Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Cómo se opera la miopía con láser?

La miopía es un defecto de la curvatura de la córnea o de la forma del ojo que provoca que las imágenes se formen delante de la retina en vez de sobre la misma, provocando que los objetos situados a distancias lejanas se vean desenfocados o borrosos.

Para solucionar este problema visual existen dos caminos: usar gafas o lentes de contacto  o someterse a una cirugía refractiva, en la mayoría de casos a través de alguna técnica láser.

Veamos ahora los dos métodos más utilizados para corregir la miopía con láser:  Lasik o las técnicas de superficie (PRK/Lasek).

Infografía de ojo

New Call-to-action

¿Cómo funciona la técnica Lasik?

Por ser muy segura y muy poco invasiva, la mayoría de operaciones de miopía se realizan con la técnica Lasik. El procedimiento, explicado de una manera sintética, es básicamente el siguiente:

  • El cirujano levanta (sin llegar a separarla del todo) una capa muy fina de tejido corneal, utilizando para ello un instrumento de precisión denominado microqueratomo. A dicha capa se la conoce como epitelio.
  • Con esta parte del tejido corneal plegada hacia atrás, la parte interna de la córnea queda al descubierto. De esta forma, ya puede ser modificada mediante la acción del láser.
  • A continuación, se aplica un láser de última generación, el láser Excímer, con el objetivo de corregir la curvatura deficiente de la córnea, eliminando así las dioptrías que están provocando el problema de refracción.
  • Finalmente, el cirujano vuelve a colocar el epitelio en su lugar original sin necesidad de tener que realizar puntos de sutura.

Procedimiento de las técnicas de superficie: PRK/Lasek

Cuando el escaso grosor de la córnea del paciente o alguna otra circunstancia no hace aconsejable el uso de la técnica Lasik, casi siempre se opta por las técnicas PRK/LASEK (técnicas de superficie), que consisten, básicamente, en lo siguiente:

  • El cirujano quita la delgada capa externa de la córnea.
  • Se procede a la aplicación del láser (normalmente Excímer) con el que también se corrige la curvatura de la córnea.
  • En el caso de la técnica Lasek, se coloca una lentilla protectora provisional que el paciente deberá llevar durante unos pocos días.

Diferencias y semejanzas entre las técnicas láser

Las diferencia fundamental es que en la técnica Lasik no se llega a producir la separación del epitelio (únicamente se pliega hacia atrás) mientras que en las técnicas de superficie (PRK o Lasek) sí que tiene lugar dicha separación.

El resto del proceso es muy semejante: acción del láser durante unos segundos, operación que en total no suele durar más de 10 minutos en ambos casos, no es necesaria la anestesia total del paciente (solo local mediante el uso de gotas), no requieren ingreso y la persona intervenida puede seguir el postoperatorio en casa a las pocas horas de la intervención.

Otra alternativa al láser, que se utiliza en pacientes con muchas dioptrías, con problemas adicionales en la córnea o con otros problemas visuales además de la miopía como la presbicia o vista cansada, es la implantación de una lente intraocular. Los resultados, en estos casos, suelen ser igualmente satisfactorios, las molestias son escasas y la recuperación del paciente suele ser muy rápida, similar a la que se produce en el caso de las intervenciones de miopía con láser.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario