Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Niveles de iluminación recomendados para los trabajos de oficina

En líneas generales, se considera que una iluminación es correcta cuando permite distinguir, fácilmente y sin tener que forzar la vista ni sufrir fatiga visual, todo tipo de formas, colores, objetos en movimiento y relieves.  En lo que respecta al puesto de trabajo, por la gran cantidad de hora que pasamos en el mismo y  el esfuerzo que tenemos que realizar, la consecución de una iluminación adecuada debe tener en cuenta diversos condicionantes y factores, entre ellos los niveles de iluminación.

Asegurar de forma permanente el confort visual de los empleados es fundamental para crear unas condiciones de trabajo que favorezcan la concentración y la seguridad, así como ganar puntos en el bienestar de la plantilla. Todo ello acaba redundando en un trabajo de calidad y en la consecución de unos índices mayores de rentabilidad y productividad.

A la hora de crear la iluminación adecuada para un puesto, por ejemplo una oficina, hay que tener en cuenta una serie de factores y condicionantes.

 

New Call-to-action

 

Estado visual de cada trabajador

Cada persona, incluso estableciendo comparaciones entre individuos con una salud visual sana, tiene una visión diferente según su edad, hábitos de trabajo y otras cuestiones totalmente individuales que pueden ser incluso congénitas.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta las características propias cada persona a la hora de prepararle la iluminación pertinente en su entorno de trabajo, como por ejemplo:

  • Agudeza visual.
  • Sensibilidad al contraste.
  • Nivel de percepción de los colores, formas, volúmenes, etc.

Tareas específicas a realizar

La elección de la iluminación óptima debe estar condicionada por las tarea a realizar:

  • A qué distancia debemos enfocar mayoritariamente. Obviamente, en los trabajos de oficina lo que más se trabaja es la visión a corta distancia.
  • Duración de las tareas.
  • Nivel de detalle necesario.
  • Velocidad de ejecución.
  • Etc.

Oficina vacía

Niveles de iluminación

El nivel de iluminación está considerado por los expertos como el factor más importante para conseguir una luz idónea para trabajar. Dicho nivel se cuantifica en lúmenes (lux), que son la cantidad de lúmenes por metro cuadrado necesarios.

Se considera que el nivel de iluminación ideal para los trabajos de oficina es de 300 lúmenes (lux). Cantidad que es también válida para estudiar en casa, por ejemplo.

Un nivel que se sitúa en un término medio entre aquellos trabajos que requieren un mayor esfuerzo visual a distancias cortas como los trabajos de joyería (1000 lux) o los de ebanistería (500 lux) y los que no necesitan de una luz demasiado intensa, como los almacenes (100 lux) o la manipulación de mercancías (50 lux).

Deslumbramientos

Relacionado con los niveles de iluminación tenemos los deslumbramientos, que son los brillos excesivos producidos por una visión directa de la fuente de luz o por su reflejo sobre una superficie reflectante.

Los deslumbramientos son muy molestos y deben evitarse colocando las lámparas o focos de manera que no impacten directamente en los ojos de los trabajadores y comprar muebles u otros elementos (como ventanas) con superficies mates.

Luminancia

Otra cuestión a considerar, que es complementaria de los niveles de iluminación, es el equilibrio de luminancias, lo que se consigue con una combinación adecuada entre la iluminación general (el entorno de la oficina) y la localizada (el punto de trabajo).

Otros consejos para iluminar correctamente una oficina

  • La luz del puesto de trabajo debe venir desde arriba, por encima de los hombros,
  • Es importante que cada mesa tenga una lámpara de estudio con brazo articulado y cabezal orientable y que el trabajador pueda encender y apagar y manipular cuando más le convenga.
  • Se recomiendan la luces y focos tipo LED por dos razones: la luz es más agradable y ahorran energía.

La temperatura de la luz

Existen tres temperaturas básicas: fría, neutra y calidad. Par el trabajo de oficinas, puesto que requieren fijar la vista en las distancias cortas, los expertos recomiendan luces frías (entre 4.000 y 5.000 k)

El Índice de Reproducción Cromática (IRC)

El  IRC permite una reproducción más o menos acentuada y fiel de los colores, ya que es una unidad de medida que determina la capacidad de una fuente de luz de mostrar los colores de un objeto de un modo más real.

Para trabajos corrientes, se recomienda un IRC bajo para evitar distracciones, aunque para tareas relacionadas con la ilustración o el diseño puede ser interesante subir el IRC para conseguir una apreciación de los colores más precisa.

En definitiva, para que un trabajo, ya sea en oficina o de otro tipo, se pueda desarrollar de una forma eficaz y con comodidad y seguridad es necesario complementar las características ambientales con las circunstancias personales de cada individuo. Cabe recordar que el  ambiente visual tienen una incidencia alta en aspectos tan importantes para el trabajo como son: la seguridad, el confort y la productividad.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario