Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Infección del lagrimal y dolor: reconoce sus síntomas y opciones de tratamientos

La infección lagrimal o dacriocistitis es una inflamación del saco lagrimal como consecuencia de una infección del mismo por obstrucción de la vía lagrimal. El saco lagrimal es la zona superior del canal o vía lagrimal, que es la zona de unión de las fosas nasales donde se vierten las lágrimas secretadas a nivel del ojo. Dicho espacio tiene forma triangular y está ubicado en el ángulo interior del ojo, justo donde se unen los párpados superiores e inferiores.

La dacriocistitis suele afectar, especialmente, a los niños recién nacidos y las mujeres de un tramo de edad entre los 40 y los 50 años.

New Call-to-action

Causas, síntomas y signos de la infección lagrimal

Una obstrucción de la vía lagrimal es, en la mayor parte de los casos, la principal causa de la infección lagrimal. Dicha obstrucción se produce, por lo general, en el conducto que conecta el saco lagrimal con la cavidad nasal, produciéndose una acumulación anormal de lágrimas en dicha zona. Otras causas menos frecuentes son: pólipos, traumatismos nasales o hipertrofia del cornete inferior.

En cuanto a los síntomas de la dacriocistitis, estos son los principales:

  • Dolor y enrojecimiento en la parte interna del párpado inferior (sobre el saco lagrimal).
  • Hinchazón (edema) del saco lagrimal con acumulación del líquido.
  • Lagrimeo constante, lo que se conoce como epífora.
  • Secreción mucosa.
  • Blefaritis y otras anomalías del párpado.
  • Conjuntivitis.
  • En ocasiones se pueden llegar a dar episodios de fiebre.

Ojo de anciano con lágrima

Cómo sé si tengo una infección del lagrimal

Existen una serie de signos característicos de la infección lagrimal:

  • Aparición de un edema doloroso y eritematoso a nivel de la porción nasal del párpado inferior.
  • Si se hace presión del saco lagrimal es frecuente que se produzca una secreción mucoide o con pus.
  • También puede producirse una fístula a nivel del tendón cantal medial.
  • Si la infección se cronifica se pueden dar otros signos, como un quiste o mucocele en el saco lagrimal y, en un número muy pequeño de casos, derivar en una celulitis orbitaria o facial.

Tratamiento de la infección lagrimal: depende de si es aguda o crónica

La dacriocistitis es una infección de la vía lágrimal que puede ser de dos grandes tipos: aguda o crónica y cada uno de ellos, por sus diferentes características, requiere de un tratamiento distinto.

Tratamiento de la dacriocistitis aguda

Se trata de una infección bastante dolorosa que provoca, además, inflamación, edema y eritema, por lo que requiere de un tratamiento rápido y directo para paliar el dolor, que puede ser de dos tipos:

  • Un tratamiento de choque con antibióticos, antiinflamatorios y/o analgésicos.
  • Posibilidad  de realizar una pequeña intervención quirúrgica consistente en incisión y drenaje cuando ya se ha formado el absceso.

Tratamiento de la dacriocistitis crónica

En este caso los síntomas son más leves: lagrimeo continuo, secreciones, enrojecimiento… pero duraderos, por lo que se recomienda la aplicación de compresas calientes y, en ciertos casos tratamiento con antibióticos.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario