Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Manchas azules en los ojos, ¿es una mala señal?

Manchas azules en los ojos, ¿es una mala señal?
3.6 (72.5%) Total: 8

¿Has tenido alguna vez manchas azules en los ojos? ¿Es un síntoma recurrente en ti y no sabes cómo tratarlo? En el siguiente post te contaremos todo lo que debes saber sobre este peculiar síntoma. ¡Acompáñanos!

New Call-to-action

 

La esclerótica y las manchas azules en los ojos

La esclerótica, también conocida como la parte blanca del ojo, es una fina membrana que se encuentra en la parte externa del globo ocular y que está cubierta por un tejido transparente llamado conjuntiva. Su función principal es proteger el interior del ojo.

La tonalidad del blanco de la esclerótica depende de la genética y de aspectos como la raza. No obstante, nadie mantiene plenamente el color de esta membrana con el que nace, pues existen factores ambientales como la contaminación o el efecto de productos tóxicos a los que nos exponemos y de enfermedades como la hepatitis que pueden llegar a modificar la pigmentación natural de esta membrana.

Sin embargo, nada de esto justifica la aparición de manchas azules en los ojos, el cual es un síntoma que requiere una exploración detallada y que por lo general manifiesta la aparición de un problema visual de mayor complejidad.

Cara en blanco y negro y ojo azul

¿Por qué aparecen manchas azules en los ojos?

Las manchas azules en los ojos forman parte de las lesiones pigmentarias que pueden afectar a la zona ocular. Las más conocidas son las pecas, los lunares, las manchas que se generan por el efecto de la luz solar y las manchas seniles.

La mayoría de estas lesiones son, al menos en principio, de tipo benigno: desaparecen al poco tiempo de haberse manifestado y no suponen riesgos para nuestra salud visual.

Sin embargo, tanto si son benignas como malignas, se producen cuando los grupos de melanocitos proliferan en la zona ocular o su número es mayor al habitual, algo que hace ver ciertas zonas más oscuras que las circundantes.

Muchas de las manchas azules en los ojos (o también las manchas negras o grises) se tienen desde que somos niños. Si no se detectan a tiempo es porque generalmente no crecen y se mantienen ocultas. Aunque casi nunca suponen un riesgo para la salud, es importante que les sigamos la pista y estemos atentos a una inversión de sus signos.

El caso más habitual es el de la escleromalacia, que se caracteriza porque la cobertura externa que da el color blanco al ojo permite ver la coloración del tejido que hay debajo.

Sólo en aquellos pacientes en que las manchas azules impidan ver con normalidad o avancen con rapidez, hasta el punto de ocupar gran parte de la esclerótica, este síntoma puede suponer un riesgo serio para una buena visión y requiere de una exploración a fondo a manos de nuestro oftalmólogo.

Enfermedades asociadas a las manchas azules en los ojos

Como hemos dicho, las manchas azules suelen ser de carácter benigno, pero también pueden ser síntoma de patologías importantes, que requieren seguimiento y tratamiento médico:

  • Ostogenesis imperfecta. Se trata de una enfermedad hereditaria que afecta al colágeno, provocando fragilidad en los huesos y sordera. También puede afectar a la piel, los dientes y las articulaciones. En la vista se manifiesta por el color azul de la esclerótica, pudiendo provocar también otras afecciones oculares como hipermetropía o cataratas.
  • Síndrome de Ehlers-Danlos. Es un síndrome que afecta también al colágeno, afectando a la piel, las articulaciones o los ojos en función del tipo de que se trate. El principal síntoma ocular son las manchas azules en la esclerótica, pero también se dan casos de patologías extrañas relacionadas con la vista como la micro córnea o el glaucoma secundario.
  • Homocistinuria. Esta enfermedad provoca, principalmente, alteraciones en el esqueleto, problemas cardiovasculares y, en lo que se refiere a los ojos, subluxación del cristalino y, en unos pocos casos, color azul de la esclerótica.
  • Síndrome de Marfán. Esta rara enfermedad está provocada por la mutación de un gen que provoca alteraciones en la formación de la elastina, lo que puede afectar a muchos órganos del cuerpo, entre ellos la vista. Las manchas de color azul son un síntoma característico de este síndrome, que también puede producir: patologías de la retina, estrabismo o glaucoma.

Manchas azules en los ojos: cuando el foco es el iris

El color del iris, como todos sabemos, se debe a la cantidad de melanina que cada uno de nosotros tiene en esta zona del aparato ocular. Las manchas azules en ella son raras, pero no por ello tienen que descartarse.

Recuerda que el iris no está exento de nevus o lesiones y que incluso se pueden gestar melanomas, un síntoma que requiere toda nuestra atención.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario