Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Cuál es la mejor luz para estudiar?

Estudiar, leer, coser y todas las actividades que precisan enfocar de cerca requieren de unas buenas condiciones de iluminación. De lo contrario, forzaremos demasiado la vista y, muy probablemente, acabaremos padeciendo alguno de los molestos síntomas de la fatiga visual: picor y enrojecimiento de los ojos o dolor de cabeza. A continuación, veremos las  principales claves y consejos para conseguir la mejor luz para estudiar.

New Call-to-action

La luz más idónea para estudiar o leer

En general, se considera que la iluminación más adecuada es la que cumple estas dos condiciones:

  • Da una luz homogénea en un determinado espacio.
  • Permite crear el ambiente más adecuado para la actividad que vamos a realizar.

En base a estas dos premisas, los expertos ofrecen los siguientes consejos a la hora de preparar la iluminación de un espacio dedicado al estudio, la lectura, la escritura, el dibujo o a actividades similares:

  • La  luz debe venir desde arriba, por encima del hombro izquierdo en los diestros y del hombro derecho en el caso de los zurdos .
  • Evitar que la luz produzca reflejos.
  • Los más conveniente es que la luz que ilumine nuestra mesa de estudio provenga de una lámpara con brazo articulado y cabezal orientable. De esta forma, podremos dirigir el haz de luz justo donde queramos, dándole el enfoque adecuado y evitando los molestos reflejos.
  • También es recomendable que la lámpara permita  regular intensidad y temperatura de la luz.
  • La luminarias tipo LED dan una luz muy agradable y además optimizan la energía, lo que permite un doble ahorro: económico y de recursos.

Otros aspectos a considerar

La temperatura de la luz

La luz puede presentar tres temperaturas básicas: fría, neutra y calidad. Diversos estudios han constatado que las luces frías, de entre 4.000 y 5.000 k, son las más apropiadas para crear un ambiente de trabajo que requiera fijar la vista en distancias cortas y prestar mucha atención. Estudiar, obviamente, se sitúa en este contexto.

El Índice de Reproducción Cromática (IRC)

También debemos fijarnos en el IRC , ya que permite una reproducción más o menos acentuada y fiel de los colores.

El IRC es la medida que se utiliza para medir la capacidad de una fuente de luz de mostrar los colores de un objeto de manera “real” teniendo en cuenta la iluminación natural.

Con el fin de evitar distracciones y pérdida de concentración con una reproducción demasiado intensa de los colores, se recomienda un IRC que sea bajo.

Por último, la cantidad de lúmenes (lux) por metro cuadrado también tiene una cierta influencia en el ambiente que finalmente vamos a conseguir con la iluminación, recomendándose para estudiar focos de luz que tengan en  400 y 500 lux .

En resumen, la características de iluminación consideradas ideales para el estudio, puesto que ayuda a crear un ambiente propicio para concentrarse y optimizar actividades como leer, escribir y similares serían:

  • Temperatura de la luz: fría (entre 4.0000 y 5.0000 h.).
  • Índice de Reproducción Cromático: bajo.
  • Lúmenes: Entre 400 y 500 lux.

Mujer estudiando a la luz de una lámpara

Para terminar, señalaremos que un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Corea del Sur,  ha demostrado la influencia de la luz en el desempeño escolar, realizando comparaciones de resultados académicos entre alumnos sometidos a diferentes tipos de iluminación.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario