Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Ojos cansados: qué es la fatiga ocular o astenopia

3.7/5 - (80 votos)

¿Qué es la fatiga visual o astenopia?

La fatiga visual, también conocida como fatiga ocular, ojos cansados o astenopia, se produce cuando se realiza un sobreesfuerzo visual (normalmente en la visión cercana) o cuando trabajamos con los ojos durante largos periodos de tiempo en condiciones que no son las idóneas para su correcto funcionamiento.

Este sobreesfuerzo provoca la fatiga del músculo ciliar que se encuentra en el interior del ojo y es el encargado de “presionar” el cristalino para enfocar las imágenes.

De esta manera, cuando este músculo se sobrecarga, la visión se vuelve borrosa y aparecen otros síntomas asociados a este problema, como pueden ser el enrojecimiento, el dolor de cabeza o el lagrimeo.

New Call-to-action

¿Qué síntomas provoca los ojos cansados?

Al no tratarse de una enfermedad concreta, sino de diferentes problemas con causas muy diversas (como veremos más adelante), los síntomas de los ojos cansados son, en ocasiones, difíciles de determinar y reconocer, siendo bastante subjetivos y diferentes en cada persona y variando enormemente en intensidad y naturaleza.

Aun así, podemos distinguir los siguientes síntomas de los ojos cansados:

  • Enrojecimiento o hinchazón de los ojos.
  • Sensación de carga o pesadez en los ojos o los párpados.
  • Escozor de ojos y necesidad de frotárselos.
  • Sensación de arenilla o cuerpo extraño.
  • Sequedad ocular o, por el contrario, lagrimeo excesivo.
  • Ojeras y bolsas bajo el párpado inferior.
  • Pinchazos en los ojos y/o dolor moderado. Esto puede causar al paciente la sensación de no poder mantener los ojos abiertos.
  • Dolores de cabeza, normalmente relacionados muy claramente con el esfuerzo visual.
  • Fotofobia o mayor sensibilidad a la luz.
  • Dolores de cuello, hombros o espalda.
  • Borrosidad de la imagen (visión borrosa) o pérdida de nitidez y estabilidad de la misma, siempre de carácter transitorio, y que tiende a remitir rápidamente cuando nos encontramos en reposo. También es posible que aparezca visión doble.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Sensación de mareo y/o dolores cervicales.

¿Cuáles son las principales causas de los ojos cansados?

Conocidos sus principales síntomas, pasemos a enumerar las causas más comunes de los ojos cansados, las cuales pueden ser también muy variadas:

  • Esfuerzos visuales excesivos en malas condiciones ambientales.

Es lo que se conoce comúnmente como “forzar la vista”, constituyendo la causa más común de este problema.

  • Pasar muchas horas seguidas delante del ordenador o de otras pantallas electrónicas (tablets, smartphones, ebooks, consolas, el televisor…), o bien leer con poca luz, son hábitos muy frecuentes en nuestros actuales estilos de vida y ocio, los cuales pueden conducirnos a cansancio en los ojos.

Este cansancio visual también se puede incrementar si trabajamos en ambientes donde se produce un uso excesivo de la calefacción o el aire acondicionado.

  • Exceso de trabajo, falta de sueño y estrés.

Estas tres circunstancias, muchas veces, están directamente relacionadas.

Especialmente cuando estos problemas visuales no han sido detectados y, por lo tanto, tampoco corregidos o bien cuando han sido tratados de manera deficiente: gafas o lentillas mal graduadas o que la persona afectada no se las ponga.

  •  Otras enfermedades visuales, como el estrabismo.

¿Qué es el Síndrome Visual Informático (SVI)?

El exceso de tiempo frente a las pantallas electrónicas es tan común que ya se habla de un tipo específico de fatiga visual o cansancio ocular vinculado exclusivamente a esta causa: el Síndrome Visual Informático (SVI).

Las principales causas conocidas de este problema son:

  • Sobreesfuerzo del cristalino y el músculo ciliar por el enfoque continuado (visión cercana demasiado prolongada).
  • No parpadear lo suficiente, debido al alto nivel de concentración que exigen las pantallas. El uso de pantallas electrónicas está vinculado a una menor frecuencia de parpadeo, lo que provoca que la lubricación e hidratación natural del ojo se vea afectada y, en consecuencia, se multipliquen los síntomas de la fatiga ocular.
  • Exposición excesiva a la luz de alta frecuencia, también conocida como luz azul-violeta. Esto provoca un gran estrés visual y diversos problemas oculares.

¿Cómo prevenir el SVI?

Se recomienda tomar las siguientes medidas:

  • Apartar la mirada de la pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos mirando a una distancia de 20 pies o, lo que es lo mismo, 6 metros (regla 20 20).
  • También es importante adoptar una postura correcta frente al ordenador, con los ojos a unos 40-50 cm de la pantalla y procurar que la parte superior de la misma no se encuentre más alta que los ojos.
  • Parpadear con frecuencia.
  • Usar lágrimas artificiales en caso de notar una excesiva sequedad en los ojos.

¿Es lo mismo fatiga visual que presbicia o vista cansada?

Lo cierto es que no. Los dos problemas pueden tener síntomas parecidos, pero las causas y el tratamiento de ambos son distintos. 

  • La fatiga visual está provocada por sobreesfuerzos puntuales que causan un cansancio excesivo de los músculos ciliares, dificultando el enfoque del cristalino. Si nos preguntamos cuánto dura la fatiga ocular podemos decir que es una circunstancia temporal, que tiende a desaparecer al cabo de poco tiempo, una vez hemos descansado adecuadamente.
  • La presbicia o vista cansada es un defecto visual permanente provocado por una pérdida de elasticidad del cristalino por el paso de los años. Acaba afectando a casi todas las personas a partir de los 40-45 años y solo se puede corregir con el uso de lentes adecuadas o con una intervención quirúrgica.
New Call-to-action

¿Qué consejos podemos seguir para evitar la fatiga visual?

A continuación vamos a enumerar las claves para prevenir o solucionar este problema:

  1. Acudir al oftalmólogo ante la aparición de alguno de los síntomas anteriormente descritos.
  2. Corregir, ya sea con gafas, lentillas o mediante cirugía refractiva, los defectos de refracción o tratar de manera adecuada cualquier otra enfermedad de la vista. En esta cuestión resultan fundamentales las visitas periódicas al especialista para ajustar la graduación y detectar cualquier síntoma indicativo de una patología.
  3. Procurar leer y trabajar con pantallas electrónicas en lugares con luz natural, ya que la iluminación artificial (especialmente las luces fluorescentes) cansa más los ojos. También podemos optar por el uso de una iluminación artificial de apoyo con la que evitar los reflejos y sombras sobre la pantalla.
  4. Si tienes que trabajar muchas horas frente al ordenador, no te olvides de hacer pausas periódicas (como mínimo 5-10 minutos cada hora y media o 2 horas).
  5. Sitúa la pantalla del ordenador a unos 50 centímetros de tus ojos y en un ángulo de 45 grados respecto a la altura de estos. En el caso de los móviles, la distancia recomendada es 30 centímetros y 40 centímetros para las tablets. Si no seguimos estos consejos, podemos estar sometiendo a nuestros ojos a un impacto lumínico excesivo que, con el paso del tiempo, puede llegar a ser muy perjudicial para nuestra salud visual.
  6. Aumenta el tamaño de la letra en tus dispositivos electrónicos.
  7. Descansa lo suficiente, duerme al menos 8 horas diarias y aprende a gestionar el estrés y la ansiedad. También puede resultar de utilidad cerrar los ojos para aliviar las molestias puntuales y relajar la vista.
  8. Lleva una dieta equilibrada y rica en vitaminas A, B, C, F y minerales como el zinc.
  9. Evita el tabaco y el alcohol.
  10. Mantén tus ojos hidratados aumentando la frecuencia de parpadeo de manera consciente y usando lágrimas artificiales siempre que las necesitemos.
  11. Si el especialista en salud visual te ha prescrito el uso de una corrección óptica (gafas o lentillas) debes usarla. En el caso de utilizar gafas, te recomendamos que los cristales sean antirreflejantes.

¿Qué complicaciones pueden causar los ojos cansados?

Los ojos cansados o astenopia no suelen tener consecuencias graves a largo plazo, aunque provocan en el paciente importantes molestias e, incluso, pueden llevar a que se produzca una disminución de la capacidad de concentración.

Artículo revisado por el Dr. Fernando Llovet, oftalmólogo de Clínica Baviera.

Fuentes

Clínica Mayo – Fatiga ocular

Scielo – Síndrome de fatiga ocular y su relación con el medio laboral

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario