Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué es la DMAE húmeda?

La DMAE húmeda (también conocida como neovascular o exudativa) es la forma menos frecuente de degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Lo cierto es que incidencia es solo del 15 % del total de afectados por DMAE. No obstante, es también la más grave pues su progresión es muy rápida.

Así, quienes la padecen cuentan con muy poco margen de tiempo para solicitar ayuda profesional y evitar, de esta manera, la destrucción irreversible de la visión central que puede ocurrir en tan solo unos meses e incluso en unas escasas semanas.

La DMAE húmeda suele empezar en un ojo, pero puede acabar afectando a los dos. Lo cierto es que muchos pacientes no de percatan del problema hasta que se tapan casualmente el ojo sano y empiezan a advertir que ven mal con el ojo que no está cubierto.

New Call-to-action

Factores de riesgo de la DMAE húmeda

La DMAE húmeda no se puede prevenir, dado que la degeneración macular se debe al propio envejecimiento de los ojos. Pero sí que se ha observado una mayor incidencia entre pacientes fumadores. Por lo tanto, es posible establecer una serie de factores de riesgo:

  • El simple hecho de fumar, pues esta circunstancia prácticamente triplica las probabilidades de desarrollar una DMAE.
  • El exceso de peso también juega en nuestra contra.
  • Personas con antecedentes familiares de DMAE.
  • Existencia de una enfermedad cardiovascular o hipertensión
  • Una sobreexposición a los rayos UV
  • El género importa, pues las mujeres presentan una mayor riesgo que los hombres

Hombre canoso con gafas en la mano y leyendo libro rojo

Síntomas de la DMAE húmeda

La DMAE húmeda se distingue por una serie de síntomas a los que debemos estar atentos:

  • Son comunes las hemorragias y derrames dentro de las capas de la retina. Especialmente en la mácula que es la zona central.
  • Ciertas tareas como conducir, leer o escribir empiezan a resultar bastante difíciles.
  • Se aprecian dificultades para reconocer la cara de una persona.
  • La estimación de las distancias se encuentra alterada y, por lo tanto, subir y bajar escaleras puede volverse complejo.

Cómo se cura la DMAE húmeda

Quienes padezcan la DMAE húmeda, pueden tratarse esta patología ocular a través de la inyección intravítrea de fármacos antiangiogénicos. Con este tratamiento se consigue frenar la pérdida de visión en el 90% de los casos e incluso en un 40 % de ellos se puede llegar a mejorar la agudeza visual. En Clínica Baviera, habitualmente se realizan tres inyecciones consecutivas de carácter mensual, pero posteriormente cambiará la pauta en función de cuál haya sido la respuesta del paciente y el fármaco escogido.

Dichas inyecciones no suelen tener complicaciones y se realizan de manera ambulatoria, aplicándose, generalmente, una anestesia tópica.

Corresponde al oftalmólogo valorar, pero en algunos casos podremos emplear la fotocoagulación directa con láser. Aunque esta opción únicamente será posible cuando exista distancia suficiente a la fóvea.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario