Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Para que sirven las lágrimas artificiales?

Muchas personas usan lágrimas artificiales para aliviar diversas molestias oculares o para contrarrestar determinadas condiciones ambientales que pueden llegar a ser perjudiciales para los ojos. En este artículo veremos los principales usos de las lágrimas artificiales, así como algunas recomendaciones y también limitaciones en su uso.

New Call-to-action

¿Cuándo se usan las lágrimas artificiales?

Las lágrimas artificiales se utilizan, básicamente, para mantener los ojos bien húmedos e hidratados cuando, por diversos factores y circunstancias, una persona no es capaz de producir lágrimas naturales en la cantidad o calidad suficiente.

Estos problemas de falta de hidratación de los ojos pueden deberse a:

  • Sequedad en el ojo.
  • El postoperatorio por una operación ocular: cataratas, cirugía refractiva, corrección de presbicia, etc.
  • Factores ambientales como el aire acondicionado o un clima frío y seco.

Para estos casos, las lágrimas artificiales son un remedio sencillo pero eficaz que, sin tener ningún tipo de efecto secundario o contraindicación, alivia molestias e impide que se produzcan complicaciones y hasta lesiones importantes por culpa de esta falta de hidratación ocular.

Chico joven echándose colirio en los ojos

Otros usos de las lágrimas artificiales

Aunque su uso natural y más generalizado es para combatir el ojo seco, las lágrimas artificiales también pueden aplicarse para:

  • Evitar lesiones a la hora de extraer arena, polvo o cualquier pequeño cuerpo extraño del interior del ojo.
  • Disminuir el roce entre una zona inflamada de dentro del ojo (por un postoperatorio, una infección o un traumatismo) y la superficie conjuntiva, evitando molestias y favoreciendo la recuperación.
  • También se puede usar en los casos de pterigión como complemento al tratamiento prescrito por el oftalmólogo para reducir el roce y limitar, en la medida de lo posible, el crecimiento del tejido.
  • En los casos de alergia, las lágrimas artificiales pueden servir de ayuda para aliviar la sensación de escozor y picor.
  • Fatiga ocular, ya que sirven para refrescar y relajar los ojos.

Limitaciones de las lágrimas artificiales y otras cuestiones a considerar

Hay que tener muy claro que las lágrimas artificiales, pese a su capacidad para aliviar molestias e hidratar el ojo, nunca deben substituir una visita al oftalmólogo siempre que observemos algún tipo de anomalía en nuestro ojos.

Incluso para molestias oculares menores, es posible que las lágrimas artificiales sean insuficientes o necesiten combinarse con otros fármacos o tratamientos.

Por otra parte, no todas las lágrimas oculares son iguales, existiendo distintos niveles de calidad. Nuestro oftalmólogo nos puede asesorar también en esta elección.

Por último, daremos una serie de consejos sobre su correcta administración: antes de presionar el bote para echar las gotas, hay que bajar bien el párpado inferior para facilitar su introducción. Para evitar que las lágrimas se salgan del ojo, se recomienda cerrar el mismo durante unos segundos. Y otra cuestión básica: lavarse muy bien las manos y evitar todo contacto entre el ojo y la punta del frasco, con el fin de evitar infecciones procedentes del exterior o que una infección ya existiese en el ojo llegue a propagarse por el frasco de las lágrimas.

 
New Call-to-action

2 Comentarios

  1. 8 de diciembre de 201719:02
    dijo:

    Cómo se descarta si tengo ojo seco?. Tengo picor en los ojos,ardor ,me molesta mucho la luz. Si se me confirmara que tengo ojo seco que complicación me traería ?.
    Gracias de antemano por contestar.

  2. 11 de diciembre de 201711:35
    Clinica Baviera dijo:

    Hola María Luisa, buenos días. Para poder realizar un diagnóstico, es necesario que un oftalmólogo valore tu caso después de realizarte algunas pruebas. Puedes pedir tu cita en el teléfono gratuito 900 180 100. Un saludo y muchas gracias por tu interés.

Escribe un comentario