Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

Tipos de estrabismo más comunes

Existen varios tipos de estrabismo y cada uno de ellos tiene sus propias características clínicas, edad de comienzo habitual, pronóstico y tratamiento. Esto es especialmente importante tanto a la hora de establecer un diagnóstico como a la hora de escoger el tratamiento más recomendable, que deberá ser el adecuado a cada tipo de estrabismo y paciente.

Guía gratuita: Problemas de la vista, principales patologías y prevención [Descarga gratis la guía completa sobre los principales problemas que afectan a la visión y cómo prevenirlos]

Cómo se clasifican los tipos de estrabismo

En general, los especialistas clasifican el estrabismo en función de la dirección en la que se desplaza el ojo desviado. Aunque también existen otras clasificaciones que tienen en cuenta las características que presenta la desviación del ojo (estrabismos primarios, estrabismos especiales, estrabismos paralíticos y estrabismos secundarios), la persistencia en el tiempo (estrabismo intermitente y estrabismo constante), o en función de la preferencia o no por un ojo (estrabismo alternante y estrabismo monocular).

Si tomamos como referencia la clasificación de los estrabismos en función de la dirección en la que se desplaza el ojo desviado (la clasificación de los tipos de estrabismo más común de todas) se podrá hablar de dos tipos de estrabismos: estrabismo convergente y estrabismo divergente.

Imagen cuadro Venus

Estrabismo convergente

El estrabismo convergente se produce cuando el ojo se desvía hacia dentro. Es el tipo de estrabismo más común en la sociedad, ya que representa más del 50% de los estrabismos que se produce entre la población infantil. En ocasiones puede asociarse con alteraciones verticales, es decir estrabismos en los que el ojo se desvía hacia arriba o hacia abajo. 

Asimismo, es frecuente que el estrabismo convergente se asocie a la aparición de hipermetropía. Por esta razón, cuando un niño padece estrabismo, en un primer momento, el especialista deberá graduarle con la pupila dilatada para saber si también es hipermétrope. Si se confirma la existencia de hipermetropía, el oftalmólogo le indicará al niño unas gafas para comprobar si con esta corrección se modifica la desviación. En los casos en los que el estrabismo depende de la hipermetropía (estrabismo acomodativo), el tratamiento habitual es exclusivamente el uso de gafas, nunca la cirugía. Además, la hipermetropía suele disminuir con la edad, y si llega a desaparecer por completo, el niño podrá dejar de usar gafas.

Estrabismo divergente

Se produce cuando el ojo se desvía hacia fuera. Es un tipo de estrabismo menos frecuente que el estrabismo convergente, y suele tener un inicio más tardío (hacia los dos o tres años de edad), ya que tiende a permanecer latente por la convergencia de acomodación, que es muy elevada en los primeros años de vida. Esta fuerza se va perdiendo paulatinamente, por lo que la desviación empieza a manifestarse de forma progresiva y en aumento a medida que el niño crece. 

Cirugía para corregir el estrabismo

En la edad adulta, el estrabismo puede corregirse mediante cirugía. La cirugía de estrabismo no se realiza realmente sobre el globo ocular, sino sobre los músculos situados alrededor del ojo, que son los encargados de mover el ojo y de orientarlo en una dirección u otra. La operación consistirá en reforzar o debilitar algunos de estos músculos. Esto permite que el movimiento del ojo afectado por estrabismo sea el deseado. 

De los tipos de estrabismo que puede presentar un paciente, lo más normal es que la cirugía esté indicada para pacientes que manifiestan estrabismo divergente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada paciente y cada caso de estrabismo deberá ser tratado de forma individual y personalizada, por lo que pueden existir otros casos en los que el oftalmólogo recomiende la operación de estrabismo para solucionar este problema. 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la cirugía de estrabismo se realiza tanto en pacientes adultos como en niños. En el caso de los niños,  es muy común que se intente corregir el estrabismo con métodos menos invasivos, principalmente el uso de gafas especiales y parches. Debido precisamente a esto, cabe destacar la importancia de que los niños visiten al oftalmólogo desde edades tempranas, ya que es la mejor forma posible de diagnosticar un posible caso de estrabismo y ponerle solución.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario