problemas de la vista han aumentado o se han reducido. 

Hay que tener en cuenta que los test de la vista no sirven para identificar todas las enfermedades de los ojos (para lo que es necesario llevar a cabo pruebas específicas que se realizan en clínica). Sin embargo, los test de vista sí que sirven para identificar los problemas más comunes, como por ejemplo pueden ser la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o el daltonismo, entre otros. 

De esta forma, una vez que se ha detectado el problema o problemas de vista que se padece, se puede adoptar el tratamiento más adecuado en cada caso. Por lo general, estos tratamientos suelen centrarse en corregir el problema visual mediante el uso de lentes que permiten que la refracción de la luz en el ojo sea la correcta, consiguiendo una imagen nítida y mucho más ajustada a la realidad. Es decir, los tratamientos comunes suelen estar centrados en el uso de gafas o lentes de contacto que, gracias a la información que proporcionan los test de vista, se pueden adaptar a las necesidades concretas de cada paciente. 

Corrección de   los problemas de la vista

Por otro lado, también se puede optar por la corrección de estos problemas de la vista, como, por ejemplo, sucede en el caso de la cirugía ocular. A diferencia de lo que sucede con el uso de las gafas o lentes de contacto, la cirugía refractiva láser es un tratamiento que corrige los problemas de visión corrigiendo la forma de la córnea,  lo que permite que el paciente pueda prescindir del uso de tratamientos adicionales. 

La opción de decantarse por tratamientos como las gafas o lentes de contacto o por la cirugía dependerá de varios factores, como puede ser el grado del problema de la vista que se quiere corregir, la edad del paciente, las características de cada ojo, etc. En cualquier caso, la decisión de escoger el tratamiento más adecuado en cada caso se tomará de forma conjunta tanto por el propio paciente como por el médico encargado del mismo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario