Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Por qué operarse de miopía aumenta tu calidad de vida?

Operarse de miopía es una alternativa al uso de elementos ópticos externos, como gafas o lentillas, para poder corregir este defecto refractivo tan frecuente (solamente en España existen más de 25 millones de miopes) como negativo para la calidad de la visión.  De hecho, a partir de 3 dioptrías o incluso menos las personas miopes sin corrección apenas pueden distinguir rostros o carteles (incluso de gran tamaño) a unos pocos metros de distancia.

New Call-to-action

La miopía no se cura pero se corrige

La miopía es un defecto provocado por una forma inadecuada del ojo (suele ser más alargado de lo nomal) o bien por un defecto del grosor de la córnea que hace que los rayos de luz procedente de los objetos se formen delante de la retina y no sobre la misma, lo que provoca que se vean borrosos.

Se trata, por lo tanto, de un problema refractivo que suele comenzar a edades muy tempranas (sobre los 5 ó 6 años o incluso antes) y continúa desarrollándose hasta los 18 ó 20 años, que es cuando el joven deja de crecer.

Durante la etapa de desarrollo, la miopía tiende a aumentar en número de dioptrías (en unas personas más que en otras) y esto provoca que el miope cada vez vea peor sin gafas o lentillas, las cuales se tienen que ir adaptando cada 6 meses más o menos.

Cabe decir que la miopía no puede curarse mediante ejercicios visuales o medicamentos. Esto, sencillamente, no es posible.

Las soluciones tradicionales

Desde hace muchas décadas, para poder ver bien de lejos siendo miopes se han utilizado las gafas con espejos especiales que corrigen el problemas de refracción del paciente desviando los rayos de luz hacia el centro de la retina, con el fin de solucionar ese problema de enfoque borroso de los objetos situados a media y larga distancia.

A la solución más antigua de las gafas, poco a poco se le fue sumando el de las lentillas, un sistema similar pero mucho menos aparatoso y discreto al colocarse dentro de los ojos. El desarrollo de las lentillas, en especial en lo que respecta al uso de materiales mucho más blandos, cómodos, permeables y fáciles de colocar, ha animado a muchos usuarios a decantarse por esta opción alternativa (o complementaria) a las gafas.

La cirugía refractiva

Pero la verdadera revolución en cuanto a soluciones para corregir la miopía lo ha supuesto la cirugía refractiva. Se trata de una operación de carácter ambulatorio consistente en moldear la córnea mediante láser en la mayoría de casos, la cual está permitiendo solucionar el problema de la miopía de forma permanente, liberando a millones de personas de tener que usar gafas o lentillas para tener un visión de calidad.

Las ventajas de operarse de miopía

Sin lugar a dudas, operarse de miopía te cambia la vida. Y por supuesto a mejor, ganándose en libertad, autonomía y calidad de vida.

Esta es una recopilación de las principales ventajas de decir adiós a gafas y lentillas gracias a una operación de miopía:

  • Se gana mucha libertad y autonomía. No nos engañemos, aunque con gafas y lentillas correctamente graduadas se puede llegar a ver bastante bien, la dependencia de estos elementos ópticos externos es total. A partir de un cierto número de dioptrías, las gafas o lentillas se necesitan para casi todo, y ya no podemos estar ni un rato sin ellas porque no somos capaces de realizar las actividades más cotidianas. Y perderlas o romperlas accidentalmente se convierte en un drama. En definitiva, tanto gafas como lentillas nos crean una dependencia muy importante.
  • Se mejora estéticamente. No a todo el mundo le quedan bien las gafas, las cuales muchas veces esconden o distorsionan unos bonitos ojos o unas facciones del rostro atractivas.
  • Se puede hacer todo tipo de deportes o actividades con total comodidad y seguridad. Las gafas y lentillas complican sobremanera, y en ocasiones impiden, la práctica de muchos deportes (en especial los de contacto o de velocidad). En el caso de poderse llegase a practicar, son molestas y peligrosas, ya que se pueden romper y provocar heridas en los ojos o el rostro de quien las lleva, contrincantes y compañeros. Y no solo se trata de deportes, los miopes saben por propia experiencia que bañarse en la piscina, el mar y hasta en casa es harto complicando porque se empañan con un facilidad increíble.
  • Supone un ahorro económico. Solamente es cuestión de hacer cuentas: una operación de miopía no es cara hoy en día y, a la larga, supone un considerable ahorro en actualización de la graduación de gafas y/o lentillas, gafas de sol graduadas, líquidos para limpiar las lentillas, etc.
  • Se ahorra tiempo. El tiempo es oro, y con una operación de lentillas ya no tendremos que dedicar mas minutos diarios (que a lo largo de nuestra vida suma muchísimo tiempo) a la limpieza de gafas y lentillas, ponerlas y quitarlas de los ojos, etc…).

Persona con jersey marrón limpiando unas gafas

Todas estas ventajas, y muchas más que no hemos podido citar por falta de espacio, sumado a las grandes garantías y mínimas molestias para el paciente de las técnicas actuales de cirugía refractiva, han convertido a la operación de miopía en una solución cada vez más utilizada y mejor valorada por las personas con problemas de miopía, hipermetropía o astigmatismo.

New Call-to-action

2 Comentarios

  1. 27 de octubre de 201709:28
    dijo:

    Yo tengo 51 años de edad tengo miopia magna no se si miopia la pyeden operan tengo miopia y agnitmatimo gracias espero la respuesta

  2. 27 de octubre de 201710:01
    Clinica Baviera dijo:

    Hola María Antonia, buenos días. Para poder determinar si eres candidata a la intervención es necesario que acudas a una de nuestras clínicas a una primera consulta preoperatoria. Ahora esta primera consulta es totalmente gratis y sin compromiso. Puedes pedir tu cita en el teléfono 900 180 100. Un saludo y gracias por tu interés.

Escribe un comentario