Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

¿Qué es la migraña oftálmica?

¿Qué es la migraña oftálmica?

La migraña oftálmica, conocida también como migraña ocular, es un tipo de cefalea o dolor de cabeza con dos características principales:

  1. Se localiza en un lado de la cabeza o alrededor del ojo.
  2. Puede ir precedida de unos síntomas previos relacionados directamente con la visión.

¿Cuáles son los síntomas previos de la migraña oftálmica?

Como hemos dicho, se trata de síntomas que provocan distorsiones en la visión y que, de forma genérica, se denominan aura. Aunque pueden variar de una persona a otra, estos son los principales:

  • Luces parpadeantes, centelleos o escotomas (puntos ciegos) que pueden aparecer en uno o ambos ojos.
  • Visión doble o diplopía.
  • Pérdida de visión transitoria de un ojo.
  • Hipersensibilidad a la luz.

Principales causas de la migraña oftálmica

No se conoce con exactitud la causa exacta de este tipo de dolor de cabeza y sus síntomas previos asociados, aunque sí se tienen detectados un conjunto de factores que favorecen su aparición:

  • Factores neurológicos producidos por: cambios hormonales, reacciones adversas a ciertos medicamentos, cambios climáticos, estrés, ansiedad, falta de alimentos, deshidratación, fatiga visual o falta de sueño.
  • Reducción transitoria del suministro de sangre al ojo como consecuencia de espasmos en los vasos sanguíneos de la retina.
  • Herencia genética.

Mujer con camisa violeta se frota las sienes

¿Es peligrosa la migraña ocular?

En general, se trata de una enfermedad cíclica y crónica pero benigna. Normalmente, la persona que la padece pasa largos periodos (meses e incluso años) sin sufrir ninguna crisis, aunque tarde o temprano tiende a reaparecer.

¿Tienen tratamiento?

Cuando es tan frecuente que merma la calidad de vida del individuo o sus episodios son de tanta intensidad que le impiden seguir con sus obligaciones laborales o académicas, el especialista médico puede recomendar fármacos específicos para aliviar sus síntomas:

  • Analgésicos.
  • Antiinflamatorios.
  • Triptanes.

Cuando las crisis de migrañas oculares son muy frecuentes (5 ó 6 veces al mes) puede ser necesario un tratamiento de carácter preventivo con fármacos más fuertes como: antidepresivos tricíclicos, inyecciones de toxina botulínica o medicamentos anticonvulsivos.

En cualquier caso, estos medicamentos no se recetan con el objetivo de curar la enfermedad, puesto que es crónica, sino de minimizar sus efectos y tratar de disminuir su frecuencia e intensidad.

¿Es posible evitar este tipo de cefaleas?

Al desconocerse la causa exacta del problema, es imposible dar con la fórmula que evite, de forma definitiva, dejar de sufrir para siempre estas jaquecas. Pero sí existen una serie de factores de prevención que nos pueden ayudar a espaciar temporalmente los episodios y hacerlos más llevaderos y menos intensos:

  • Reducir el consumo de alimentos y bebidas excitantes: café, refrescos con cafeína, chocolate, alcohol, condimentos picantes, etc.
  • Gestionar adecuadamente el estrés y la ansiedad.
  • Evitar las situaciones de fatiga visual, tratando de no forzar la vista, con un uso más racional de las pantallas electrónicas y estableciendo periodos de descanso.
  • Dormir las horas necesarias y con calidad.
  • Alimentarse correctamente, sin saltarse comidas.
  • Beber muchos líquidos, puesto que una breve deshidratación ya puede dar lugar a jaquecas o migrañas.

Cuando la crisis ya se ha producido, la mejor forma de afrontarla es tranquilizarnos y esperar pacientemente a que se nos pase, a ser posible en una habitación lo más silenciosa posible y con nada o muy poca luz.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario