Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Láser amaris, otra alternativa de cirugía corneal

Si sufres algún problema refractivo, a menudo habrás oído hablar de dos tipos de cirugía con láser para corregirlos: el procedimiento Lásik y el PRK. Sin embargo, lo que quizá aún no conozcas es el láser Amaris, un recurso que parece estar ganando cada vez más terreno en lo que se refiere a soluciones visuales.

New Call-to-action

¿Qué es el láser Amaris?

Una buena parte de los pacientes que sufren problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo eligen la cirugía láser para corregir dichos defectos, descartando, de paso, el uso de lentillas o de gafas bifocales.

Los dos procedimientos más conocidos en este sentido son el Lásik y el PRK, los cuales garantizan excelentes resultados y, a la vez, no suponen un postoperatorio tan largo. De hecho, la gran mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades cotidianas a los pocos días de haber sido operados.

La diferencia principal entre los dos métodos es que mientras en el Lasik el cirujano emplea un bisturí para separar el epitelio corneal y crear una especie colgajo, en el PRK la misma operación se realiza desde la superficie, es decir, con la ayuda del propio láser y sin necesidad de ingresar directamente en la córnea.

En lo que sí coinciden ambas técnicas es en el uso del láser, de tipo Excimer, y cuya versión más sofisticada y actualizada recibe el nombre de láser Amaris.

Mujer de ojos azules con diagrama blanco

Características generales

Ojo, no es que los procedimientos Lásik y PRK hayan cambiado tras la irrupción del láser de tipo Amaris. Todo lo contrario, siguen teniendo la misma esencia y objetivos; lo único que ha aumentado es el grado de eficacia y precisión del procedimiento como tal.

¿Qué características tiene este tipo de láser? ¿Te apetece saber si puede ser una opción eficaz para solucionar tu problema refractivo? Mira con atención el siguiente apartado en el que describimos algunas de sus cualidades:

  • Control del efecto término. El láser Amaris asegura una regulación idónea de la temperatura durante toda la intervención. Es decir, se aplica de tal forma que entre pulsación y pulsación permite que las zonas de la córnea que han sido intervenidas se puedan enfriar y recuperen su temperatura natural. Esto evita eventuales daños tras períodos de exposición demasiado largos.
  • Eficacia y precisión. La tasa de repetición del láser Amaris es de 50o Hz, es decir, el de mayor rendimiento y eficacia en la actualidad. Aparte, su punto de emisión de luz tiene una dimensión de 0.54 mm, una cifra mucho mejor si se le compara con otros tipos de láser.
  • Reducción del tiempo de intervención. La eficacia y la precisión de este tipo de láser dan lugar a una significativa reducción del tiempo de la operación. Si antes el cirujano tardaba en promedio cerca de 20-30 minutos, con el láser Amaris es posible no pase de los 4-5 minutos.
  • Análisis en 5 dimensiones. Una de las innovaciones más significativas del nuevo láser Amaris es que realiza un análisis más exhaustivo de la córnea. Esto se logra gracias a que tiene la cualidad de examinar dicha zona con un sistema de 5 dimensiones y que, a la vez, cuenta con un rastreador de movimientos que controla todas las novedades que suceden dentro del ojo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario