Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Cuáles son los remedios y tratamientos más efectivos para ojos secos

Los ojos secos son una dolencia que aparece cuando un paciente no produce una suficiente lubricación de la superficie ocular por alguna deficiencia en la producción de lágrimas. Es posible que la cantidad de lágrimas sea insuficiente o que estas sean de mala calidad.

El ojo seco es uno de los motivos más frecuentes de consulta con el oftalmólogo. Se calcula que más del 60% de la población mayor de 45 años sufre este trastorno, lo que podría llegar a suponer alrededor de unos 5 millones de personas en España.

New Call-to-action

Cuáles son las causas del ojo seco

No existe una sola causa concreta que produzca el síndrome del ojo seco y, la mayoría de las veces, se debe a una suma de factores que derivan en sequedad ocular.

La película lagrimal normal está formada por tres componentes y cada uno de ellos tiene una función:

  • Un componente oleoso (lipídico) – Ayuda a evitar que la lágrima se evapore demasiado rápido y aumenta la lubricación. Está producido por las glándulas meibomianas de los párpados.
  • Un componente de agua (acuoso) – Ayuda, sobre todo, a mantener hidratada la superficie ocular. Está producido por las glándulas lagrimales.
  • Un componente mucoso (mucina) – Ayuda a fijar y propagar las lágrimas por la superficie del ojo. Está producido por las células calciformes de la conjuntiva (tejido que cubre la parte blanca del ojo).

Cualquier problema que afecte a la producción o a la calidad de uno o varios de estos componentes , puede provocar ojo seco.

Entre estos múltiples factores que pueden provocar el síndrome del ojo seco se encuentran:

  • La edad. El síndrome del ojo seco es más frecuente a partir de los 50 años.
  • Los cambios hormonales. Por ejemplo, el ojo seco es muy habitual en las mujeres durante la menopausia. Esta patología ocular podría llegar a afectar a hasta el 80% de las mujeres mayores de 60 años.
  • El tabaquismo o, incluso, ser fumador pasivo.
  • Una mala alimentación.
  • Vivir en un lugar con clima seco o con mucho viento. También se ha relacionado el ojo seco con los altos niveles de contaminación de algunas ciudades.
  • Permanecer en estancias con aire acondicionado o calefacción por aire.
  • Exposición excesiva a la luz del sol.
  • Uso excesivo de dispositivos electrónicos. Mientras nos encontramos frente a las pantallas tendemos a parpadear menos veces y de forma menos profunda, lo que lleva a una mayor evaporación de la lágrima.
  • Uso de lentes de contacto.
  • Algunas enfermedades como la diabetes, la artritis reumatoide, el lupus, el síndrome de Sjögren o trastornos de la glándula tiroides, entre otras.
  • Alteraciones en la piel, como el acné o la rosácea.
  • Trastornos alérgicos.
  • Traumatismos oculares.
  • Blefaritis.
  • Entropión y ectropión, además de otros problemas de los párpados.
  • Algunas cirugías oculares.
  • Toma de ciertos medicamentos sistémicos crónicos: antidepresivos, antihistamínicos, pastillas anticonceptivas o medicamentos para controlar la presión arterial, entre otros.

Consecuencias y síntomas del ojo seco

Las consecuencias del ojo seco no suelen ir más allá de molestias oculares de carácter leve: enrojecimiento de los ojos, lagrimeo, escozor o ardor, sensación de arenilla o cuerpo extraño, fatiga visual, sensibilidad a la lu (fotofobia) o pesadez de los párpados. No obstante, existen casos de sequedad ocular severa que pueden derivar en problemas visuales graves como: queratitis, cicatrices o úlceras corneales y, en los casos más extremos, incluso pérdidas de visión permanentes en diversos grados. Todas estas consecuencias afectan notablemente a la calidad de vida del paciente con ojo seco.

Factores preventivos

Los problemas en la producción de lágrimas y, por lo tanto, de la aparición de la sequedad ocular, pueden reducirse mediante medidas preventivas como:

  • Rebajar la sequedad del ambiente en el que nos encontramos habitualmente con un humidificador.
  • Eliminación o limitación en el uso de lentes de contacto.
  • Dejar de fumar o evitar los ambientes en los que haya humo.
  • Mantener una dieta rica en Omega 3.
  • Tratar de parpadear voluntariamente y de forma frecuente cuando estamos trabajando frente al ordenador.
  • Eliminar todos los restos de maquillaje de los párpados y pestañas al finalizar el día.
  • Uso de gafas de sol homologadas. Es preferible que estas gafas sean bastante envolventes para proteger los ojos del viento, del polvo y de otros agentes irritantes que puedan causar o empeorar los síntomas del ojo seco. Si las gafas son grandes y envolventes también pueden evitar la evaporación de la lágrima.

Diagnóstico del ojo seco

Como hemos comentado, el ojo seco es una enfermedad multifactorial, crónica y a veces asintomática, por lo tanto es una patología difícil de diagnosticar.

Algunas de las pruebas que se emplean para el diagnóstico del ojo seco son:

  1. Análisis de la historia clínica del paciente.
  2. Exploración de la superficie ocular y medición de la agudeza visual.
  3. Cuestionarios para cuantificar la gravedad del problema y la respuesta al tratamiento.
  4. Pruebas no invasivas:
  • Test de Schimer. Determina la cantidad de lágrima producida por el ojo a través de la colocación de unas tiras de papel dentro del párpado inferior.
  • Medida de la osmoridad de la lágrima (concentración de la lágrima).
  • Medición del tiempo de ruptura de la película lagrimal (TRL).
  • Otros estudios de la bioquímica de la lágrima.

Nuevos tratamientos para el ojo seco

Colirios biocompatibles

Recientemente se han desarrollado y perfeccionado las denominadas terapias regenerativas, consistentes en el uso de un suero autólogo o colirio biocompatible creado a partir de proteínas de la sangre del propio paciente. Estas son sus principales ventajas:

  1. Está especialmente indicado para el tratamiento del ojo seco severo.
  2. Utiliza recursos del propio cuerpo de la persona afectada, por lo que se reduce el riesgo de rechazo.
  3. Al utilizarse un colirio similar a la propia lágrima del paciente, se minimiza el problema de sufrir efectos secundarios como: inflamación, dolor ocular o distintos tipos de alergias a los medicamentos.
  4. Al tratarse de un suero autólogo de última generación se consiguen mejorar notablemente los resultados logrados hasta ahora con colirios similares.
  5. Este tratamiento favorece el crecimiento y la regeneración celular.
  6. Se trata de un colirio para ojos secos que no contiene leucocitos, que, en muchas ocasiones, son los responsables de las inflamaciones oculares.
  7. Sin embargo, sí contiene plasma del propio paciente, lo que favorece la coagulación y la reparación de los vasos sanguíneos dañados.
  8. Aplicados sobre la córnea, esta nueva generación de colirios regenera los tejidos y facilita el tránsito y proliferación celular de las zonas lesionadas, favoreciendo así su curación.

Mujer echándose un colirio en los ojos

Nuevos medicamentos

También se están comercializando nuevos productos farmacéuticos que se han mostrado muy efectivos para el tratamiento del ojo seco severo.

Algunos de estos nuevos medicamentos son:

  • Ciclosporina. Se trata de un efectivo inmunomodulador que tiene también acción antiinflamatoria. Otros de sus beneficios son los siguientes: reduce los marcadores de superficie celular de los linfocitos activados, frena la destrucción celular y reduce las citoquinas proinflamatorias.
  • Lifitegrast. Es otro medicamento antiinflamatorio que presenta una importante novedad con respecto a los anteriores: es capaz de actuar sobre las células ya activadas, al contrario de la ciclosporina y otros fármacos que únicamente son eficaces con las de nueva formación.

Lipiflow

El Lipiflow es un tratatamiento médico automatizado que consiste en la aplicación localizada de calor y presión terapéutica bajo anestesia tópica (gotas) en los cuatro párpados (superiores e inferiores). El objetivo de este procedimiento clínico es el de mejorar el drenaje de las glándulas de Meibomio que producen el componente oleoso o lipídico de la película lagrimal.

El tratamiento Lipiflow tiene una duración aproximada de 12 minutos en cada ojo.

Además de usarse para tratar el ojo seco, su utilización es cada vez más común en los pacientes con blefaritis.

¿El ojo seco es una dolencia peligrosa?

Aunque el ojo seco es una dolencia ciertamente molesta, la mayoría de las veces desaparece casi espontáneamente o con un tratamiento sencillo (colirios, uso de toallitas limpiadoras para una correcta higiene de los párpados o lágrimas artificiales con o sin conservantes). Solamente en casos muy extremos, esta dolencia puede resultar peligrosa, pero únicamente si no se trata a tiempo, ya que incluso en los casos más severos es fácilmente controlable con los medicamentos adecuados o, incluso, con el uso de tapones lagrimales o cirugía.

Por esta razón, resulta especialmente importante acudir al especialista en cuanto notemos los primeros síntomas, para que sea él el que nos recomiende el tratamiento más adecuado, valorando la posibilidad de aplicar estos nuevos procedimientos como remedio para los ojos secos que hemos comentado.

New Call-to-action

Fuentes:

Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología – Suero autólogo en el tratamiento del síndrome del ojo seco. Aspectos tecnológicos

Universidad de Valladolid – Tratamiento terapéutico térmico en el Síndrome de Ojo Seco

Sociedad Española de Oftalmología – Ojo seco

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario