Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Nervio óptico dañado: sus consecuencias

5/5 - (1 voto)

El nervio óptico es la zona sensorial más extensa del sistema nervioso central, cuya función es absolutamente fundamental en el proceso de visión, puesto que se encarga de transportar las imágenes desde la retina, una vez han sido transformadas en impulsos nerviosos, hasta el cerebro, donde serán procesadas. Por este motivo, un nervio óptico dañado puede tener unas consecuencias fatales para la vista, provocando pérdidas irreparables de la visión, que pueden ser parciales o, en los casos más graves, hasta totales.

Desde un punto de vista estructural o anatómico, se considera nervio óptico al segundo de los doce pares craneales, también conocidos como nervios craneales, que son los encargados de comunicar el encéfalo con las distintas zonas periféricas: cabello, cuero, tórax y abdomen.

¿Cómo puede dañarse el nervio óptico?

Existen diferentes circunstancias que pueden provocar daños en el nervio óptico, siendo los principales:

  • Lesiones provocadas por traumatismos.
  • Aumento de la presión intraocular (PIO) por patologías como el glaucoma.
  • Neuropatías (enfermedades que alteran el normal funcionamiento del sistema nervioso). Pueden ser de carácter inflamatorio, neuritis óptica y otros tipos como neuropatías: isquémicas, comprensivas, tóxicas, atrofias, etc.

New Call-to-action

Resultado OCT

Traumatismos oculares

Los traumatismos oculares son golpes y accidentes oculares que, en la mayor parte de los casos, están ocasionados por: accidentes laborales, de tráfico o domésticos, agresiones o contusiones durante la práctica de algún deporte o ejercicio físico…

Los traumatismos oculares se clasifican en dos grandes tipos: cerrados, que son los causados por un golpe o contusión y abiertos, provocados por la acción de un objeto perforante y, en algunos casos, debido al contacto del ojo con algún producto químico.

Tanto los traumatismos abiertos como los cerrados pueden provocar daños en el nervio óptico, además de otras patologías como: cataratas, glaucoma o desprendimiento de retina.  En el caso de las perforaciones, existe un mayor riesgo de infección, lo que puede agravar estos problemas oculares

Glaucoma

Habitualmente, el glaucoma se produce por un problema de drenaje  del humor acuoso en el interior del ojo, lo que puede provocar una aumento anormal de la PIO y, en consecuencia, posibles daños en el nervio óptico.

Se trata de una enfermedad que debe controlarse y estabilizarse cuanto antes, siendo fundamental el factor preventivo mediante chequeos periódicos y frecuentes de la PIO, ya que en las primeras fases es una enfermedad que no suele dar síntomas. Los tratamientos pueden ser farmacológicos, quirúrgicos o una combinación de ambos.

Neuritis óptica

La neuritis óptica, uno de cuyos tipos es la  neuritis retrobulbar, es una de las enfermedades más comunes del nervio óptico, pudiendo deberse a diversas causas: patologías autoinmunes, enfermedades que provocan una desmielinización de las fibras nerviosas, infecciones por virus y bacterias, intoxicaciones y hasta déficit de vitamina B12. La principal característica de esta enfermedad es que provoca una inflamación del nervio óptico que puede llegar afectar gravemente a la visión.

Con independencia de la causa o enfermedad que lo provoque, el principal síntoma de un nervio óptico dañado es la disminución total o parcial del campo visual, que muchas veces es irreversible. De ahí la importancia de las visitas periódicas al oftalmólogo o especialista con el objeto de detectar y tratar el problema cuanto antes.

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.

New Call-to-action

Autor

  • Clínica Baviera es una institución médica especializada en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todo tipo de trastornos oftalmológicos. En nuestra red de clínicas, formada por más de 80 centros repartidos en cuatro países (España, Alemania, Austria e Italia), un equipo de más de 200 oftalmólogos ya ha realizado más de 1.000.000 tratamientos, lo que nos convierte en centro europeo de referencia en oftalmología.

1 Comentario

  1. 5 de noviembre de 201820:01
    dijo:

    Hace uno-dos años de mi operación de cataratas he implante de lentes multifocales. Mi oftalmologo detecta el incremento de presión intraocular. Me sugiere el incremento de gotas “LUMIGAN” Le comenté, que existe un metodo quirurgico, para solucionarlo, pero detecté que no es un tema del que quisiese hablar. ¿ Se trata de una intervención y cuanto me costaría el llevarla a cavo, en los dos ojos?.

Escribe un comentario