Facoemulsificación de cataratas: qué es y en qué consiste este tratamiento

Actualmente, la facoemulsificación es el método más avanzado para el tratamiento definitivo de las cataratas. Consiste en la utilización de ultrasonidos para disolver y extraer el cristalino deteriorado, para sustituirlo por una lente intraocular artificial que hace su misma función, que dura toda la vida y no pierde transparencia.
En dos horas, el paciente tendrá todas las pruebas, su presupuesto personalizado y la cita para la intervención.

¿Cómo se realiza la operación de cataratas?

Las cataratas se producen cuando el cristalino, la lente que se encuentra dentro del ojo, se opacifica total o parcialmente provocando, entre otros síntomas, una disminución de la agudeza visual del paciente. La principal causa de aparición de las cataratas es el paso del tiempo, aunque también existen las cataratas congénitas.

La única forma de eliminar las cataratas y recuperar la visión es extraer el cristalino dañado y sustituirlo por una lente intraocular (LIO) a través de una técnica quirúrgica conocida como facoemulsificación.

La operación de cataratas se realiza siguiendo estos pasos:

  • Se anestesia la zona, normalmente con un medicamento de uso tópico (anestesia local en forma de gotas).
  • El cirujano realiza una pequeña incisión corneal para acceder al cristalino a través de la cámara anterior del ojo (espacio entre la córnea y el iris).
  • Se realiza la partición y aspiración de la catarata (cristalino opacificado) a través de ultrasonidos mediante un instrumento conocido como facoemulsificador.
  • Se introduce la lente intraocular plegada. Gracias al desarrollo de las lentes que se ha producido en los últimos años, estas se pueden plegar para ser colocadas a través de una microincisión y luego se pueden extender y colocar en su lugar en el interior del ojo.
  • Normalmente, las incisiones que se realizan se cicatrizan sin necesidad de suturas.

Habitualmente, se opera primero un ojo y pasada una semana, el otro.

¿Qué tipos de lentes se pueden implantar?

Básicamente, el oftalmólogo puede implantar dos tipos de lentes en función de las necesidades visuales del paciente:

  • Lentes monofocales. Con ellas, el paciente puede ver de lejos, si no tiene astigmatismo, pero no de cerca (leer un libro, mirar la pantalla del teléfono?).
  • Lentes multifocales (bifocales o trifocales). Permiten ver a diferentes distancias (visión cercana, lejana e intermedia), habitualmente sin la necesidad de usar ningún tipo de corrección óptica (gafas o lentes de contacto).

Postoperatorio de la cirugía de cataratas

El postoperatorio tras una cirugía de cataratas suele ser sencillo y el paciente puede volver a su rutina a las pocas horas de la intervención.

A pesar de la aparente simplicidad de la cirugía de cataratas, el paciente debe seguir las indicaciones del oftalmólogo que normalmente pasan por:

  • La aplicación de colirios antiinflamatorios y antibióticos siguiendo la pauta aconsejada por el especialista. También es recomendable la utilización de lágrimas artificiales.
  • Evitar realizar sobreesfuerzos visuales o físicos en los días siguientes a la cirugía.
  • Acudir a las revisiones.

Cuanto antes, mejor

En contra de la creencia popular, la cirugia de cataratas es más sencilla, si las cataratas no están formadas del todo. Una vez realizado este procedimiento, el paciente puede irse a casa por su propio pie, con el ojo destapado y su recuperación visual será muy rápida.

“El paciente puede irse a casa por su propio pie, con el ojo destapado y su recuperación visual será muy rápida.”

Dr. Félix González, oftalmólogo de Clínica Baviera.

Ventajas del tratamiento de facoemulsificación

La cirugía de cataratas mediante facoemulsificación tiene las siguientes ventajas para el paciente que decide intervenirse en Clínica Baviera:

Sin listas de espera.

Es ambulatoria. No precisa ingreso hospitalario.

Anestesia tópica (con gotas y sin pinchazos).

Procedimiento rápido.

No precisa puntos de sutura.

La visión se recupera en minutos.

Independencia inmediata. El paciente vuelve a casa por su propio pie.

Pocas molestias en el
post-operatorio.

Tras la operación de cataratas, la visión vuelve a ser totalmente normal y nítida. En la misma intervención también se puede corregir cualquier problema refractivo del paciente, como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la vista cansada (presbicia).

Cataratas y vista cansada

Tras una intervención de cataratas en la que se sustituya el cristalino por una lente monofocal, el paciente normalmente necesita gafas, bifocales o progresivas, para poder leer y enfocar objetos cercanos porque además de cataratas antes del tratamiento padecía vista cansada (presbicia). Si la lente por la que sustituimos el cristalino durante la facoemulsificación es una lente intraocular multifocal podemos, no sólo eliminar las cataratas, sino ofrecer a los pacientes un rango de visión completo, desde leer un libro hasta ver la televisión, sin necesidad de gafas y para siempre. En Clínica Baviera empleamos lentes multifocales de última generación.

Testimonios de pacientes de cirugía de cataratas

Conoce el testimonio de pacientes que se han realizado un tratamiento para las cataratas y que han recuperado su visión y su calidad de vida. Nuestros pacientes te lo cuentan.

Este contenido ha sido supervisado por los médicos de la Unidad de Cataratas de Clínica Baviera

Recibe información sobre nuestras promociones