Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Migraña en niños: una señal de alarma de un posible déficit visual

La migraña en niños es bastante habitual y los posibles motivos de su aparición son varios: desde factores emocionales, como el estrés provocado por problemas escolares o familiares, a la acción de algunos alimentos, como el chocolate. Otros posibles desencadenantes del dolor de cabeza en niños son los traumatismos, el ejercicio físico intenso, la falta de sueño o pasar demasiadas horas delante del ordenador o las pantallas electrónicas de consolas, tablets y móviles. En estos casos, los episodios dolorosos suelen ser pasajeros y tienden a desaparecer cuando el niño descansa o deja de realizar la actividad que los provoca.

Existe otro motivo que muchas veces es causa de jaquecas habituales y recurrentes en niños: los defectos de visión desconocidos y por tanto no tratados o mal corregidos.

New Call-to-action

Los defectos refractivos como causa de migraña infantil

La miopía y el astigmatismo son dos defectos refractivos que pueden provocar dolor de cabeza entre los más pequeños cuando aún no han sido detectados y, consecuentemente, no están corregidos. En estos casos, los niños fuerzan la vista y tensan los músculos de alrededor de los ojos, lo que puede ser causa de migraña.

Niña con camiseta rosa y dolor de cabeza

También puede suceder que el problema refractivo ya haya sido detectado, pero el niño o niña use gafas correctoras desactualizadas, sin la graduación correcta. No es inusual que ocurra esto, ya que el número de dioptrías suele ir progresivamente en aumento en los niños y adolescentes, y en poco tiempo pueden necesitar unos cristales correctores distintos. Por eso es tan importante acudir al óptico u oftalmólogo con regularidad.

Mucha atención a la hipermetropía

Por ser el defecto refractivo que más fácilmente puede pasar desapercibido, la hipermetropía es el problema visual que mayor número de migrañas infantiles o en la adolescencia provoca. Es normal que esto ocurra porque, muy especialmente los niños, tienen la capacidad de superar la mala visión, sobre todo de cerca, provocada por la hipermetropía forzando automáticamente el enfoque del cristalino. 

Es una acción que realizan muchas veces de manera involuntaria, pero que les somete a un sobreesfuerzo constante de los músculos de alrededor del ojo. De esta  forma, evitan tener que usar gafas y lentillas, pero a cambio es muy posible que sufran de dolor de cabeza o alrededor de los ojos.

Cuándo es necesario acudir al médico 

Aunque los dolores de cabeza rara vez son síntomas de una enfermedad grave, y menos aún  en niños, es conveniente acudir al médico urgentemente en los siguientes casos:

  • Si el dolor de cabeza va acompañado de otros síntomas: alteración de la conciencia, convulsiones, fiebre, vómitos o rigidez de nuca.
  • Si el dolor es muy intenso o está muy localizado en un solo punto.
  • Si los episodios de dolor no desaparecen al cabo de un tiempo o son muy frecuentes.
  • Si el dolor se agrava al toser o estornudar.

Y, sobre todo, ante cualquier síntoma que nos haga sospechar que el niño necesita gafas o hay que cambiarles los cristales, debemos acudir cuanto antes a que la hagan un examen visual, preferiblemente un oftalmólogo pediátrico. De esta forma, evitaremos agravar el problema o que el niño sufra un retraso en su rendimiento escolar por no ver bien la pizarra o cansarse excesivamente al leer o escribir.

Fuentes:

Academia Americana de Pediatría: Healthy Children – Las migrañas en los niños

Elsevier – Cefaleas y migrañas infantiles 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario