Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Causas más comunes del lagrimal inflamado

Existen diversas causas que se asocian al lagrimal inflamado. En la mayoría de los casos, la causa general es una posible obstrucción de las vías lagrimales (lo que, a su vez, puede tener distintos orígenes). De hecho, si el lagrimal inflamado no se trata correctamente, puede terminar derivando en un quiste en el saco lagrimal, lo que se conoce como mucocele.

Además, si el lagrimal está inflamado con bastante frecuencia, es probable que estemos ante una infección del saco lagrimal, también denominada dacriocistitis.

New Call-to-action

Causas del lagrimal inflamado

El lagrimal nasal puede estar inflamado como consecuencia de una obstrucción del conducto nasolagrimal. En estos casos, las lágrimas, en vez de drenarse hacia la parte posterior de la nariz, acaban acumulánose y cayendo por las mejillas.

Dicha obstrucción puede deberse a múltiples causas, aunque en ocasiones no es posible determinar el motivo en concreto. Las más habituales son las siguientes:

  • Traumatismos
  • Desviación del tabique nasal
  • Rinitis
  • Pólipos nasales
  • Dacriostenosis congénita residual
  • Hipertrofia del cornete inferior

Dacriocistitis o lagrimal inflamado de forma crónica

En aquellos casos en los que el lagrimal permanece inflamado con demasiada frecuencia, cabe valorar la posibilidad de que estemos ante un caso de dacriocistitis. Es decir, una inflamación de la glándula que produce las lágrimas. 

Además, también hay que tener en cuenta que, más allá de la propia inflamación de dicha glándula, esta complicación suele ir acompañada de síntomas como dolor en la zona afectada, fiebre, blefaritis (inflamación de los párpados), eritema en el área del saco lagrimal, conjuntivitis, y un exceso de lágrimas o secreción en la zona de los ojos.

Cuando se habla de un lagrimal inflamado que ha pasado a convertirse en dacriocistitis, lo más habitual es que la causa que se encuentre detrás de este problema tenga un origen infeccioso, ya sea viral o bacteriano. En estos casos, suele ser bastante común que estemos ante enfermedades como pueden ser las paperas, el virus Epstein-Barr, o una infección por estafilococo o gonococo.

Dependiendo de la forma en la que se manifieste la dacriocistitis, podemos encontrarnos ante los siguientes tipos de dacriocistitis: 

  • Dacriocistitis aguda: La dacriocistitis, cuando es aguda, puede llegar a ser bastante molesta y dolorosa, por lo que conviene que la tratemos de forma inmediata para evitar que se agrave. Además, cursa de forma muy rápida.
  • Dacriocistitis crónica: Puede llegar a confundirse con la conjuntivitis, pues también produce un lagrimeo constante.
  • Dacriocistitis del recién nacido: Existe un estrechamiento congénito del conducto nasolacrimal, pero es un fenómeno raro que solo afecta al 1% de los bebés.

Ojo inflamado de mujer inflamado de perfil

Posibles tratamientos

En cuanto al tratamiento, la dacriocistitis en su versión aguda requiere un intervención inmediata. En estos casos, es necesario acudir al médico de urgencias para que pueda valorar la situación y realizar una intervención que permita desobstruir el lagrimal y limpiar toda la zona afectada. En el caso de que se haya formado un absceso, será necesario realizar una incisión y drenar la zona.

En otros casos, cuando el lagrimal inflamado no ha llegado a evolucionar hasta convertirse en dacriocistitis, suele ser recomendable la aplicación de compresas calientes que se deben ir cambiando con cierta frecuencia. Esto se debe a que la aplicación de calor moderado en la zona suele ayudar a facilitar el drenaje del lagrimal obstruido y, en consecuencia, a desinflamarlo. 

En cualquier caso, el tratamiento para un lagrimal inflamado por causas infecciosas pasará por la administración de medicamentos adecuados a cada tipo de infección. Estos medicamentos solo podrá prescribirlos un médico, por lo que es importante acudir a una consulta de oftalmología ante el menor indicio de que se esté ante un posible lagrimal inflamado u obstruido. 

Por otro lado, conviene tener presente que aproximadamente el 50% de los episodios de dacriocistitis aguda acaban convirtiéndose en una obstrucción crónica del conducto nasolagrimal. En estos casos, es imprescindible intervenir para solucionar este problema cuanto antes, ya que posponer la intervención solo conllevará el empeoramiento del cuadro clínico.

Fuente:

MSD Manuals – Dacriocistitis

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario