Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Astigmatismo: definición y síntomas

El astigmatismo es una de las afecciones de la vista más comunes en todo el mundo. La definición de astigmatismo sería un problema en la refracción de la luz que llega al ojo, lo que provoca que, la persona que lo sufre, vea borroso lo que tiene delante, tanto los objetos lejanos como los objetos cercanos. Se trata de un problema de visión muy habitual, que tiene diferentes tratamientos posibles según el grado y características del paciente en cuestión.

New Call-to-action

Definición de astigmatismo

La definición de astigmatismo exacta sería que se trata de un problema de la refracción que  causa visión borrosa tanto de cerca como de lejos. Se produce cuando la córnea (la capa del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del ojo y que protege el iris y el cristalino) tiene una forma irregular.

Esta forma irregular de la córnea hace que la luz se enfoque incorrectamente en la retina. En consecuencia, la imagen se enfoca en varios puntos diferentes, causando la visión borrosa. No obstante, hay que tener en cuenta que el ojo raramente tiene una forma completamente regular o esférica. Debido a esto, la mayoría de la población sufre en mayor o menor medida astigmatismo. Sin embargo, en los casos en los que el grado es muy bajo, estas personas pueden llevar a cabo una vida normal sin necesidad de un tratamiento específico para este problema. Mientras que aquellas que presentan un astigmatismo acusado necesitan usar gafas o lentes de contacto para corregirlo.

Por lo general, el astigmatismo aparece asociado a la miopía o la hipermetropía. Es decir, suele darse de forma conjunta con uno de estos dos problemas de la vista. De esta forma, se puede hablar de varios tipos de astigmatismo:

  • Astigmatismo simple: La definición de astigmatismo simple sería que se trata de un tipo de astigmatismo que se caracteriza porque el problema de refracción afecta solo a un único eje en el ojo.
  • Astigmatismo mixto: La definición del astigmatismo mixto sería similar a la del astigmatismo simple, pero, en este caso, se trata de un problema de refracción que afecta a varios ejes diferentes en el mismo ojo, uno delante de la retina y otro detrás. 
  • Astigmatismo compuesto: Finalmente, la definición de astigmatismo compuesto es la que se corresponde con un tipo de astigmatismo que se da en pacientes que, además de este problema de la vista, padecen también miopía (astigmatismo miópico) o hipermetropía (astigmatismo hipermetrópico). Se trata del más común de todos, ya que la mayoría de la población padece en mayor o menor grado alguno de estos dos problemas de la vista. Cuando esto sucede, el tratamiento corrector de la vista deberá estar adaptado para corregir todos los problemas de visión del paciente al mismo tiempo. Es decir, tanto el astigmatismo como la miopía o hipermetropía asociada en cada caso.

Mujer con chaqueta negra poniéndose unas gafas

Síntomas y detección

No existe una causa específica para el astigmatismo. Normalmente es hereditario, y está presente desde el nacimiento pudiendo variar a lo largo de la vida de la persona. Además, también puede aparecer o cambiar a causa de un traumatismo. 

Entre los signos y síntomas más comunes que pueden hacernos pensar que estamos ante un caso de astigmatismo caben destacar los siguientes:

  • Dolor de cabeza (especialmente en la parte frontal)
  • Dolor de ojos
  • Fatiga visual
  • Necesidad de entrecerrar los ojos para enfocar bien
  • Visión distorsionada o borrosa a cualquier distancia

Si se sufre alguno o varios de estos síntomas, lo más recomendable será acudir al oftalmólogo para que lleve a cabo una evaluación del paciente que permita identificar si realmente se padece o no astigmatismo.

¿Cómo se conoce el grado de astigmatismo de un paciente? 

Los oftalmólogos calculan la  graduación del astigmatismo con diferentes métodos. Uno de ellos es un test llamado retinoscopía, que consiste en proyectar un haz de luz que se mueve de manera vertical y horizontal en el ojo. El examinador observa el movimiento del reflejo de la retina y va situando lentes delante del ojo hasta que el movimiento del reflejo se neutraliza. 

Actualmente, este proceso ya no se realiza de manera manual, sino que se lleva a cabo mediante el uso de dispositivos que realizan la medición de forma automática, lo que se traduce en un diagnóstico mucho más concreto y acertado, puesto que se elimina la parte subjetiva propia de los test manuales tradicionales. 

Tratamientos posibles

Como se mencionó en la definición de astigmatismo, se trata de un problema de la vista causado por una refracción errónea de la luz sobre la retina. De este modo, los tratamientos posibles van a consistir en corregir esta desviación, lo que va a conseguir que la imagen que perciba el paciente sea nítida tanto de cerca como de lejos. 

El astigmatismo se puede corregir mediante diferentes tratamientos y, según el grado que se padezca y las preferencias del paciente, se podrá optar por uno u otro. A grandes rasgos, se pueden diferenciar dos tratamientos generales: el uso de lentes (gafas o lentillas) y la corrección mediante cirugía

  • Uso de lentes: El uso de lentes puede ser mediante gafas o lentes de contacto. En ambos casos, la graduación de la lente deberá ser la adecuada al grado de astigmatismo que presente el paciente. Además, en el caso de padecer astigmatismo compuesto (el que además va acompañado de miopía o hipermetropía), la graduación de la lente deberá ser la adecuada para corregir todos los problemas de vista del paciente al mismo tiempo. 
  • Cirugía: Por otro lado, este problema también se puede corregir mediante el uso de cirugía refractiva. De esta forma, el paciente prescindirá de tener que usar lentes de cualquier tipo para ver correctamente, lo que se puede llevar a cabo para corregir únicamente el astigmatismo o para corregir de forma conjunta este problema y la miopía o hipermetropía según sea el caso.

Cómo es una operación de astigmatismo

Aunque en todos los casos que se mencionan a continuación se está hablando de cirugía como tratamiento para corregir el astigmatismo, existen diferentes técnicas que se pueden llevar a cabo. La elección de una u otra dependerá de cada caso particular, por lo que será el médico quien determine qué tipo de cirugía es más adecuada para corregir el problema de vista en cada paciente.

  • La cirugía refractiva láser, especialmente la técnica Lasik, es la opción más extendida para operar errores refractivos y conseguir que la imagen se enfoque de manera nítida en la retina.
  • Las técnicas láser de superficie (también dentro de la cirugía refractiva láser) se utilizan también para corregir el astigmatismo en casos en los que no se recomienda usar la técnica Lasik.
  • Finalmente, la implantación de una lente intraocular tórica es una opción para corregir el astigmatismo para personas que no pueden ser intervenidas mediante técnicas láser.

Todas estas técnicas son seguras, indoloras y eficientes. En todos los casos, debe ser el oftalmólogo quien, según las características de cada paciente, determine cuál es la más adecuada a cada situación. Los tratamientos son personalizados y permiten corregir varios errores refractivos en una misma intervención.


¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario