Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Cuáles son los síntomas de una neuritis óptica?

Uno de los principales síntomas de la neuritis óptica es una reducción drástica (e incluso pérdida) de la visión en el ojo afectado. Podemos experimentar neuritis óptica en un ojo o en ambos. Por lo tanto, es factible hablar de neuritis ópticas bilaterales con pérdida de visión en ambos ojos.

En los niños es habitual que la neuritis afecte a ambos ojos. Por su parte, los adultos suelen experimentar la neuritis óptica en uno solo de ellos. La neuritis óptica es una inflamación del nervio óptico. Este último tiene como función transmitir las imágenes a través de impulsos nerviosos desde los ojos hasta el cerebro donde se interpretan.

New Call-to-action

Síntomas de la neuritis óptica

Aunque la pérdida brusca en la visión o la calidad de la misma es uno de los signos más característicos, podemos citar otros síntomas de la neuritis óptica:

  • Pérdida brusca y aguda de la visión en un ojo en el transcurso de pocas horas.
  • Cambios en la pupila.
  • Alteraciones en la percepción de los brillos y de la profundidad.
  • Incapacidad para distinguir los colores.
  • Dolor ocular, sobre todo al mover el ojo.

Causas

Aunque existen dispares causas, un caso de neuritis óptica hace sospechar a los facultativos de la presencia de una enfermedad como la esclerosis múltiple. De hecho, la neuritis óptica es uno de los primeros síntomas de esta dolencia y la que alerta a los médicos.

Imagen de ojo en pantalla de aparato en consulta de oculista

Sin embargo, hay otras enfermedades que pueden explicar un caso de neuritis óptica:

  • Parotiditis (paperas).
  • Diabetes.
  • Una oclusión vascular del nervio óptico.
  • Sarampión.
  • Gripe.
  • La ingesta de ciertos medicamentos, como la quinina o algunas clases de antibióticos, también pueden ocasionar una neuritis óptica
  • Una enfermedad rara como la neuropatía óptica de Leber.
  • Infecciones bacterianas, como la enfermedad de Lyme o la sífilis.
  • Infecciones virales como el VIH, la hepatitis B y el herpes.
  • Intoxicación con sustancias como el metanol o el etambutol que suelen emplearse para la elaboración de alcohol ilegal.
  • Las personas con deficiencia de vitamina B12 pueden desarrollar neuritis óptica. Así, esta vitamina es crucial para el correcto funcionamiento del sistema nervioso central. Por ello debemos asegurarnos de ingerir alimentos como queso, huevo, pescado o mariscos. Todas ellos constituyen fuentes de alimentos que no se suelen incluir en las dietas veganas que deben apostar por la suplementación.

Asimismo, conviene saber que ciertas franjas de edad están más predispuestas a desarrollar neuritis óptica, pues ésta afecta con mayor frecuencia a adultos entre 20 y 40 años. También el sexo de la persona es importante pues las mujeres son más proclives que los hombres a padecer esta enfermedad.

Diagnóstico

Una de las primeras medidas es valorar la posibilidad de una enfermedad como la esclerosis múltiple. En este sentido, el protocolo marca la realización de una resonancia magnética cerebral a todo paciente con sospecha de neuritis óptica que servirá para evaluar el riesgo de que estemos ante una esclerosis múltiple.

Normalmente se opta por la aplicación de corticosteroides que acelerará el proceso de desinflamación. Pero es posible que en un plazo 2 ó  3 semanas la vista se recupere sin necesidad de tratamiento.

En cualquier caso, el pronóstico suele ser bueno y los síntomas de una neuritis óptica desaparecen, aunque es cierto que algunas personas seguirán padeciendo pequeñas alteraciones visuales.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario