Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Manchas azules en los ojos, ¿es una mala señal?

3.2/5 - (13 votos)

¿Qué implican las manchas azules en los ojos? ¿Son un síntoma de algo que nos deba preocupar? ¿Se trata de algo que haya que tratar de la mano de un especialista? Resolvemos todas estas dudas en las siguientes líneas.

¿Qué relación existe entre la esclerótica y las manchas azules en los ojos?

La esclerótica, también conocida como la parte blanca del ojo, es una fina membrana que se encuentra en la parte externa del globo ocular y que está recubierta por un tejido transparente, la conjuntiva. Su función principal es la de proteger el interior del ojo.

El tono de blanco que adquiera la esclerótica depende, entre otras cosas, de cuestiones genéticas. No obstante, nadie mantiene el 100% del color de esta membrana con el que nace.

New Call-to-action

En este cambio de color de la esclerótica influyen factores ambientales como la contaminación, el efecto de los productos tóxicos a los que nos exponemos y enfermedades como la hepatitis, una de las causas de los ojos amarillos. Todo lo anterior puede llegar a modificar la pigmentación natural de esta membrana.

De todos modos, una cosa es que la esclerótica no mantenga el blanco original y otra muy distinta es que aparezcan esas manchas azules de las que hablamos. En estos casos, habrá que acudir a un especialista para que haga una exploración detallada, ya que puede darse el caso de que estas manchas sean un indicativo de que hay un problema visual de mayor complejidad.

Mujer con los ojos azules

¿Por qué aparecen manchas azules en los ojos?

Las manchas azules en los ojos son lesiones pigmentarias. Lo que pasa es que, en vez de aparecer en la piel como las pecas o los lunares, lo hacen en la zona ocular.

La mayoría de estas lesiones son, en principio, de tipo benigno. Esto quiere decir que desaparecen al poco tiempo de manifestarse y que no suponen riesgos para nuestra salud visual. Sin embargo, sean benignas o malignas, se producen cuando los grupos de melanocitos proliferan en la zona ocular o cuando su número es superior al habitual. Esto se percibe porque veremos ciertas zonas más oscuras que las circundantes.

En muchos casos, tanto las manchas azules como las manchas negras o grises aparecen desde la infancia del paciente. Si no se detectan a tiempo es porque generalmente no crecen y se mantienen ocultas. Como decimos, casi nunca entrañan riesgos para la salud. De todos modos, hay que prestarles atención y ver cómo evolucionan, en el caso de que lo hagan.

Uno de los casos más habituales es el de la escleromalacia, un problema asociado a la artritis reumatoide. En este caso, se percibe que la cobertura externa que da al ojo ese color blanco permite ver la coloración del tejido que hay debajo.

Si las manchas azules impiden ver con normalidad o avanzan con rapidez, llegando incluso a ocupar gran parte de la esclerótica, habrá que acudir a la consulta de un especialista. No podemos obviar que este síntoma puede dificultar la visión. Por eso, el oftalmólogo deberá hacer una exploración a fondo.

¿Qué enfermedades pueden estar asociadas a las manchas azules en los ojos?

Como decimos, las manchas azules suelen ser de carácter benigno. De todos modos, también pueden ser un síntoma de algunas patologías importantes. En estos casos, será vital hacer un seguimiento periódico y seguir un tratamiento médico determinado:

  • Osteogénesis imperfecta. Es una enfermedad hereditaria que afecta al colágeno, provocando fragilidad en los huesos y sordera. También puede afectar a la piel, a los dientes y a las articulaciones. En la vista se manifiesta por el color azul de la esclerótica. Puede provocar también otras afecciones oculares como hipermetropía o cataratas.
  • Síndrome de Ehlers-Danlos. Afecta también al colágeno y, en consecuencia, a la piel, las articulaciones o los ojos. En los ojos, el principal síntoma son las manchas azules en la esclerótica. También se dan casos de patologías extrañas relacionadas con la vista como la micro córnea o el glaucoma secundario.
  • Homocistinuria. Es una enfermedad que provoca, principalmente, alteraciones en el esqueleto y problemas cardiovasculares. En lo relativo a los ojos, se da una subluxación del cristalino y, en unos pocos casos, color azul de la esclerótica. Con un tratamiento dietético y la administración de piridoxina, gran parte de los pacientes pueden retrasar o prevenir las complicaciones de la enfermedad.
  • Síndrome de Marfan. Se trata de una enfermedad rara provocada por la mutación de un gen que provoca alteraciones en la formación de la elastina. Esto puede afectar a varios órganos del cuerpo, entre ellos los ojos. Las manchas de color azul son un síntoma característico de este síndrome. También puede producir: patologías de la retina, estrabismo o glaucoma.
  • Córnea quebradiza. En este caso, la presencia de esclerótica azul se debe al adelgazamiento escleral. También se puede dar un adelgazamiento de la córnea y posibles rupturas oculares espontáneas o traumas leves. A veces estas manchas azules aparecen en los ojos desde la infancia. Normalmente no suponen un riesgo para la salud, pero es importante vigilarlas.

¿Cuándo pueden aparecer manchas azules en el iris?

El color del iris se debe a la cantidad de melanina que cada persona tiene en esta zona del aparato ocular. Las manchas azules en esta parte del ojo son raras, pero no imposibles. El iris no está exento de nevus o lesiones. Incluso pueden aparecer melanomas, síntoma al que habrá que estar especialmente atentos.

Fuentes

Clínica Universitaria de Navarra – Escleromalacia

Wikipedia – Esclerótica

Clínica Mayo – Síndrome de Marfan

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.

 

New Call-to-action

Autor

  • Clínica Baviera es una institución médica especializada en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todo tipo de trastornos oftalmológicos. En nuestra red de clínicas, formada por más de 80 centros repartidos en cuatro países (España, Alemania, Austria e Italia), un equipo de más de 200 oftalmólogos ya ha realizado más de 1.000.000 tratamientos, lo que nos convierte en centro europeo de referencia en oftalmología.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario