Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Cómo limpiar las gafas de forma fácil y segura

Las gafas son una de las formas más utilizadas para corregir defectos de refracción. Sin embargo, no todo el mundo las trata de la forma que debería. ¿Sabes cómo limpiar las gafas y cómo asegurarte de que no se rayen? Sigue leyendo y te lo contamos. 

New Call-to-action

La importancia de tener unas gafas limpias

Las gafas se componen de dos elementos principales: la montura y los cristales. La montura es la estructura que permite situar los cristales en el campo de visión de los ojos, y los cristales son las lentes que van a modificar la forma en que la luz llega a nuestros ojos y, de esta forma, asegurar una visión correcta de los objetos que tenemos delante. 

El principal cuidado de las gafas consiste en asegurarse de que están limpias (ya que unas gafas sucias impiden ver correctamente) y evitar que se deterioren a través de rayaduras o golpes. No obstante, a la hora de saber cómo limpiar las gafas, no todo el mundo lo hace como debería, lo que puede llegar a producir las tan temidas rayaduras en los cristales o, simplemente, no conseguir unos cristales limpios y que permitan ver correctamente. 

cómo limpiar las gafas con toallita

Cómo limpiar las gafas

Lo primero que hay que hacer para saber cómo limpiar las gafas correctamente es disponer de los materiales y herramientas adecuados. Existen distintas formas de limpiarlas que se pueden considerar como válidas, y la elección de una u otra dependerá de las posibilidades de cada momento. 

Cómo limpiar las gafas con agua y jabón

La mejor forma de limpiar las gafas es hacerlo con agua y jabón. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el agua que se tiene que usar esté limpia y a una temperatura templada. Además, también es importante hacerlo con un jabón neutro (se deben evitar jabones agresivos, como por ejemplo el jabón lavavajillas). 

Para ello, bastará con poner las gafas debajo del agua grifo y limpiar suavemente usando un jabón neutro. Después, se deberán secar por completo, especialmente la parte de los engranajes de la montura, ya que, al llevar partes metálicas, podrían oxidarse si no se secan por completo. A la hora de secar las gafas, lo más recomendable es utilizar una toalla de microfibra, ya que será la mejor manera de evitar que queden restos de pelusa (se deben evitar toallas convencionales o papel). 

Cómo limpiar las gafas con una gamuza o toalla de microfibra

Sin embargo, en el caso de que no tengamos acceso a agua y jabón neutro (por ejemplo si estamos en la calle), también se pueden limpiar las gafas de forma fácil y bastante efectiva. En este sentido, lo mejor que se puede hacer es utilizar la gamuza o toalla de microfibra que suele acompañar la compra de gafas y que se recomienda llevar siempre en la misma funda de las gafas. La textura de esta gamuza evita que los cristales se dañen o rayen y, además, también evita los restos de pelusa. 

Así mismo, también hay que tener en cuenta que la gamuza se debe limpiar cada cierto tiempo (y cambiar cuando esté deteriorada), lo que se puede hacer con agua y jabón neutro o, directamente, solo con agua. 

Cómo cuidar los cristales

Más allá de saber cómo limpiar las gafas, es igual de importante saber cómo cuidarlas para evitar que se dañen o rayen los cristales. En este sentido, es fundamental guardarlas siempre en su correspondiente funda cuando no se están utilizando. De esta forma, se evita que se puedan golpear o rozar con objetos que puedan dañarlas. 

Además, también es recomendable utilizar fundas de gafas que sean de un material firme y resistente. Aunque ocupen más espacio que las fundas más flexibles, también aportan mayor protección a las gafas, por lo que son la mejor opción en lo que a seguridad se refiere. 

Alternativas al uso de gafas

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que existen otras alternativas al uso de gafas y que nos van a permitir ver correctamente y con mayor comodidad. En este sentido, la mejor solución pasa por la operación de vista, que es un método seguro a la hora de solucionar diferentes problemas de refracción, como pueden ser la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, entre otros muchos. 

Fuentes:

El Diario – Cómo limpiar bien las gafas sin dañar los cristales

ABC – ¿Cómo limpio mis gafas sin dañar los cristales?

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario