Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Descubre las principales causas de las ojeras

Las ojeras son unas coloraciones de color azulado, grisáceo o morado que aparecen debajo de los párpados inferiores de los ojos. Su ubicación tiene una explicación muy sencilla: esa zona es más fina que el resto de la piel del rostro, por lo que la venas se transparentan con mayor facilidad. Aunque se trata de un problema principalmente estético, también pueden ser síntoma de alguna carencia alimentaria o de un problema de salud de otro tipo. En este artículo te contamos las principales causas de las ojeras y qué remedios existen para su tratamiento.

New Call-to-action

Causas de las ojeras

En la mayoría de personas, la aparición de las ojeras está relacionada con la falta de sueño o el cansancio excesivo (tanto cansancio físico como mental). Esto ocurre porque las situaciones de fatiga hacen que los vasos sanguíneos se dilaten, mostrando un color diferente al resto de la piel y provocando mayor contraste, lo que en la parte de las ojeras, al tratarse de una zona de piel tan fina, resulta más visible.

Por lo tanto, el cansancio, y sus aliados (estrés y ansiedad), suelen estar detrás de la mayoría de casos, pero existen otras causas de las ojeras que también conviene tener en cuenta, especialmente si se trata de un problema crónico:

  • Alimentación desequilibrada: La alimentación afecta de forma directa a todos los aspectos de nuestra salud, incluidos los vasos sanguíneos y, con ellos, las ojeras. En este sentido, la anemia provocada por la falta de hierro es una posible causa de las ojeras,  y esta anemia puede estar relacionada con problemas nutricionales. 
  • Problemas de circulación: Teniendo en cuenta que la causa final de la presencia de ojeras es la dilatación de los vasos sanguíneos de esta zona de la piel, los problemas de circulación también pueden estar detrás de la aparición de estas, por lo que es importante realizar los exámenes pertinentes para descartar o confirmar esta posible causa.
  • Retención de líquidos: Otra de las posibles causas de la aparición de ojeras es la retención de líquidos, lo que suele estar relacionado con posibles enfermedades de tipo autoinmune y procesos de inflamación del cuerpo. 
  • Problemas hormonales: Así mismo, ciertos problemas hormonales pueden estar relacionados con la aparición de las ojeras. No tanto por los problemas hormonales en sí como con sus consecuencias. Por ejemplo, ciertos desequilibrios hormonales favorecen la retención de líquidos, lo que puede implicar la posterior aparición de las ojeras. 
  • Factores genéticos: Finalmente, hay que tener en cuenta que ciertas personas tienen mayor propensión que otras a su aparición, por lo que una de las causas de las ojeras que no se puede descartar es la predisposición natural de algunas personas a que se les vean más marcadas que a otras.

Mujer con camiseta blanca de tirantes y cara de cansada

Factores de prevención y tratamiento

Una vez identificadas las causas de las ojeras, y siempre que no estén relacionadas con alguna enfermedad que revierta gravedad, se podrán tomar medidas para prevenirlas o, al menos, mitigarlas:

  • Mejorar el descanso: Si las causas son el cansancio o el estrés, la solución a las ojeras pasa por dormir más horas y con un sueño de mayor calidad, así como por tratar de llevar una vida más tranquila y relajada.
  • Mejorar la dieta: Una revisión de nuestra dieta, que sea variada e incluya todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo, nos será de utilidad si las ojeras están causadas por el déficit de algún componente importante en nuestra alimentación habitual.
  • Evitar el alcohol y el tabaco: En ambos casos, se trata de sustancias que afectan muy negativamente a nuestra salud en general, y a nuestra salud cardiovascular en concreto, lo que acentúa la dilatación de los vasos sanguíneos, incluidos los de las ojeras. Además, tanto el alcohol como el tabaco interfieren de forma directa con nuestra calidad del sueño, por lo que además afectan de forma directa al descanso, uno de los factores primordiales a la hora de reducir las ojeras. 
  • Tratamientos profesionales: Tales como pueden ser el drenaje linfático, peelings o tratamientos de carboxiterapia, pueden ayudar a atenuar las ojeras en los casos más marcados.
  • Cremas o medicamentos específicamente formulados: Por otro lado, existen diversos productos y medicamentos que, aplicados directamente sobre la piel de las ojeras, pueden ayudar a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos de la zona, lo que ayudará también a atenuar su aparición. 

¿Cuándo acudir al médico?

Como se ha comentado, las ojeras suelen ser un problema vinculado principalmente a una cuestión estética. Sin embargo, hay que tener en cuenta también que, si las ojeras son muy persistentes, así como si van acompañadas de otros síntomas como cansancio extremo o mareos, es importante acudir al médico. 

En estos casos, las ojeras pueden ser un síntoma que esté asociado a una enfermedad concreta y que sea la causa de las ojeras. Cuando esto suceda, la solución deberá pasar por adoptar el tratamiento adecuado para la enfermedad en cuestión, por lo que será necesario acudir al médico para que lleve a cabo una exploración completa y realice el diagnóstico preciso y se pueda optar por el tratamiento más adecuado en cada situación.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario