Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué hago con mis lentillas si tengo alergia en primavera?

Durante la primavera abundan las alergias y ciertas personas también sufren sus consecuencias  en los ojos. Así, si llevas lentillas, con la alergia puedes experimentar ciertas molestias.

En concreto, la conjuntivitis alérgica se produce cuando la conjuntiva del ojo se inflama en presencia de un alérgeno como, por ejemplo, el polen o los ácaros.

Entre los meses de mayo y agosto es cuando existe mayor concentración de polen en el ambiente, que puede derivar en problemas alérgicos como congestión, picor nasal, estornudos frecuentes y picor de garganta, entre otros síntomas.

Tampoco los ojos escapan a las alergias, pues se manifiestan síntomas como lagrimeo, escozor y enrojecimiento.

New Call-to-action

¿Se pueden usar lentillas con la alergia?

Hasta hace un tiempo, los especialistas en oftalmología desaconsejaban a los usuarios de lentillas su uso durante esta temporada. No obstante, esta recomendación ha perdido vigencia ya que en la actualidad se disponen de materiales como lágrimas y humectantes con los que atenuar los síntomas de la alergia.También las lentillas se han perfeccionado.

Hombre joven echándose gotas en un ojo

Consejos para usar lentillas a pesar de la alergia

En definitiva, la presencia de la alergia no impide que usemos lentillas, pero sí que es conveniente que adoptemos ciertos hábitos para mitigar sus efectos:

  • Usar gafas de sol cuando estemos al aire libre, sobre todo en zonas con flora donde la concentración de polen puede ser aún mayor. De esta manera, las gafas actuarán como barrera ante los alérgenos.
  • Durante las horas de la tarde desciende el nivel de polen en el aire y es, por lo tanto, el momento más adecuado para ponernos lentillas.
  • Tampoco debemos frotarnos los ojos, pues con esta acción aumentamos el picor y el enrojecimiento.
  • Las lágrimas artificiales pueden aliviar los molestos síntomas de la alergia, dado que ayudan a eliminar los alérgenos que se puedan haber quedado adheridos al ojo o a la lentilla.
  • También resultan útiles las compresas de agua fría y los baños oculares
  • Si es posible, decántate por lentillas desechables de uso diario, pues así evitarás que en éstas se vaya acumulando los restos del polen que te pueden provocar alergia.
  • Trata de reducir las horas de uso de las lentillas.
  • Durante los trayectos en coche, sube las ventanillas, sobre todo cuando transites por zonas donde crecen las plantas o árboles a cuyo polen eres alérgico.
  • Cuando ventiles la casa, procura hacerlo al atardecer y cerrar durante la noche dado que de madrugada es cuando se concentra el mayor volumen de polen.
  • También es recomendable limpiar más a menudo las lentillas a fin de retirar cualquier residuo de polen. Asegúrate de que tus manos también están libres de polen con un lavado frecuente. Incluso una ducha antes de dormir puede ayudar a eliminar el polen que se haya quedado pegado a la piel o el pelo.
  • Existen humidificadores y aparatos de aire acondicionado con filtros específicos para el polen que contribuirán a mejorar los síntomas de una conjuntivitis alérgica.

Si a pesar de seguir a rajatabla estas recomendaciones, percibes que las molestias con las lentillas durante la alergia persisten o incluso que ésta se agrava, probablemente tendrás que dejar de usarlas hasta que remitan los síntomas. Si lo consideras conveniente, consulta a un oftalmólogo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario