Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué es el iris del ojo y cuál es su función?

¿Qué es el iris del ojo?

El iris del ojo es uno de los elementos que componen el sistema óptico de nuestros ojos. Su morfología es la de una membrana circular y coloreada en cuyo centro se encuentra la pupila, que es una abertura central que permite el paso de la luz al interior del globo ocular.

New Call-to-action

¿Qué función tiene el iris?

La principal función del iris es la de controlar, a través de la pupila, la cantidad de luz que entra en el ojo con el fin de facilitar el enfoque de los objetos en la retina.

Pero, ¿cómo consigue el iris controlar la cantidad de luz que deja pasar al interior del ojo? Básicamente por su capacidad para contraerse y expandirse. El proceso es el siguiente:

  • La pupila  y los músculos del iris (denominados músculos orbiculares) se contraen o encogen cuando nos encontramos en un entorno de mucha luminosidad, dejando pasar menos cantidad de dicha luz a la retina.
  • Por el contrario, cuando hay poca luz la pupila se dilata y los músculos se relajan, dejando pasar, de esta forma, más luz hacia la retina.

Una función secundaria del iris es la de darnos a cada persona el color característico de nuestros ojos. Dicha tonalidad va a depender de 2 factores:

  1. El grosor que forman las láminas de pigmentación.
  2. La concentración de melanina.

La tonalidad de los ojos será más oscura si el grosor del abanico de láminas y el nivel de melanina es mayor. Y al contrario: si dicho grosor y nivel de melanina es más pequeño, los ojos serán más claros.

Ojo con iris verde, azul y amarillo

La importancia del iris

El iris tiene más importancia de lo que mucha gente piensa, puesto que una deficiencia del mismo puede afectar (incluso gravemente) a la visión. El problema es que un mal funcionamiento del iris puede provocar un enfoque deficiente de los objetos en la retina, al no poderse regular de manera óptima la cantidad de luz que entra en el interior del ojo.

También puede ocurrir que, debido a una afectación del iris, se produzcan unos orificios en el mismo que provoquen que algunos rayos de luz secundarios impacten en la retina, produciendo imágenes dobles o imágenes fantasma.

Principales patologías del iris

Albinismo ocular

El albinismo es un trastorno de carácter genético que provoca anomalías en la pigmentación. Cuando afecta a los ojos se denomina albinismo ocular y se caracteriza por que el iris se ve transparente o blanco debido a que la luz pasa de forma directa a la retina.

Este trastorno puede ocasionar estrabismo, sensibilidad a la luz e, incluso, pérdidas importantes de la agudeza visual.

Uveítis

La uveitis es una inflamación de la úvea que está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. Cuando la infección afecta al iris este puede inflamarse, produciéndose diversos síntomas como: enrojecimiento, picor y dolor de ojos, sensibilidad a la luz o visión borrosa.

Como en todo lo relacionado con nuestros ojos, el diagnóstico, elección y prescripción del tratamiento más adecuado para la uveitis corresponde a un especialista en oftalmología.

iris del ojo

Patologías del iris poco frecuentes

Aunque los principales problemas que puede presentar el iris del ojo son el albinismo ocular y la uveítis, existen también otras patologías mucho menos frecuentes pero que sí que pueden afectar a esta parte del ojo.

Aniridia

Aunque literalmente signifique ausencia de iris, hay que tener en cuenta que nunca existe tal falta, sino que hace referencia a una formación rudimentaria del iris. Se trata de un trastorno del ojo que surge desde el nacimiento y que se caracteriza por una formación incompleta del iris durante el embarazo. En estos casos, la agudeza visual suele ser un 20% inferior a lo considerado como normal. Además, la presencia de aniridia en los ojos suele conllevar la aparición de glaucoma o cataratas en la infancia.

Iridociclitis

Esta enfermedad ocular se caracteriza por la inflamación del iris del ojo y el cuerpo ciliar. Se trata de una enfermedad que suele ser consecuencia de otras patologías previas, algunas de ellas de carácter infeccioso, por lo que suele aparecer como consecuencia de una infección causada por gonorrea, sífilis o tuberculosis, entre otras.

Neoplasmas del iris

Se trata de una enfermedad del iris asociada a la proliferación de nevus en esta parte del ojo. Los nevus se caracterizan por la proliferación de células con elevados niveles de melanina, por lo que reciben el nombre de melanocitos, y son similares al aspecto que pueden tener los lunares en la piel. Suelen estar relacionados con la presencia de trastornos vinculados a neurofibromatosis y melanomas malignos.

Síndrome de pseudoexfoliación

Se trata de un síndrome que se caracteriza por la presencia de depósitos de una sustancia blanquecina de aspecto fibrilogranular y que, a nivel ocular, suele afectar de forma más directa al cristalino y a la red trabecular, responsable del drenaje del humor acuoso. Se trata de un trastorno genético y hereditario que rara vez aparece antes de los 50 años de edad del paciente. Tiene mayor prevalencia en regiones del norte de Europa, tales como Islandia y los países escandinavos.

¿Cómo cuidar el iris del ojo?

El iris del ojo no requiere un cuidado específico más allá del propio de los ojos en general. En este sentido, llevar una alimentación equilibrada y una vida sana son dos de los cuidados más importantes que beneficiarán a la salud de nuestros ojos. Así mismo, también es muy importante evitar pasar demasiadas horas delante de pantallas y, cuando se haga, hacerlo siempre con la protección correspondiente. En este mismo sentido, también es muy importante el uso de gafas de sol homologadas en espacios al aire libre y con abundante luz, ya que nos ayudarán a proteger la salud de nuestros ojos en general.

Finalmente, otro de los factores que no debemos olvidar para proteger la salud del iris, y de nuestros ojos en general, es realizar al menos una visita al oftalmólogo una vez al año. Especialmente a partir de los 40 años, de tal forma que pueda llevar a cabo una revisión periódica que garantice el buen estado de nuestros ojos y de nuestra visión.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario