Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Cuándo es recomendable una operación de glaucoma?

Cuando se produce un aumento de la presión intraocular (PIO) pueden darse daños en el nervio óptico y afectar a la vista. Es lo que se conoce como glaucoma y entre sus posibles tratamientos se incluye una operación.

New Call-to-action

En la mayoría de casos los síntomas del glaucoma no son evidentes hasta que la enfermedad se encuentra ya en una fase bastante avanzada, de ahí que se la conozca como “ceguera silenciosa”.  Esta definición se justifica por el carácter asintomático de esta patología que ocasiona, si no se realizan chequeos periódicos que incluyan la medición de la PIO, que puedan producirse lesiones fatales del nervio óptico que deriven en ceguera parcial o total en uno o ambos ojos.

Tratamientos del glaucoma

El principal problema del glaucoma es que cuando ya se han producido los daños estos son irreversibles. De ahí que el diagnóstico deba hacerse cuanto antes para poder empezar el tratamiento más adecuado con el objetivo de controlar la presión intraocular, devolviéndola  a parámetros normales para que no se puedan producir más daños en el nervio óptico.

Los principales tratamientos del glaucoma son los siguientes:

  • Fármacos en forma de colirios.
  • Operación quirúrgica, ya sea con tratamiento láser o una intervención tradicional.

En ocasiones, estos tratamientos son combinados y la elección de uno u otro la va a determinar el oftalmólogo en función de las características de cada caso y el estado visual del paciente.

Quirófano de oftalmología

Operación de glaucoma: en qué consiste  

La operación de glaucoma consiste en realizar la apertura de una nueva vía para que el humor acuoso no se quede retenido en el interior del ojo y, de esta forma, favorecer que la presión intraocular se estabilice y no se presenten oscilaciones que pueden dañar el nervio óptico.

Cuándo se debe hacer y otras claves de la operación de glaucoma

La operación de glaucoma está indicada en todos aquellos pacientes que requieren de una estabilización de la presión intraocular y otros tratamientos, como pueden ser los fármacos, no están dando los resultados esperados o se quiere ganar en seguridad.

No obstante, antes de operar, el especialista debe asegurarse de que el estado visual y las estructuras del ojo de paciente son idóneos para llevar a cabo esta intervención y cuál es el procedimiento más adecuado.

Otras consideraciones a tener en cuenta en la operación de glaucoma son las siguientes: es necesario esperar entre 20 días y un mes para valorar el éxito de la intervención y, además, es una intervención que entraña algunos riesgos.

Los posibles efectos secundarios de una operación de glaucoma pueden, no obstante, ser detectados y corregidos por el especialista a través de un minucioso control postoperatorio del estado de la fístula y la evolución de la cicatriz y de toda la zona ocular.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario