Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Queratitis: conoce sus síntomas

La queratitis es una inflamación de la córnea que puede deberse a diversas causas, siendo las más habituales las infecciones víricas o bacterianas. El enrojecimiento de los ojos, un excesivo lagrimeo o visión borrosa pueden indicar la existencia de queratitis, por lo que debemos estar alerta a estos y otros síntomas.

New Call-to-action

Tipos de queratitis y sus causas

La queratitis puede afectar únicamente a la parte externa del ojo (epitelio), o bien penetrar en las capas más profundas de la córnea. En el primer caso, hablamos de queratitis superficial y, por regla general, es un problema leve que remite en poco tiempo y no deja secuelas. Sin embargo, cuando la infección llega a las zonas más profundas de la córnea puede provocar incluso una cicatriz , llegando a comprometer seriamente la visión.

Las causas de las queratitis son múltiples, siendo las más frecuentes:

  • Ojo seco. Esta causa suele provocar lesiones superficiales y leves en la córnea, aunque en casos muy extremos de sequedad ocular se pueden llegar a producir heridas de gravedad.
  • Vírus. El tipo más frecuente es la queratitis provocada por el virus del herpes (queratitis herpéticas). En estos casos se producen brotes que pueden dejar secuelas como leucomas corneales residuales.
  • Bacterias, hongos, amebas o parásitos. Ese tipo de infecciones es más frecuente, aunque no exclusiva, en usuarios de lentes de contacto. Se trata de infecciones normalmente  graves que pueden causar úlceras corneales que deriven en secuelas importantes y permanentes.
  • Otras causas menos frecuentes: contacto del ojo con algún producto tóxico o alergias.

Mujer rubia frotándose los ojos

Queratitis: síntomas

Todos estos síntomas, ya sean únicos o combinados, pueden ser indicativos de queratitis, pero también de otras anomalías del ojo, por lo que debe ser el oftalmólogo el que realice, tras las exploraciones o pruebas pertinentes, el diagnóstico más adecuado:

  • Ojo rojo.
  • Exceso de lágrimas.
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo.
  • Picor, ardor o escozor en los ojos.
  • Dificultad para abrir los párpados.
  • Visión borrosa.
  • Fotofobia (sensibilidad excesiva a la luz).
  • Problemas para abrir el párpado debido a dolor o la irritación.
  • Hinchazón alrededor de los ojos.

Posibles tratamientos de la queratitis

El tratamiento de la queratitis irá asociado a la causa que lo provoque y a la gravedad del problema . Veamos algunos de los principales tratamientos:

  • Medicamentos antivirales, que pueden ser de uso tópico u oral. Suele ser el tratamiento más habitual para las queratitis causadas por herpes, puesto que son muy eficaces para reducir la inflamación y, en su caso, acelerar la cicatrización de la zona afectada.
  • Antibióticos y otros medicamentos. Suelen ser los tratamientos más habituales cuando la infección está producida por una bacteria, ya que en estos casos los daños pueden ser importantes, llegando a deteriorar una amplia zona de la córnea.
  • El trasplante de córnea es la opción terapéutica recomendable en aquellos casos en que no ha sido posible controlar el problema  a tiempo y se han producido daños irreparables en la córnea.

La queratitis es difícil de prevenir, aunque una buena higiene de las lentes de contacto minimiza los riesgos de sufrir infecciones por esta causa en concreto.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario