Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué son las ojeras y por qué aparecen? Causas principales

3.2/5 - (22 votos)

Las ojeras son unas coloraciones de color azulado, grisáceo o morado que aparecen debajo de los párpados inferiores de los ojos. Además, en algunos casos, esta coloración puede ir acompañada de cierto grado de abultamiento o inflamación en la zona.

Las causas de las ojeras son diversas, pero su ubicación tiene una explicación muy sencilla: esa piel es más fina que el resto de la piel del rostro, por lo que las venas se transparentan con mayor facilidad. 

Aunque se trata de un problema principalmente estético, también pueden ser síntoma de alguna carencia alimentaria o de un problema de salud de otro tipo.

En este artículo te contamos las principales causas de la aparición de ojeras, qué tipos de ojeras existen y qué hacer para que desaparezcan. 

¿Qué tipos de ojeras existen?

Según sea el caso, podemos hablar de los siguientes tipos de ojeras: 

  • Ojeras pigmentadas. Se producen debido a un aumento de la melanina en la zona de la piel de los párpados (pigmentación) que no suele estar vinculado a ningún problema de salud. Sus principales causas son:
    • Dermatitis atópica.
    • Eccemas en la piel.
    • Genética. 
  • Ojeras vasculares. Se caracterizan por su tonalidad azulada, rojiza o violácea. Pueden aparecer por varias causas:
    • Un problema relacionado con la circulación de la sangre que provoca que las venas de la zona de las ojeras se inflamen y terminen siendo más visibles.
    • En el caso de que sean puntuales, esas ojeras también pueden estar relacionadas con la falta de sueño o de descanso.
  • Valle de lágrimas u ojeras por surco. Son ojeras hundidas y con arrugas muy marcadas que van desde el canto interno del ojo a la mejilla. En este caso, la ojera se produce:
    • Como consecuencia del envejecimiento.
    • Por una disminución de grasa muy rápida y marcada. 
  • Ojeras por inflamación. Son ojeras que parecen pequeñas bolsas prominentes de color azulado o pigmentado. Están provocadas por uno o varios de estos motivos:
    • Retención de líquidos.
    • Envejecimiento de la piel.
    • Problemas hormonales.

Mujer con ojeras y sin ojeras

¿Por qué se producen las ojeras? Principales causas

  • En el caso de las ojeras agudas (aquellas que aparecen de forma puntual y después desaparecen), las principales causas de su aparición son el estrés y la falta de sueño. Pasadas estas circunstancias, estas ojeras suelen disiparse. 
  • Sin embargo, en el caso de las ojeras crónicas (aquellas que son permanentes), los factores desencadenantes suelen ser los siguientes: 

Alimentación desequilibrada

La alimentación afecta de forma directa a todos los aspectos de nuestra salud, incluidos los vasos sanguíneos y, por lo tanto, puede estar relacionada con la aparición de las ojeras.

Nuestro cuerpo necesita diversos nutrientes para funcionar correctamente y, en concreto, la falta de algunos micronutrientes (vitaminas y minerales que necesitamos en menor cantidad pero que son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo) puede estar detrás de la aparición de ojeras crónicas.

Minerales como el hierro y el magnesio, así como vitaminas como la B12, la C y la K son esenciales para prevenir la aparición de ojeras muy marcadas.

Problemas de circulación

La causa final de la presencia de ojeras es la dilatación de los vasos sanguíneos de esta zona de la piel. Por ello, los problemas de circulación también pueden estar detrás de la aparición de las ojeras. En este sentido, es importante realizar los exámenes médicos pertinentes para descartar o confirmar esta posible causa. 

Retención de líquidos

Una posible causa de la aparición de las ojeras es la retención de líquidos. Este problema suele estar relacionado con posibles enfermedades de tipo autoinmune y procesos de inflamación del cuerpo. 

Problemas hormonales

Ciertos problemas hormonales pueden estar vinculados a las ojeras. No tanto por los propios problemas hormonales en sí, sino por sus consecuencias. Por ejemplo, ciertos desequilibrios hormonales favorecen la retención de líquidos, lo que puede facilitar la aparición de las ojeras. 

Factores genéticos

Hay que tener en cuenta que ciertas personas tienen mayor propensión que otras a la aparición de las ojeras. En este sentido, no se puede descartar la predisposición natural de algunas personas a que esta zona de piel se muestre más marcada sin que haya un problema o enfermedad concreta que lo cause.

Tabaquismo

El consumo de tabaco puede provocar importantes problemas de salud. Aunque el tabaquismo se asocia de forma directa con problemas del sistema respiratorio (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón…), la realidad es que el tabaco afecta a todos los órganos y sistemas de nuestro cuerpo.

Uno de los aparatos más afectados por el consumo de tabaco es el sistema circulatorio. El tabaco endurece las arterias y está íntimamente relacionado con una mayor probabilidad de sufrir infartos de miocardio y derrames cerebrales. Este deterioro del sistema circulatorio también afecta a las venas y capilares de la cara, entre los que se encuentran aquellos que llevan la sangre a nuestros ojos. Por esto también afecta gravemente a la zona de las ojeras.

Consumo de alcohol

El consumo de alcohol es otra de las causas más habituales que encontramos detrás de unas ojeras muy marcadas. Aunque esté socialmente aceptado, el alcohol es una sustancia muy tóxica para el organismo, sobre todo cuando se consume de forma habitual y en cantidades elevadas.

Entre los principales daños causados por el alcohol cabe destacar el deterioro del sistema circulatorio, lo que, de nuevo, puede llevar a la aparición de ojeras muy marcadas.

Sobreexposición a la luz solar y sin protección

La exposición directa a la luz solar sin protección puede estar detrás de las ojeras muy marcadas. La luz solar en dosis moderadas es beneficiosa para nuestro organismo, ya que contribuye a la síntesis de la vitamina D. Sin embargo, en altas dosis, actúa como un potente radical libre que daña nuestros tejidos.

En este sentido, una exposición directa y prolongada a la luz solar también puede favorecer la aparición de ojeras. Sobre todo, si llegan a producirse quemaduras en la cara, ya que puede presentarse enrojecimiento de la piel e inflamación. Esto implica un aumento del riego sanguíneo en la zona, ya que el cuerpo intenta llevar más nutrientes a esa área para reparar el daño causado, lo que puede favorecer que aparezcan ojeras abultadas y muy marcadas.

Sequedad de la piel

El exceso de sequedad de la piel también puede favorecer la inflamación, lo que puede desencadenar diversos tipos de dermatitis en los párpados. Cuando esta sequedad se localiza en la zona de los párpados, pueden aparecer ojeras muy marcadas.

Utilizar una crema hidratante o un contorno de ojos adaptado a las necesidades de cada persona puede contribuir a mitigar este problema.

Debilitamiento del tejido de la piel

Otra de las causas que pueden llevar a tener ojeras es el debilitamiento de la piel. Este problema puede estar causado por alguna o varias de las causas anteriores o, simplemente, como consecuencia del proceso natural de envejecimiento.

¿Cuáles son sus factores de prevención y tratamiento natural?

Una vez identificadas las causas de las ojeras, y siempre que no estén relacionadas con alguna enfermedad grave, se podrán tomar medidas para prevenirlas o, al menos, mitigarlas:

  • Mejorar el descanso: si las causas son el cansancio o el estrés, la solución a las ojeras pasa por dormir más horas y con un sueño de mayor calidad, así como por tratar de llevar una vida más tranquila y relajada.
  • Evitar situaciones de estrés.
  • Mejorar la dieta: una revisión de nuestra dieta, que sea variada e incluya todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo, nos será de utilidad si las ojeras están causadas por el déficit de algún componente importante en nuestra alimentación habitual.
  • Evitar el alcohol: se trata de una sustancia que afecta muy negativamente a nuestra salud en general, y a nuestra salud cardiovascular en concreto, lo que acentúa la dilatación de los vasos sanguíneos, incluidos los de la zona de las ojeras. Además, el alcohol también interfiere de forma directa con nuestra calidad del sueño, lo que empeora todavía más el problema. 
  • Evitar el tabaco: actúa de la misma forma negativa que el alcohol. Por lo que también se debe evitar lo máximo posible. 
  • Practicar ejercicio de forma regular y adaptado a nuestra condición y características físicas.
  • Tratamientos profesionales: tales como pueden ser el drenaje linfático, peelings o tratamientos de carboxiterapia, pueden ayudar a atenuar las ojeras en los casos más graves.
  • Utilizar un contorno de ojos o crema especialmente adaptada a la zona y que nos ayude a reducir, en la medida de lo posible, las ojeras.
  • Cremas o medicamentos específicamente formulados: existen diversos productos y medicamentos que, aplicados directamente sobre la piel de las ojeras, pueden ayudar a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos de la zona, lo que contribuirá también a atenuar su aparición.
  • Usar gafas de sol homologadas para proteger la piel alrededor de los ojos de la luz solar. Cuanto más grandes sean las gafas, más zona de piel cubriremos, por lo que la protección será mayor.

Mujer con ojeras

¿Hay enfermedades que causan ojeras?

Las ojeras no son una enfermedad en sí misma, sino el síntoma de algún problema. Por ello, es importante encontrar la causa concreta que está favoreciendo su presencia.

Algunas de estas causas pueden ser puntuales, como las situaciones de estrés, el exceso de cansancio o la falta de sueño. En otros casos puede haber un problema de retención de líquidos o problemas vinculados con el sistema circulatorio.

No obstante, en otros casos, puede que exista una enfermedad o problema concreto que favorezca la aparición de las ojeras. De hecho, algunas personas presentan ojeras más marcadas que otras simplemente por su propia condición genética o por una cuestión de edad.

¿Qué significa tener muchas ojeras?

En general, las situaciones puntuales de estrés o falta de sueño pueden explicar la aparición de ojeras de forma temporal. Sin embargo, cuando se tienen muchas ojeras de forma crónica, es muy probable que debamos buscar su causa en un mal hábito o en problemas relacionados con la circulación de la sangre. Corregir estos malos hábitos (por ejemplo, el consumo de alcohol o de tabaco, así como malos hábitos alimenticios) puede ser de gran ayuda a la hora de reducir unas ojeras muy marcadas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que, en algunos casos, existen factores genéticos que determinan que ciertas personas tengan mayor facilidad que otras para presentar ojeras muy marcadas debajo de los ojos. Esto es habitual en el caso de las ojeras pigmentadas, que tienden a ser marrones o de color oscuro y que, en la mayoría de los casos, suelen estar relacionadas con la genética de la propia persona más que con sus hábitos o con un problema de salud puntual.

¿Qué tratamientos existen para las ojeras?

Algunos de los tratamientos más efectivos para eliminar o atenuar las ojeras son los siguientes: 

  • Contornos de ojos específicos y cremas despigmentantes.
  • Tratamientos de peeling y tratamientos láser. 
  • Tratamientos de oxigenación aplicados mediante inyección. 
  • Tratamientos de ácido hialurónico aplicados mediante inyección. 
  • Cirugía que permite eliminar la piel sobrante y el exceso de grasa. 

¿Cuándo acudir al médico?

Las ojeras suelen ser un problema vinculado principalmente a una cuestión estética. No obstante, en algunos casos, sí que pueden estar vinculadas a ciertos problemas de salud.

En este sentido, si experimentamos un cansancio crónico o astenia, así como mareos y dolor de cabeza, lo más recomendable será acudir al médico para que nos realice un chequeo. De esta forma, se podrá diagnosticar o descartar cualquier posible problema. 

¿Ojeras y bolsas son lo mismo?

Se suele hablar de ojeras y bolsas indistintamente. Sin embargo, las bolsas en los ojos aparecen cuando existe flacidez en la piel inferior de los ojos. Esto produce el descolgamiento de la propia piel, creando la denominada “bolsa”.

Se trata de un problema asociado, sobre todo, al envejecimiento y a una pérdida de grasa de forma rápida y muy marcada.

Por el contrario, las ojeras hacen referencia al color de esta zona de la piel inferior al ojo. Sin que ello implique un abultamiento de la zona. 

De esta forma, podemos hablar de pacientes con ojeras o con bolsas. O con ambas al mismo tiempo. 

¿Cómo es la cirugía para quitar las bolsas que acompañan a las ojeras?

Las bolsas pueden ser corregidas quirúrgicamente a través de una blefaroplastia, que permite extirpar la piel sobrante y eliminar la grasa de la zona. Además, se reposiciona el tejido, lo que permite reforzar los músculos y dar al paciente un aspecto más rejuvenecido.

Esta intervención sirve para corregir uno o ambos párpados y, según sea el caso, se adapta a las necesidades de cada paciente.

Fuentes


Karelys Asencio Torres
Karelys Asencio Torres
05/03/2024
Esta clínica sin duda es la mejor !! El trato en recepción y de los médicos es excepcional. Estoy muy contenta con los resultados. Muchas gracias !
Vanesa Delgado Arcos
Vanesa Delgado Arcos
01/03/2024
Muchísima profesionalidad por parte de todo el equipo desde recepción y por supuesto si doctor.Estoy totalmente complacida por el resultado de la operación y posteriores seguimientos.100%recomendable.
Jorge Carnicero
Jorge Carnicero
27/02/2024
Me operé ya hace un mes con laser de miopía y no pude tomar mejor decisión, buen asesoramiento desde el principio, un equipo maravilloso que están disponibles para cualquier consulta y unos resultados óptimos, sensación inmejorable poder ver otra vez perfectamente sin necesidad de gafas.
Carlos Ángel Pérez
Carlos Ángel Pérez
27/02/2024
Atención muy buena de la doctora y de las auxiliares
Virginia Jimenez
Virginia Jimenez
22/02/2024
He recibido un trato espectacular por parte de todos los trabajadores de la clínica de Móstoles. La operación me la realizó el doctor Rafael, y salió todo muy muy bien me operado de miopía y astigmatismo, y el mismo día por la noche ya podía ver y hacer vida normal. Lo recomiendo 100 por 100. Llegue con miedo por que la vista es algo muy delicado y a día de hoy la mejor decisión que tomé fue quitarme las gafas y hacerlo con ellos. Gracias
Isidro Hoyas
Isidro Hoyas
20/02/2024
Buenos profesionales y las chicas muy amables y atentas

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario