Blefaroplastia u operación de párpados

¿Qué es la Blefaroplastia?

Operación de párpados, la solución

La blefaroplastia es la operación de párpados más común y, al igual que en otros tratamientos que se clasifican dentro de la cirugía plástica ocular u oculoplastia, el cirujano busca la mejora estética del paciente y, lo que es más importante, la recuperación de la función del ojo y de sus estructuras faciales anexas, cuyo funcionamiento se ha visto alterado por algunas de las patologías de las que se ocupa esta subespecialidad de la oftalmología o por el propio envejecimiento

Tipos de blefaroplastia

No existe un procedimiento estándar para todos los pacientes, sino que el especialista en cirugía plástica ocular deberá aconsejar a cada persona sobre el procedimiento más adecuado para su caso en función de sus características físicas y de sus preocupaciones estéticas.

  • Blefaroplastia superior. El objetivo es eliminar el exceso de piel de los párpados superiores y despejar la mirada dándole un aspecto rejuvenecido y más descansado.
  • Blefaroplastia inferior. El objetivo es eliminar las bolsas de los párpados inferiores. También se puede tensar la piel cuando es necesario. Se puede realizar empleando una técnica tradicional o por vía transconjuntival.

Cómo se realiza

En esta operación, que afecta a los párpados, es importante evaluar cada caso de forma individual, ya que la cirugía debe estar adaptada a las características personales de cada paciente, por lo que es un tratamiento altamente personalizado. El especialista en cirugía plástica ocular debe evaluar qué aspectos puede mejorar con esta operación, ya que el envejecimiento puede afectar de forma diferente a las estructuras anexas al ojo:

  • En el párpado superior se puede producir un aumento excesivo de piel hasta llegar a formarse un pliegue.
  • En el párpado inferior también se puede producir este ?estiramiento? de la piel, lo que lleva a la formación de bolsas de grasa y ojeras.

Todos estos cambios conducen a que el paciente tenga aspecto de cansancio o, incluso, a que parezca enfermo.

Mediante la blefaroplastia, que se suele realizar con anestesia local y sedación (en ocasiones contadas se emplea anestesia general), se extirpa la piel excedente del párpado superior y las bolsas grasas superiores, si las hubiera. Posteriormente, se extirpan las bolsas de grasa inferiores habitualmente por vía transconjuntival, es decir, por dentro del párpado. Esta cirugía de párpados suele concluir con el tensado del párpado inferior para realzar y rejuvenecer la mirada. Finalmente se extirpa el exceso de piel del párpado inferior.

La blefaroplastia no elimina las arrugas que pueden surgir alrededor de los ojos ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías, como el lifting.

Qué resultados se obtienen

Generalmente, tras la blefaroplastia se obtiene un aspecto más joven y descansado. Estos resultados se pueden mantener durante años. Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses tras los tratamientos y progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en una línea prácticamente invisible.

Precio de una blefaroplastia

El precio de la blefaroplastia dependerá del tipo de operación que el médico considere que es necesaria para el paciente por lo que el precio presupuestado para esta operación debe estar totalmente personalizado y debe ser entregado en la clínica en función de las características de cada persona.