Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Test de astigmatismo, ¿son realmente eficaces?


Cuando hablamos de astigmatismo nos referimos a un problema visual que afecta principalmente a la córnea, que es la capa del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del mismo y que protege el iris y el cristalino.

Lo más normal es que si sufrimos de esta anomalía tengamos una visión borrosa, pues la córnea hace que la luz se enfoque de forma incorrecta en la retina.

Sin embargo, antes de avanzar es necesario dejar claro que el ojo no tiene una forma cien por cien regular; por el contrario, las personas casi siempre sufren algún grado de astigmatismo irregular aunque muchas veces sea tan mínimo que no llega a afectar a sus actividades cotidianas.

 

New Call-to-action

¿En qué consisten los test de astigmatismo?

El astigmatismo, ya sea simple, compuesto o mixto, se puede corregir usando gafas, lentillas o sometiéndonos a una operación de cirugía refractiva, aquella cuyo propósito es eliminar los defectos que provocan la visión borrosa o anómala.

Esta última opción es muy demandada entre las personas que sufren astigmatismo, pues evita el hecho, para muchos engorroso, de depender de las gafas o de las lentillas.

Sin embargo, esto ocurre en una etapa posterior del tratamiento, cuando las personas han sido diagnosticadas por el oftalmólogo. No es recomendable tomar medidas ni aplicar soluciones alternativas antes de un diagnóstico profesional.

¿Cómo hacer, entonces, para saber si sufrimos esta enfermedad visual? Al margen de los síntomas clásicos, entre los que se encuentran la visión borrosa, los problemas de adaptación a los cambios de visión, la dificultad para apreciar detalles minúsculos, los dolores de cabeza, los mareos, los ojos rojos o la fatiga visual, existen varios test de astigmatismo que pueden ayudarnos a detectarlo.

Eso sí, hay que dejar muy claro que aunque dichos test nos ayuden a hacernos una idea del nivel de gravedad del astigmatismo, ningún test podrá reemplazar el diagnóstico especializado de tu oftalmólogo de cabecera.

A continuación te presentamos dos de los test más comunes cuando se trata de detectar esta enfermedad. Toma nota y presta atención a cómo funcionan:

a) Test del círculo horario:

La figura ante la que nos ponemos delante bien podría ser un reloj sin números; es decir, es una especie de círculo con doce líneas de igual ancho y largo y que confluyen en un mismo punto, el centro del círculo.

La idea es que nos mantengamos a una distancia prudente de ella, cuanto más lejos mejor, y que nos tapemos un ojo con una mano y con el otro observemos atentamente la figura. Si alguna de las doce líneas del círculo nos parece más larga o más gruesa que las otras, esto sería un primer indicio de que tenemos astigmatismo. También puede darse el caso de que algunas líneas nos parezcan más borrosas que el resto o que las veamos dobles. Cuanto más acentuados estén estos defectos, mayor será el grado de astigmatismo.

Por el contrario, si vemos todas las líneas del mismo tamaño y grosor, tanto con un ojo como con el otro, será un indicio de que nuestra salud visual es buena.

Eso sí, ten en cuenta que las condiciones ambientales en las que realices el test de astigmatismo tendrán incidencia directa en los resultados. Tanto la luz como el ambiente en general deben ser diáfanos y sin interferencias externas, pues de lo contrario la información que arroje el test no gozará de la fiabilidad y confianza que buscamos al inicio.

b) Test de la cartulina negra:

El secreto de este test consiste en enrollar una cartulina negra hasta que adopte la forma de un telescopio, es decir, algo así como un cono alargado. El orificio más pequeño, que tendrá el mismo tamaño que la cabeza de un alfiler, será el que quede más cerca del ojo, mientras el más grande mirará hacia el otro lado.

La idea es que miremos por nuestro telescopio tanto por el ojo derecho como por el ojo izquierdo, y que enfoquemos objetivos puntuales. Si nos cuesta, haremos bien en consultar al oculista. Si, por el contrario, vemos nítidamente todas las cosas que nos hayamos propuesto, eso querrá decir que tenemos buena salud visual. Es un excelente ejercicio para determinar el grado de nuestras dioptrías.

Recuerda, además, que el astigmatismo suele estar asociado a otros problemas de la vista como la miopía y la hipermetropía, con lo cual también podemos recurrir a test específicos de estas enfermedades para determinar cuál es el grado de astigmatismo irregular que sufrimos y confirmarlo con una visita al especialista.

Oftalmólogo sujetando un optotipo

Astigmatismo: prueba orientativa y confirmación

Tal como hemos visto en otros post, existen muchos tipos de test visuales. Algunos de ellos tienen como objetivo conocer el defecto refractivo de cada paciente, es decir, el tipo de anomalía (miopía, hipermetropía o astigmatismo) que sufre y el grado de la misma para proceder, luego, al tratamiento correspondiente.

Otros, por el contrario, dejan de lado la capacidad visual y se ocupan sólo de analizar el estado del ojo (en concreto, la córnea), sobre todo si se está en la etapa preoperatoria y es necesario conocer las característica de cada paciente. Estas pruebas son los test del campo visual, la tonometría, la topografía corneal, el estudio del fondo del ojo y la exploración ocular general.

Los test de astigmatismo, al igual que aquellos que permiten detectar otros defectos visuales, los podemos encontrar por nuestra cuenta. Algunos circulan por Internet y es relativamente sencillo realizarlos: basta con seguir las instrucciones que nos indican en las páginas web o en las plataformas que los han publicado.

Sin embargo, debes tener claro que en ese caso se trata de test netamente orientativos, es decir, cuyos resultados no podrán tomarse como una opinión cualificada. Esto sólo sucederá cuando los confirmes con un especialista.

De hecho, antes de tomar cualquier decisión al respecto, muchas personas son de la opinión de no recurrir a test informales y esperar a que el oftalmólogo de cabecera sea quien realice dichas pruebas en una próxima consulta.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario