Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Cirugia Lasik: ¿por qué es la técnica de cirugía refractiva más utilizada?

En la actualidad, existen diferentes procedimientos quirúrgicos para corregir defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. De entre todas la opciones posibles, la más utilizada y recomendada por los oftalmólogos es la cirugía Lasik, básicamente por su gran seguridad, eficacia, sencillez y mínimas molestias y complicaciones para el paciente.

New Call-to-action

¿En que consiste la técnica Lasik?

Esta técnica se basa en la utilización de un láser de ultima generación, denominado Excímer, con el objeto de reesculpir la córnea. Para ello, el cirujano previamente levanta una capa muy fina del tejido corneal, luego se aplica el láser y se vuelve a colocar esta capa sin necesidad de aplicar puntos de sutura.

Principales ventajas de la técnica Lasik

  • Máxima seguridad. El láser Excímer dispone de un mecanismo de seguridad automático, denominado eye-tracker, que garantiza que los impactos se realizan únicamente en las zonas de la córnea que necesitan ser corregidas.
  • Gran eficacia y fiabilidad. Es una técnica que lleva practicándose varias décadas, por lo que los profesionales que la realizan han adquirido una gran experiencia, lo que sumado a las importantes mejoras tecnológicas, hacen que la inmensa mayoría de pacientes consigan una mejora visual plenamente satisfactoria.
  • Molestias mínimas para el paciente. Se trata de una cirugía ambulatoria, por lo que no requiere ingreso hospitalario, las molestias son muy pocas y en un par de días el paciente ya puede hacer una vida prácticamente normal.

Paciente vestida de blanco en quirófano

Complicaciones y limitaciones

Aunque, como hemos visto, la técnica Lasik es un procedimiento quirúrgico muy eficaz y seguro y por este motivo es, de largo, el tipo de cirugía mas utilizado por oftalmólogos de todo el mundo para solucionar problemas de refracción, no podemos olvidar que se trata de una operación.

New Call-to-action

¿Qué queremos decir con eso? Pues que existe la posibilidad de que se produzcan algunas complicaciones:

  • Como efecto secundario a la operación, se puede producir el síndrome del ojo seco, una alteración normalmente leve y transitoria que produce molestias como irritación, escozor o enrojecimiento.
  • En ocasiones puede ser necesario realizar algún retoque para arreglar algún pequeño defecto visual residual.
  • Aunque es muy infrecuente, pueden producirse inflamaciones o infecciones.

En cualquier caso, se trata de problemas leves y pasajeros en la mayor parte de los casos que pueden evitarse o minimizarse con las precauciones debidas y las medidas adecuadas.

La técnica Lasik está indicada para la mayoría de pacientes con defectos refractivos, excepto que se encuentren en alguna de estas situaciones:

  • Personas con más de 12 dioptrías de miopía y más de 6 para los casos de hipermetropía, aunque los valores exactos deberán ser determinados para cada paciente.
  • Tener alguna patología ocular grave además del problema refractivo como: cicatrices en la córnea, infecciones oculares recientes o ciertos trastornos autoinmunes.
  • Cuando el problemas refractivo aún no está estabilizado.

Para comprobar que el paciente cumple con los requisitos necesarios y, por lo tanto, es candidato para decir adiós a las gafas y lentillas gracias a un operación de cirugía refractiva mediante la técnica Lasik, el oftalmólogo realizará las pruebas necesarias (todas ella rápidas e indoloras) en una consulta previa.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario