Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Debo preocuparme si tengo piel y ojos amarillos?

Cuando la esclerótica deja de ser blanca, que es su color normal, se produce una situación anómala: los ojos amarillos. A esto se le llama ictericia  y puede afectar tanto a los ojos como a la piel. Se trata de una anomalía que, aunque en ocasiones está relacionada con el estrés y sueleser algo pasajero, también puede ser indicativa de una enfermedad importante. Por lo tanto, no se debe pasar por alto si no al contrario: es necesario acudir al médico lo antes posible, en cuanto detectemos que nosotros mismos,  un familiar o allegado, tiene los ojos o la piel de un color extraño.

New Call-to-action

La principal causa es el exceso de bilirrubina

Aunque no es la única causa posible, lo más frecuente es que los ojos o la piel se nos pongan amarillos porque el organismo no sea capaz de eliminar adecuadamente la bilirrubina, que es un compuesto que procede de la sangre como desecho de la proteína que se encarga de transportar el oxígeno a los glóbulos rojos, A dicha proteína se la conoce como hemoglobina.

En circunstancias normales, la hemoglobina es eliminada por el hígado hacia el conducto que los une con el intestino: las vías biliares. Por este motivo, la ictericia puede ser un indicativo de patologías del hígado, los conductos biliares o el páncreas.

Otras causas de este exceso de bilirrubina son:

  • El estrés o la ansiedad.
  • Los ataques de ira.
  • La ingesta de algunos medicamentos.
  • Algunos tipos de anemia.

Posibles tratamientos

Los posibles tratamientos o terapias con los que abordar la aparición de la ictericia son muchos y variados, puesto que dependen del motivo que provoca ese anormal tono amarillento de los ojos y/o de la piel. Un posible tratamiento puede consistir en terapias psicológicas para combatir el estrés, así  como también la introducción de cambios en la dieta o el  estilo de alimentación. Si el motivo de la ictericia es una enfermedad potencialmente peligrosa (cirrosis hepática, hepatitis, insuficiencia renal, un tumor…) se deberá recurrir a tratamientos farmacológicos, intervenciones quirúrgicas o cualquier otro método terapéutico que el especialista considere oportuno.

Test de bilirrubina

Como paso previo e indispensable a la implementación del tratamiento más adecuado, es fundamental que el especialista médico realice un diagnóstico certero. Para ello deberá efectuar todas las pruebas que sean necesarias, con el fin de determinar la circunstancia o patología que está provocando una subida de los índices de bilirrubina en sangre y, en consecuencia, la pérdida del blanco de los ojos y su sustitución por una tonalidad amarillenta.

Las actividades relajantes, como yoga o pilates, la práctica de algún deporte o una mejor alimentación pueden servir para que nuestros ojos vuelvan a tener el color blanco habitual de la esclerótica. Pero este tipo de acciones solo serán efectivas si el problema está provocado por el estrés o por una dieta deficitaria en algún alimento importante.

No obstante, no podemos olvidar que la ictericia puede ser síntoma también de enfermedades potencialmente mucho más graves. En ese caso, el tratamiento debe ser específico y centrado en la curación de esa patología de mayor consideración.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario