Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Párpado caído: causas más habituales

El párpado caído es un problema relativamente frecuente que generalmente se asocia al envejecimiento. Aunque puede prevenirse siguiendo una rutina de ejercicios adecuados, una vez se ha producido, la única solución realmente efectiva es la cirugía.

New Call-to-action

Principales causas que provocan la caída de los párpados

Básicamente existen tres causas principales que originan la caída de párpados o ptosis:

  • Por una cuestión genética o hereditaria.
  • Por la pérdida de firmeza y elasticidad del músculo palpebral, básicamente como consecuencia normal del envejecimiento.
  • Aunque es menos frecuente, la caída de los párpados puede deberse a un mal funcionamiento de los músculos de alrededor de los ojos.

Por lo general, lo párpados comienzan a caerse a partir de los 40 ó 50 años, empeorando progresivamente a medida que se van cumpliendo años. 

Ejercicios para prevenir los párpados caídos

La realización de ejercicios enfocados en tonificar los músculos de los párpados es un factor preventivo importante.    

Rutina de ejercicios para prevenir los párpados caídos

Te recomendamos que tomes nota de estos 5 tipos de sencillos ejercicios, que no te van a consumir más que unos pocos minutos al día, y a cambio te van a servir para fortalecer los músculos de alrededor los ojos, retrasando los efectos del paso del tiempo sobre los párpados.

  • Abre y cierra los ojos. Para ganar en efectividad los tienes que cerrar con fuerza y abrirlos poco a poco durante 5 segundos.
  • Presiona las cejas. Este ejercicio consiste en colocar los dedos índices sobre las cejas y hacer presión hacia abajo. Mientras tanto, tienes que intentar levantar las cejas haciendo toda la fuerza posible. Repite el ejercicio unas 15 veces.
  • Mueve los ojos en el sentido de las agujas del reloj. Para realizar este ejercicio tienes que sentarte manteniendo espalda y cuellos bien erguidos y hacer círculos con la mirada, siguiendo la dirección de la agujas del reloj y al contrario. Repetir unas 5 veces a cada lado.
  • Estira la piel hacia atrás. Tienes que colocar varios dedos de las manos en las dos sienes y estirar la piel hacia atrás, al mismo tiempo que abres y cierras los ojos repetidamente y con rapidez. Repite el ejercicio 10 veces.

Blefaroplastia: la única solución efectiva cuando el párpado ya está caído

Los ejercicios pueden ser beneficiosos para los párpados, pero hay que tener en cuenta que tienen únicamente una función preventiva, es decir, no van a regenerar y mejorar  una caída de párpados que ya se ha producido

En estos casos la única corrección efectiva es una intervención quirúrgica que se conoce con el nombre de blefaroplastia. Es una operación muy aconsejable, especialmente cuando la caída de los párpados superiores está provocando dificultades o pérdida de calidad de visión.

¿En qué consiste la operación de párpado caído?

Una operación de párpado caído se divide en las siguientes etapas:

  • En caso necesario, el equipo médico le administra al paciente un medicamento que le ayuda a relajarse de cara al procedimiento en sí mismo. De hecho, esta fase previa permite que incluso la inyección posterior de la anestesia resulte menos molesta. 
  • Acto seguido, se le inyecta al paciente un producto anestésico para evitar el dolor durante toda la operación. Esta anestesia habitualmente se aplica a nivel local en el párpado y la zona peripalpebral, lo que permite que toda la zona quede completamente anestesiada para que el paciente no sienta ningún dolor durante la cirugía.
  • La operación se inicia formalmente cuando el cirujano realiza pequeñas incisiones en los pliegues o dobleces de los párpados.
  • En la siguiente etapa, el especialista retira cuidadosamente la piel flácida y el tejido que haya sobrado tras las incisiones. Inmediatamente después, se procede a tensar los músculos del párpado que estaba caído.
  • Finalmente, la cirugía finaliza cerrando las incisiones y cosiendo los tejidos que se hayan abierto durante la operación.

Cirujano plástico reconociendo él párpado de una chica joven

El postoperatorio de párpado caído

El paciente puede volver a casa el mismo día de la operación. Una vez allí, debe poner en práctica los consejos que el médico le indicará después de someterse a la cirugía para facilitar la pronta recuperación y evitar cualquier posible contratiempo en dicha recuperación. En este sentido, el oftalmólogo puede proporcionar gotas para los ojos con el fin de disminuir el picor o la hinchazón que pueda presentarse durante los días posteriores, especialmente durante las 48 ó 72 horas siguientes, que serán las más importantes y también las que pueden resultar más molestas para el paciente. 

Después de ese plazo, el paciente puede recuperar su vida normal. No obstante, es fundamental que, durante el período de recuperación, el paciente evite actividades vigorosas o que requieran un esfuerzo marcado, tales como pueden ser practicar deporte, agacharse o levantar peso, entre otras. 

La recuperación total de la operación suele durar aproximadamente un mes y, durante este período, el paciente deberá acudir al médico para que realice las revisiones pertinentes. Por lo general, la primera de estas revisiones será una semana después de la operación, la siguiente pasados quince días, y la última pasado un mes después de esta última, aunque será siempre el médico quien estime cuándo corresponde en cada caso.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario