Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Viajes, una alegría para la vista en primavera

Disfrutar de la belleza de los paisajes naturales nunca es más mágico que en esta estación, cuando todo está florido, los colores brillan y nuestra vista puede maravillarse con imágenes que solo se repiten una vez al año, en primavera.

La mejor forma de aprovechar  los fines de semana es viajar para poder alegrarnos la vista y aprender sobre el valor paisajístico de nuestro entorno. Entre los destinos más bonitos donde elegir perderse, se encuentran Las Médulas de León, el Parque Nacional de Ordesa o el mar de cerezos en flor del Valle del Jerte.

Las Médulas, León

El rojo y el verde se mezclan a partes iguales con el azul del cielo, creando un paisaje que nadie puede perderse. Esta mina romana, abierta a los elementos atmosféricos y la más grande de la Península Ibérica, recibe cada año las miradas de miles de turistas que se quedan asombrados con la perspectiva. ¡No olvides tu cámara porque merece la pena usarla en esta zona leonesa Patrimonio de la Humanidad!

Panóramica de Las Médulas en León

Parque Nacional de Ordesa, Aragón

Situado en el Pirineo oscense, otro destino inigualable para celebrar el buen tiempo y la alegría de la primavera es el Parque Nacional de Ordesa, en Aragón. Los valles de un color verde brillante sirven de marco  a los ríos Arazas y Bellós que discurren como serpientes azules para el deleite de la vista de los visitantes.

El entorno se completa con las casas típicas de los pastores, con los tejados de arenisca y chimeneas adornadas con espanta brujas para evitar maleficios. Este es el paisaje ideal para pasar un día al aire libre.

Vistas del Valle de Ordesa

Valle del Jerte, Extremadura

Unos elementos indispensables en la primavera son los árboles y en el valle cacereño del Jerte, la vista no alcanza a ver el final del manto de cerezos en flor que participan con sus alegres colores en una experiencia única para el turista. El momento más importante para estos árboles es cuando el color blanco de las flores se transforma en el rojo intenso de los frutos que constituyen una estampa que nadie puede perderse.

Paisaje del Valle del Jerte, en Extremadura

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario