Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿En qué consisten los anillos intracorneales?

Los anillos intracorneales, también llamados intraestromales, se emplean generalmente para el tratamiento del queratocono, pero también para solucionar casos de ectasias corneales.

El caso concreto del queratocono causa una visión distorsionada de las imágenes, tanto en uno solo de los ojos como en ambos. Por lo tanto, se puede llegar a presentar de forma asimétrica.

También, con el paso del tiempo, la córnea va perdiendo grosor y se deforma gradualmente hasta adquirir forma de cono. Esta circunstancia provoca astigmatismos que van agravándose y que difícilmente pueden ser corregidos con gafas o lentes de contacto.

Por lo tanto, las personas que presentan este problema necesitan una solución y es aquí donde los anillos intracorneales pueden resultarles de gran ayuda.

New Call-to-action

¿Para qué sirven los anillos intracorneales?

Los anillos intraestromales son unos segmentos semicirculares confeccionados en material acrílico cuyo espesor y longitud son variables. Lo cierto es que presentan una estructura transparente y muy delgada que impide que sean visibles a simple vista una vez que se implantan en la córnea.

El empleo de estos anillos evita los trasplantes de córnea a los que se pueden ver abocadas las personas que padecen queratocono.

También resuelve los problemas astigmáticos de aquellos pacientes a los que por sus características le resulta imposible emplear lentes de contacto.

Gracias a estos anillos intracorneales se consigue normalizar el estado de la córnea y transformar gran parte del astigmatismo irregular en astigmatismo regular o miopía. Por lo tanto, el paciente podrá mejorar su visión con el empleo de gafas e incluso tolerar las lentes de contacto cuyo uso, hasta el momento de la introducción de las lentes intracorneales, era imposible.

Ojo azul de mujer castaña con diagrama blanco

¿Cómo se implantan los anillos intracorneales?

La implantación de estos anillos requiere, en primer lugar, que el paciente se someta a una exploración preoperatoria. De esta manera, el cirujano podrá determinar qué tipos de anillos necesita el paciente, además de cuál es la zona ocular más adecuada para su fijación exacta.

De este modo, será precisa la realización de una topografía corneal y una pupilometría.

También se solicitarán exámenes generales de sangre y un electrocardiograma.

La cirugía se realiza con anestesia tópica (gotas para los ojos) y tiene una duración aproximada de 15 minutos. Además, no requiere ingreso hospitalario.

La intervención requiere practicar en la córnea un canal que permitirá al cirujano insertar los segmentos intracorneales. La rigidez del anillo consigue aplanar en parte la córnea.

Normalmente, al paciente se le recetan colirios de antibióticos y antiinflamatorios que deberá aplicarse durante los primeros días.

Debemos recalcar que, aunque no corrigen de forma completa el problema visual, sí que suelen mejorar de forma ostensible la visión del paciente.

Tras la intervención, el paciente suele incorporarse a su vida diaria en tan solo unos días. Sin embargo, la visión del ojo operado puede oscilar. De hecho, será preciso el transcurso tres a seis meses para que se estabilice y podamos ver cuál es la graduación definitiva.

New Call-to-action

2 Comentarios

  1. 15 de octubre de 201905:02
    dijo:

    Hola quisiera tener informes sobre los anillos intracraneales y costos gracias

  2. 15 de octubre de 201909:39
    Clinica Baviera dijo:

    Hola Fernando, buenos días. Puedes obtener más información sobre los anillos intracorneales en este enlace: https://www.clinicabaviera.com/anillos-intracorneales-intraestromales o en nuestro teléfono gratuito de atención al paciente 900 180 100. Un saludo y muchas gracias por tu interés.

Escribe un comentario