¿Qué es Estrabismo y qué tratamiento tiene?

El estrabismo es una alteración de la visión binocular que se produce cuando existe una pérdida del paralelismo de los ojos, es decir, cuando un ojo dirige la mirada hacia un punto del espacio, el otro se desvía en una dirección diferente. Cuando una persona padece estrabismo puede sufrir una disminución de la percepción de profundidad y de la visión en tres dimensiones.

¿Cuáles son las principales causas del estrabismo?

  • La principal alteración visual que puede llegar a provocar el estrabismo en los niños es la ambliopía u ojo vago (también conocida como ojo perezoso).
    En este caso, hablamos de ambliopía estrábica, que se produce porque, al no existir una alineación correcta de los ojos (ya sea el estrabismo congénito o no), el ojo desviado no realiza la fijación sobre los objetos con la zona central de la retina (fóvea) y, por lo tanto, no desarrolla toda su potencia visual. De esta forma, cada uno de los ojos transmite una imagen diferente al cerebro, que acaba por ignorar aquella que tiene una calidad inferior.
    Si este defecto no se corrige durante la llamada época de plasticidad cerebral (hasta los 8 años de edad aproximadamente), la disminución de la agudeza visual en el ojo desviado será permanente e irreversible. El ojo vago es la causa más frecuente de pérdida visual unilateral en niños y jóvenes.
  • Por otro lado, hay que tener en cuenta que la genética también puede intervenir en la aparición del estrabismo. Este componente hereditario a veces se asocia a diversas causas como sufrimiento fetal, infecciones, tumores, traumatismos o factores emocionales.

En el caso del estrabismo en la edad adulta, puede deberse a:

  • Un estrabismo infantil u ojo vago no tratado o no corregido adecuadamente.
  • Traumatismos.
  • Accidentes vasculares.
  • Problemas neurológicos.
  • Enfermedades generales (diabetes, hipertiroidismo…).
  • Tumores oculares.
  • En ocasiones, la pérdida de paralelismo de los ojos a la que se denomina estrabismo puede deberse a la afectación de los músculos extraoculares como consecuencia de una cirugía de cataratas, una cirugía de desprendimiento de retina, una cirugía de párpados...

¿Cuáles son los síntomas del estrabismo?

El principal síntoma del estrabismo es la falta de alineamiento de un ojo o de los dos ojos.

Tipos de estrabismo

Otros factores asociados a la presencia del estrabismo son:

  • Entre un 30 y un 35% de los niños con estrabismo sufre la pérdida de la visión de un ojo.
  • Fatiga visual.
  • El paciente puede entrecerrar un ojo cuando se expone a la luz solar.
  • Puede inclinar la cabeza adoptando una posición anómala para usar los dos ojos (tortícolis ocular).
  • Si la persona afectada es un adulto, es habitual que se produzca visión doble (diplopía).
Cómo ve un paciente con estrabismo

¿Qué tipos de estrabismo existen?

Existen varios tipos de estrabismo y cada uno de ellos tiene sus propias características clínicas, edad de comienzo habitual pronóstico y tratamiento.

Los estrabismos se pueden clasificar:

En función de la dirección en la que se desplaza el ojo desviado

Estrabismos convergentes

Se producen cuando el ojo se desvía hacia dentro (hacia la nariz) y son los más comunes entre la población infantil.

Existen diferentes tipos de estrabismos convergentes:

  • Estrabismo acomodativo
    Tiene las siguientes características:
    • Aparece cuando el estrabismo convergente se asocia a la hipermetropía, generalmente alta. Cuando la imagen llega borrosa a nuestro cerebro debido a que padecemos hipermetropía, involuntariamente nuestro sistema nervioso envía la orden al sistema visual para que "acomode", es decir, para que enfoque los objetos cercanos que no vemos correctamente. Este reflejo de acomodación suele ir asociado a un reflejo de convergencia, es decir que cuando acomodamos solemos desviar los ojos mirando hacia la nariz. El estrabismo acomodativo se produce cuando este fenómeno se manifiesta de forma excesiva.
    • Su tratamiento más habitual es exclusivamente el uso de gafas, nunca la cirugía. La hipermetropía suele disminuir con la edad y, si en estos casos llega a desaparecer por completo, el niño podrá dejar de usar gafas.
    • En algunos casos, las gafas corrigen parte de la desviación, pero no toda. Es lo que se conoce como estrabismo parcialmente acomodativo.
  • Estrabismo infantil.
    Se suele manifestar hacia los 6 meses de edad. El paciente suele tener una ligera hipermetropía y antecedentes familiares oculares de este trastorno.
  • Estrabismo por deprivación sensorial.
    Se produce por algún motivo que impide que el ojo desviado vea bien (opacidades corneales, cataratas, cicatrices en la retina…)
  • Estrabismo por insuficiencia de divergencia.
    En este caso, no se produce un alineamiento en la visión lejana.
    En algunas ocasiones, el estrabismo convergente puede asociarse a un estrabismo vertical, es decir que el ojo o los ojos pueden desviarse hacia dentro y, a la vez, hacia arriba o hacia abajo.
    En general, este tipo de desviaciones verticales se clasifican en:
    • Hipertropía. El eje visual del ojo desviado es más alto que el del otro ojo. Puede ser congénita o adquirida y puede tener diferentes causas y consecuencias sobre la visión en función de la edad a la que aparezca (infancia o madurez).
    • Hipotropía. El eje visual del ojo desviado es más bajo que el del otro ojo.

Estrabismos divergentes

Se producen cuando el ojo se desvía hacia fuera. Son los menos frecuentes y suelen tener un inicio más tardío (hacia los 2 o 3 años), ya que tienden a permanecer latentes por la convergencia de la acomodación, que es muy elevada en los primeros años de vida.

Es habitual que los pacientes que padecen estrabismos divergentes, debido a su inicio tardío, ya tengan desarrollada la visión binocular por lo que esta clase de desviación no suele provocar ambliopía o esta no suele ser profunda. El estrabismo divergente tampoco es habitual que aparezca asociado a defectos de la refracción.

En función de las características que presenta la desviación

Estrabismos primarios

Cuando no existe una causa directa identificable que provoque el estrabismo.

Estrabismos secundarios

Están causados por una disminución considerable de la visión debido a la alteración de diferentes estructuras oculares o porque existe diferencia en la refracción entre un ojo y el contralateral.

Estrabismos especiales

Estos estrabismos están causados por limitaciones mecánicas o irregularidades en la inervación, como la miopatía tiroidea, el síndrome de Moëbius o el síndrome de Duane.

Estrabismos paralíticos

Están asociados a la lesión de una neurona motora o a que un músculo del ojo no puede contraerse.

Pueden producirse a cualquier edad y se reconocen por la debilidad de los músculos extrínsecos del ojo o por su falta de movimiento.

En función de su permanencia en el tiempo

Estrabismos intermitentes

Aparecen en situaciones determinadas de nerviosismo, enfermedad, cansancio o estrés. El grado de visión binocular del paciente puede ser normal.

Estrabismos constantes o continuos

Lo más común es que la causa que los provoca es que uno de los dos ojos no ve bien por algún motivo patológico:miopía alta,cataratas,ptosis o párpado caído...

En función de la preferencia o no por un ojo

Estrabismos alternantes

En estos casos no siempre se desvía el mismo ojo, sino que lo hace uno o el otro dependiendo de la distancia a la que se esté enfocando o de la situación.

Esto permite que ambos ojos se estimulen por separado y que el cerebro no siempre anule la imagen del mismo ojo.

Estrabismos monoculares o unilaterales

Se utiliza un solo ojo para fijar la visión y el otro permanece desviado de forma constante.

¿Cuál es el tratamiento del estrabismo?

El estrabismo tiene dos posibles consecuencias que deben ser tratadas por separado:

  • Una consecuencia visual. Debe ser tratada cuanto antes, a ser posible antes de que el paciente cumpla, aproximadamente, 8 años (fecha de fin del desarrollo de la visión).
  • Una consecuencia estética. Puede ser tratada en personas de todas las edades, incluidos los adultos. El problema estético puede ser corregido mediante cirugía para el estrabismo o mediante el uso de inyecciones de toxina botulínica.

¿Cómo es la primera consulta de estrabismo?

¿Tengo que ir acompañado?

Es aconsejable que el paciente acuda a la clínica acompañado o en transporte público, ya que una de las pruebas que el equipo médico puede necesitar para diagnosticar su problema consistirá en dilatarle la pupila y podrá ver borroso durante unas horas.

¿Qué me van a hacer al llegar a la clínica?

Al llegar a la clínica, el personal de Clínica Baviera le abrirá un historial médico con sus datos personales, sus antecedentes médicos y oftalmológicos y alguna información adicional necesaria para evaluar su situación. A continuación, le realizarán algunas pruebas médicas.

¿Qué pasos se siguen para el diagnóstico del estrabismo?

Para valorar si el paciente tiene o no estrabismo y qué tratamiento es el más adecuado para él, el equipo médico deberá realizarle diversas pruebas.

Además, se debe diagnosticar el tipo de estrabismo que padece el paciente o si es un nistagmus)

Estas pruebas son:

Medición de la agudeza visual y graduación de la vista para conocer las dioptrías que tiene el paciente y valorar su defecto visual.

Estudio completo de la visión binocular a través de pruebas que corroborarán la existencia o no de una patología de la motilidad ocular comprobando la coordinación de movimientos de ambos ojos.

Estudio del segmento posterior del ojo. Para analizar el fondo del ojo es necesario dilatar la pupila.

Todas estas pruebas diagnósticas realizadas por el equipo de Clínica Baviera, y alguna prueba adicional requerida por el médico, permitirán que oftalmólogos altamente cualificados analicen los datos, realicen el diagnóstico e indiquen la técnica más adecuada para tratar el defecto de la visión binocular.

El oftalmólogo explicará al paciente todos los detalles del tratamiento indicado o de la técnica quirúrgica, si esta es necesaria, y le resolverá las posibles dudas.

Nuestros oftalmólogos especialistas en estrabismo

Clínica Baviera cuenta con un excelente equipo de oftalmólogos especializados en la detección, tratamiento y rehabilitación del estrabismo en niños y del estrabismo en adultos y en los problemas oftalmológicos que se pueden derivar de esta patología a través de procedimientos médicos y quirúrgicos.

Este contenido ha sido elaborado por el Dr. Carlos Laria

Oftalmólogo especializado en Oftalmología Pediátrica y Estrabismo. Director de la Unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo de Clínica Baviera.

El Dr. Carlos Laria cuenta con una amplia experiencia asistencial, quirúrgica, docente e investigadora en el ámbito de las patologías oculares en niños y en el ámbito del estrabismo, tanto en niños como en adultos. Ha realizado más de 340 publicaciones y comunicaciones en congresos y seminarios nacionales e internacionales y es autor de 14 libros, manuales y capítulos de libros nacionales e internacionales.

Ver CV