Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Cómo evitar o mitigar las molestias después de operarse de cirugía refractiva

La mayoría de operaciones de cirugía refractiva se caracterizan por realizarse casi siempre mediante láser, por ser muy eficaces, seguras, indoloras y por provocar unas molestias mínimas para el paciente, así como por la rapidez en la recuperación.

New Call-to-action

De cualquier modo, con el fin de que que el recuperación de la cirugía refractiva sea lo menos molesta posible para el paciente y reducir el periodo de recuperación, para que éste pueda volver a su vida normal cuanto antes, es necesario seguir una serie de pautas, recomendaciones y cuidados postoperatorios.

Mujer rubia con camiseta blanca durante revisión médica

Consejos postoperatorios

Tras un operación para poder ver bien sin gafas ni lentillas, el paciente puede mitigar las, normalmente leves y pasajeras, molestias de este tipo de intervenciones y acelerar su recuperación. Para ello, debe seguir las siguientes pautas:

  • El mismo día de la intervención debemos: utilizar gafas de sol al salir de la clínica, descansar unas horas en nuestro domicilio sin forzar la vista y, sobre todo, no realizar ningún esfuerzo físico. Por último, tenemos que irnos limpiado las secreciones externas de los ojos muy suavemente con una gasa y siempre por debajo de la mejilla, sin tocar los ojos.
  • Durante los días posteriores a la intervención tenemos que seguir estrictamente el tratamiento con colirios prescrito por el oftalmólogo. Este normalmente consiste en: un tratamiento antiinflamatorio, antibióticos para evitar infecciones y lágrimas artificiales con el fin de evitar los molestos síntomas de la sequedad ocular. Durante estos días debemos seguir usando gafas de sol, así como evitar esfuerzos físicos y forzar demasiado la vista (limitar el uso de pantallas electrónicas y reducir las horas de lectura).
  •  A la semana de la intervención, es posible que el paciente apenas note molestias y, además, haya alcanzado un óptimo nivel de visión. Pese a ello, no se debe bajar la guardia y seguir con el tratamiento de colirio que nos haya mandando el oftalmólogo, realizar una visita de control e ir volviendo a nuestra actividad normal siempre de una forma gradual.
  • Revisiones periódicas. Tras una visita al médico al mes de la intervención y otra a los tres meses, si todo va bien el paciente recibe el acta definitiva, pudiendo entonces volver a realizar la totalidad de sus actividades habituales, incluyendo todo tipo de deportes y actividades de ocio o trabajo donde se tenga que utilizar intensamente el sentido de la vista.

Generalmente, el único tratamiento que se suele prolongar por más tiempo el el vinculado al uso de lágrimas artificiales, lo cual no implica ningún problema para el paciente al no tener contra indicaciones ni efectos secundarios, ni tampoco necesitar receta médica.

[cta_hubspot id=8426]

Molestias mínimas y recuperación muy rápida

Si nos centramos en la técnica conocida como cirugía LASIK, al ser muy poco invasiva y realizada por un tecnología con unos niveles de precisión y seguridad muy altos, las molestias del paciente son mínimas y la recuperación se produce, en la mayoría de casos, un par de días después de la operación.

De cualquier modo, según el número dioptrías corregidas y otras circunstancias, como la edad del paciente o la morfología de su córnea, la recuperación total y la reincorporación al trabajo se pueden demorar un poco más.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario