Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

Anisometropía: cuando cada ojo tiene un problema refractivo diferente

La anisometropía es un problema visual caracterizado porque cada uno de los ojos tiene un error o defecto refractivo diferente. En ocasiones, el problema consiste en que, aun teniendo el mismo problema visual, por ejemplo miopía, uno de los ojos tiene una diferencia muy grande de graduación o dioptrías con respecto al otro. También hay casos en los que cada ojo tiene un defecto refractivo distinto: por ejemplo, uno sufre de miopía y otro de hipermetropía o astigmatismo. El problema puede derivar también en ojo vago o ambliopía. En definitiva, se trata de una condición que puede llegar a afectar notablemente a la visión binocular de las personas, en especial en aquellas donde la diferencia de capacidad visual entre los dos ojos es importante.

New Call-to-action

Origen de la anisometropía y problemas asociados

Las anisometropía puede ser congénita o aparecer más adelante, en niños, jóvenes o adultos, como consecuencia de un  traumatismo o por una patología visual sobrevenida, como el desprendimiento de retina.

Cuando la capacidad visual de ambos ojos es parecida no suele haber problemas.Sin embargo, cuando las diferencias de visión entre los ojos son importantes, ya sea por cambios significativos en la graduación o porque un ojo tenga un defecto y el otro esté sano,  la visión binocular se puede ver afectada de muy diversas maneras, en ocasiones de forma grave:

  • El cerebro puede interpretar la imagen que le llega de un ojo y del otro de forma diferente, produciéndose distorsiones importantes.
  • También se puede producir un fenómeno conocido com aniseconía, condición visual anormal que se produce cuando existe una diferencia en el tamaño y la forma de las imágenes retinianas. Aparece cuando nuestro sistema visual trata de compensar las diferencias de graduación y puede producir afectaciones como visión doble (diplopía) o cansancio ocular.
  • También pueden darse problemas de desviación ocular (estrabismo).
  • Posiblemente la complicación más frecuente derivada de la anisometropía es la aparición de ojo vago (ambliopía). Esto ocurre cuando el cerebro elimina automáticamente la imagen de peor calidad.

Documento con un diagnóstico de anisometropía

Tratamiento de las anisometropías

El tratamiento de las anisometropías, tras la revisión y diagnóstico por parte del especialista, suele ser el uso de gafas o lentes de contacto con la graduación adecuada para cada ojo. 

En el caso del ojo vago, las gafas con la graduación correcta se complementan normalmente con el uso de parches sobre el ojo sano para obligar al otro a esforzarse y desarrollarse. También pueden usarse otras alternativas como:

  • Dilatación de la pupila del ojo no afectado con atropina.
  • Uso de filtros penalizadores sobre el cristal de la gafas (denominados filtros de Bangerter).
  • Ejercicios de terapia visual.

El ojo vago es bastante frecuente y, afortunadamente, tiene una altísimo porcentaje de recuperación total siempre que se trata a tiempo, lo ideal es hacerlo antes de los 7 u 8 años. El problema es que si no se detecta en la infancia, el problema puede prolongarse durante toda la vida adulta, disminuyendo y muchas veces imposibilitando las posibilidades de corrección. Un ejemplo más de la gran importancia de la detección precoz y las revisiones oftalmológicas con periodicidad anual. 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario