Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Párpados resecos: ¿qué es y cómo actuar?

Uno de los problemas que pueden presentar los ojos son los párpados resecos. Este problema es más común de lo que puede parecer y, en muchos casos, se trata de una complicación temporal que afecta solo durante unos días o unas semanas a las personas que la sufren. Sin embargo, en ciertas ocasiones, se trata de un problema que puede extenderse en el tiempo y, cuando esto sucede, lo más aconsejable será acudir al especialista para que lleve a cabo una exploración y pueda descartar otro tipo de patologías.

New Call-to-action

Causas de tener los párpados resecos

No hay que confundir los párpados resecos con los ojos secos. En el caso de los ojos secos, se hace referencia a la sequedad del propio ojo, consecuencia de una lágrima de mala calidad o pobre en cuanto a la cantidad. Por el contrario, al hablar de párpados resecos, se hace referencia a la misma sequedad que se puede sufrir en cualquier otra parte de la piel, lo que hace que pueda escamarse y sentirse escozor o molestia en la zona. No se debe olvidar que, al fin y al cabo, el párpado es también una parte de la piel de nuestro cuerpo. La encargada de proteger nuestros ojos, pero piel a fin de cuentas, por ello, necesitará ciertos cuidados similares a los del resto de la piel.

Mujer con los ojos cerrados

Existen diversas causas que pueden producir la aparición de párpados resecos. Por lo general, lo más habitual es que se trate de un problema pasajero y que, una vez que se recuperen las condiciones normales de la piel, la piel de los párpados recupere también su estado normal. En este sentido, algunas de las causas más comunes que pueden provocar que la aparición de párpados resecos son las siguientes:

  • Maquillaje:

El uso de determinados maquillajes, así como hacerlo de forma larga y continuada en el tiempo en la zona de los ojos y sus alrededores puede provocar que se reseque la piel, lo que afecta también a los párpados.

  • Jabones o champús:

El uso de algunos productos de limpieza, tanto para lavar la cara como los que se usan en la ducha, pueden provocar que se reseque la piel. En muchos casos, esta sequedad afecta de forma más acentuada a los párpados, ya que se trata de una piel más sensible que la del resto de la de la cara.

  • Cremas u otros productos de cosmética:

Algunos productos y cremas pueden ser demasiado agresivos con la piel, incluida la de los párpados. En este sentido, es muy importante evitar cosméticos que estén formulados a partir de sustancias irritantes, como puede suceder con las cremas que incluyen alcohol entre sus ingredientes.

  • Factores ambientales:

En este sentido, una sobreexposición a rayos UVA o a condiciones climáticas de viento o frío también pueden afectar a nuestra piel, incluida la de los párpados. Para evitar este tipo de agentes, se recomienda el uso de gafas de sol homologadas siempre que se permanezca en espacios exteriores.

  • Dieta inadecuada:

Otro de los factores que puede influir de forma decisiva en la salud de nuestra piel es la alimentación que estemos llevando a cabo. En este sentido, dietas pobres en verduras y frutas frescas, hacen más proclives la aparición de enfermedades de la piel, como la dermatitis o la piel atópica, que muchas veces puede manifestarse en la zona cercana de los ojos en forma de párpados resecos.

  • Estrés:

Por otro lado, cabe mencionar que períodos continuados y alargados en el tiempo de estrés o ansiedad puede afectar también a la salud de nuestra piel, lo que puede manifestarse en forma de párpados resecos.

  • Frotar los párpados:

Puede que se haga de forma consciente o inconsciente. Sin embargo, es importante vigilar este tipo de acciones ya que, si se realizan de forma muy continuada, pueden ser una causa de que la piel se reseque y aparezcan problemas en aquellas zonas que se vean afectadas, incluidos también los párpados. De hecho, esta costumbre puede ser habitual en los períodos de alergias primaverales, por lo que es importante que se tenga cuidado con este tipo de actos reflejos.

  • Problemas hormonales:

Otro de los factores que se tendrán que tener en cuenta cuando aparezcan problemas relacionados con los párpados resecos serán aquellos que estén relacionados con trastornos hormonales, lo que puede hacer que se desarrolle este tipo de sequedad en la piel. En este sentido, también es importante mencionar que, ciertos medicamentos, pueden provocar cambios hormonales que se manifiesten con una mayor sequedad en la piel, lo que podría ser la causa de la aparición de párpados resecos.

  • Infecciones de diverso tipo:

Por otro lado, uno de los motivos que también pueden causar la aparición de párpados resecos será una posible infección de la piel en de la zona. En estos casos, deberá ser el médico quien lo diagnostique, y quien recete el tratamiento más adecuado según sea el caso. Respecto a las posibles causas de la infección, cabe mencionar que existen diversas posibilidades, desde una infección vírica a una infección causada por la presencia de hongos. En cualquiera de los casos, será siempre el médico quien deberá diagnosticar el problema y quien deberá recomendar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Primer plano mano de oftalmólogo que revisa la vista a un hombre

¿Cuándo ir al médico?

Por lo general, la mayoría de casos de párpados resecos suelen solucionarse por sí solos pasadas una o dos semanas. Es decir, cuando se eliminan las condiciones que fueron la causa de la aparición de este problema. No obstante, si la presencia de párpados resecos resulta especialmente molesta (sensación de picor y escozor continuo), así como un problema que se dilata en el tiempo por más de dos semanas sin que parezca que vaya a solucionarse por sí solo, lo más recomendable será acudir al médico para que lleve a cabo una exploración y pueda descartar cualquier posible infección o dolencia relacionada.

Diagnóstico y posibles tratamientos

En la mayoría de los casos, lo más habitual será que el médico identifique la causa de los párpados resecos con algunas de las ya mencionadas con anterioridad. En cualquier caso, de no ser así, será el médico quien lleve a cabo el diagnóstico y establezca el tratamiento más recomendado en cada caso.

Así mismo, en el caso de que la causa identificada sea alguna de las mencionadas, lo más común será que se recomiende al paciente eliminar la causa que provoca los párpados resecos y que se le recete una crema o pomada adecuada a sus características con el fin de acelerar la recuperación de la zona.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario