Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Ojo seco: síntomas, causas, tratamientos y prevención

Ojo seco: síntomas, causas, tratamientos y prevención
Rate this post

Cuando los ojos son incapaces de mantener una película lagrimal de calidad y suficiente hablamos de síndrome del ojo seco. Es un situación muy molesta puesto que nuestros ojos precisan de  película lagrimal en la cantidad y calidad suficiente para mantenerlos hidratados adecuadamente, eliminar partículas que se hayan introducido dentro e, incluso, para mantener una buena visión.

El síndrome del ojo seco es el primer motivo de consulta con el oftalmólogo y, según algunos estudios, afecta a entre un 15% y un 30% de la población. Su prevalencia aumenta con la edad y es un problema más frecuente entre las mujeres menopáusicas por su relación con los cambios hormonales. 

New Call-to-action

Principales síntomas

Las principales molestias y síntomas del ojo seco son:

  • Ardor, sensación de picazón o enrojecimiento en el ojo.
  • Sensación de tener arena dentro del ojo.
  • Excesiva sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa.
  • En los casos más graves, pueden llegar a producirse cicatrices en la córnea (superficie frontal del ojo) y a afectar a la visión.

En este punto, podemos destacar que los síntomas del síndrome del ojo seco son muy variados y pueden tener una amplia progresión. Por esta razón, se habla de diferentes formas de sequedad ocular:

  • Leve
  • Moderada
  • Grave

Causas del Síndrome del Ojo Seco

El principal motivo del ojo seco, que suele aparecer en personas de edad avanzada, son los cambios hormonales, los cuales provocan que los ojos empiecen a producir menos lágrimas o a que la película lagrimal sea de una calidad inferior. Con el envejecimiento, se atrofian las células que generan la lágrima de forma constante y aquellas que determinan la composición de la película lagrimal, como las glándulas de Meibomio, que se ocupan de producir determinados lípidos que previenen la evaporación de la lágrima.

Otras causas del síndrome del ojo seco son:

  • Encontrarse en un ambiente seco o con excesivo viento.
  • Abuso del aire acondicionado.
  • Una exposición excesiva al sol.
  • Ser fumador (activo o pasivo).
  • También puede deberse al efecto colateral de un cirugía previa del ojo.
  • Algunas enfermedades sistémicas, como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso.
  • Por último, también puede ser considerada una de las causas de aparición del ojo seco el uso de lentes de contacto.

the fragment of woman's face with open eyes macro

Tratamiento

El tratamiento habitual para el síndrome del ojo seco son las lágrimas artificiales. Éstas pueden contener o no contener conservantes, siendo las primeras (con conservantes) las más convenientes y eficaces, salvo en personas muy sensibles o alérgicas. La mayoría de personas notan un gran alivio durante el tratamiento con lágrimas artificiales usando estas gotas de 2 a 4 veces al día. Otras opciones de tratamientos, especialmente para los casos en los que los síntomas y molestias son más leves, pasan por usar gafas de sol (que alivian síntomas como el picor o el enrojecimiento) o por cambiar determinados hábitos, como realizar una dieta adecuada, no exponerse a ambientes muy secos o muy climatizados y tomar ciertas medidas de higiene de los párpados.

Si el problema persiste o se agrava, pueden utilizarse otros tratamientos alternativos como refuerzo o sustituto de  las lágrimas artificiales:

  • Usar gafas que conserven la humedad en los ojos.
  • Tomar, siempre bajo prescripción médica, algunos tipos de medicamentos, como antiinflamatorios.
  • Si el paciente toma medicamentoso usa determinados colirios para la alergia intentar reducirlos, puesto que tienden a resecar más los ojos, empeorando los  síntomas del ojo seco.
  • También se pueden usar unos diminutos tapones especiales, que se colocan en los conductos de drenaje lagrimal, para ayudar a que la película lagrimal permanezca en la superficie del ojo durante más tiempo. Este tratamiento a través de drenajes también debe ser utilizado bajo prescripción médica.
  • Cirugía para el ojo seco mediante la oclusión de los puntos lagrimales. Se utiliza solo en situaciones  muy graves.

En los últimos años, además, se ha comenzado a emplear una alternativa de tratamiento que parece estar dando muy buenos resultados, especialmente cuando existe ojo seco severo. Se trata del suero autólogo, un método que se basa en la medicina regenerativa por el que se utilizan los propios recursos del cuerpo para reparar los tejidos dañados.

El suero autólogo es un colirio que se elabora a partir de la sangre del propio paciente. La sangre contiene una gran concentración de una serie de proteínas que se denominan factores de crecimiento que contribuyen a la regeneración de la superficie corneal, favorecen la viabilidad de las células del epitelio corneal y la desinflamación de la capa más superficial de los ojos. Los componentes, PH y concentración de este suero autólogo son prácticamente los mismos que los de las lágrimas.

¿Cómo prevenirlo?

La principal medida de prevención es mantenerse alejado de los ambientes secos y de los elementos que irriten los ojos, principalmente el humo del tabaco y el aire acondicionado. En invierno, es recomendable utilizar un humidificador.

Hábitos como parpadear más a menudo, descansar la vista periódicamente o limpiar con  regularidad las pestañas con compresas calientes se han mostrado eficaces para eliminar o aliviar el déficit de lágrima en los ojos.

Algunos especialistas sostienen que el origen de los síntomas del ojo seco se encuentra en el  hecho de dormir con los ojos ligeramente abiertos. Para solucionar este problema se pueden aplicar ungüentos lubricantes antes de dormir, que son muy eficaces. De cualquier modo, el uso de estos productos debe realizarse  siempre  en pequeñas cantidades, ya que pueden distorsionar la visión.

Si el origen del problema es que los párpados se encuentran en un posición anormal (entropión, ectropión…), posiblemente la solución ideal sea una pequeña cirugía para devolverlos a su ubicación correcta.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario