Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Blefaroplastia antes y después: descubre los cambios que se pueden lograr

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica enfocada en la corrección de los síntomas que el paso del tiempo produce en los párpados, tanto superiores como inferiores. El antes y después de una operación de blefaroplastia es muy notable en la gran mayoría de casos, puesto que se eliminan o se minimizan las bolsas debajo de los ojos y las arrugas y pliegues de la parte de arriba y de abajo de los ojos provocados por el exceso de piel.

New Call-to-action

Procedimiento de la blefaroplastia

Con la blefaroplastia se consigue eliminar la piel sobrante y restaurar la tensión normal del músculo y, si es necesario, extirpar las bolsas de grasa que se hayan podido formar debajo de los párpados. El objetivo de esta operación es recuperar la función del párpado que se ha ido perdiendo debido al envejecimiento.

Es una operación sencilla, que normalmente se realiza con anestesia local y sin necesidad de ingreso. Las molestias para el paciente son mínimas y la duración máxima es de una hora, en el caso de que se operen los cuatro párpados. De no ser así, el tiempo de intervención se reduce a una media hora.

Si es necesario eliminar las bolsas de grasa inferiores la intervención puede realizarse de dos modos distintos:

  1. Por vía externa. Se realiza un pequeño corte bajo las pestañas por el que se extraen la bolsas de grasa. Luego se cierra con una sutura muy fina que sirve también para tensar la piel.
  2. Por vía interna (transconjuntival). En este caso se hace una pequeña incisión en el interior del párpado, por el que se extrae la grasa a través de la mucosa interna sin necesidad de sutura.

En todos los casos los ojos quedan protegidos con apósitos estériles o unas lentes de contacto especiales que actúan de protección.

 

Imagen de mujer antes y después de una blefaroplastia

Beneficios de la blefaroplastia

La blefaroplastia, que es una de las operaciones más frecuentes en el ámbito de la oculoplastia, elimina o reduce las arrugas y bolsas de los ojos consiguiendo, en conjunto, eliminar las señales del paso del tiempo. Esta operación va más allá del ámbito estético, logrando mejoras en la calidad visual del paciente.

Vamos a entrar más en detalle en cada una de estas mejoras:

Elimina o mejora las bolsas de los ojos

Especialmente a partir de los 45 años, muchas personas comienzan a acumular piel y tejido debajo de los ojos, formándose unas bolsas que a veces son muy pronunciadas. Es lo que se conoce como “ojeras”.  

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico para eliminar estas bolsas o, al menos, reducirlas y hacerlas menos notables.

Mejora las arrugas

El exceso de piel y grasa crea arrugas y líneas finas alrededor de los ojos, especialmente en las esquinas exteriores y la zona inferior. La blefaroplastia sirve también para atenuar estas arrugas y líneas estrechas.

Mejora de la calidad visual

En algunas personas se produce una caída tan significativa del párpado superior (por exceso de piel y mal funcionamiento del músculo) que este llega a tapar parte de la visión. Para estos casos, la blefaroplastia es doblemente recomendable, ya que puede ampliar el campo de visión.

Aunque no existe una edad establecida para someterse a una intervención de los párpados, ya que muchas personas jóvenes también presentan problemas funcionales en los párpados, a partir de los 45 años es cuando esta condición se suele hacer más visible.

Resultados de la blefaroplastia

Los resultados de esta intervención suelen ser muy buenos y pueden apreciarse relativamente rápido, aunque dependen de que el paciente respete con precisión los cuidados postoperatorios que indicará el cirujano. Pueden ser, entre otros:

  • Dormir boca arriba para no alterar la zona.
  • Lavar con mucho cuidado el área donde se ha realizado la cirugía para evitar irritaciones y prevenir posibles infecciones. El paciente deberá realizarse las curas todos los días siguiendo las indicaciones del equipo médico que le atiende.
  • No maquillarse en las semanas siguientes a la operación.
  • No realizar grandes esfuerzos físicos en los primeros días tras la intervención.
  • Emplear los medicamentos (gotas o pastillas) fijados por el médico en la forma y según la pauta establecida por el médico.
  • En ocasiones, el oftalmólogo aconseja utilizar compresas frías o colocar hielo sobre los ojos para reducir la inflamación.
  • Evitar la exposición al sol al menos hasta un mes después de la operación para favorecer una buena cicatrización y beneficiar que baje la inflamación.

Generalmente, los resultados de la blefaroplastia suelen apreciarse una vez pasadas un par de semanas de la intervención. Será a partir de la sexta semana cuando el oftalmólogo podrá evaluar los resultados definitivos, aunque la evolución dependerá de las particularidades de cada paciente. Tras la intervención, lo más habitual es que el cirujano oftalmológico realice un seguimiento del paciente, comprobando que la recuperación avanza en la dirección adecuada. Además, el médico acordará con el paciente unos plazos a la hora de llevar una vida similar a la que realizaba antes de la intervención.

New Call-to-action

2 Comentarios

  1. 6 de febrero de 202022:51
    dijo:

    Hola buenas tardes hace unos años me operé con vosotros la miopía y ahora Me gustaría saber los precios de la blefaroplastia porque noto que los párpados han caído un poco

    Gracias

  2. 7 de febrero de 202000:11
    Clinica Baviera dijo:

    Hola Emmilia, buenas noches y muchas gracias por volver a contar con nosotros :) Para obtener más información sobre nuestros tratamientos de cirugía plástica ocular (como la blefaroplastia) puedes llamarnos a nuestro teléfono gratuito de atención al paciente 900 20 60 20. Un saludo y muchas gracias por tu interés.

Escribe un comentario