Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

¿Por qué me lloran los ojos?

Los ojos son una parte de nuestro cuerpo especialmente sensible a los cambios ambientales. En muchas ocasiones, esto hace que puedan presentar un lagrimeo mayor del que se consideraría normal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no siempre implicará que se trate de un problema grave, sino que puede tratarse simplemente de una situación pasajera que se solucione sin mayores contratiempos. No obstante, si te preguntas por qué me lloran los ojos porque se trata de un lagrimeo muy intenso y constante, lo mejor será que acudas al médico para que lleve a cabo una exploración y descarte cualquier tipo de problema.

New Call-to-action

¿Por qué me lloran los ojos y qué causas pueden propiciarlo?

Ante la pregunta de por qué me lloran los ojos, lo primero que habrá que preguntarse es si se trata de un lagrimeo constante o puntual. Si se trata de un lagrimeo puntual, lo más probable es que esté causado por algún agente ambiental que, una vez desaparezca, el lagrimeo lo haga también. Sin embargo, cuando el lagrimeo es constante y no parece cesar después de lavarnos los ojos, es posible que estemos ante una causa diferente.

Ojo marrón con una lágrima

Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Conjuntivitis infecciosa:

Una posible respuesta a la pregunta de por qué me lloran los ojos de forma continua la podemos encontrar en una posible infección de la conjuntiva del ojo, lo que se conoce como conjuntivitis. Estas infecciones se sitúan en la parte externa del ojo, y son algunas de las más comunes que suelen presentarse en esta parte del cuerpo. Se reconoce por un picor constante en los ojos, sensibilidad a la luz, enrojecimiento del ojo y, normalmente, suelen ir acompañados de un lagrimeo constante y de la secreción de material viscoso y blanquecino por parte del ojo. En estos casos, se deberá acudir lo antes posible al oftalmólogo para que lleve a cabo una revisión y recete el tratamiento más aconsejable en cada caso.

  • Conjuntivitis alérgica:

Por otro lado, otra posibilidad que explica por qué me lloran los ojos de forma continuada se puede hallar en las conjuntivitis de tipo alérgicas. En este caso, los síntomas son similares a la conjuntivitis infecciosa, pero sin que se haya producido infección alguna. En su lugar, los síntomas son causados por la presencia de alérgeneos en el ambiente que entran en contacto con la conjuntiva de los ojos, como pueden ser polen, polvo, ácaros, o pelo de animales entre otros muchos.

  • Humo y contaminación:

Por otro lado, la irritación de la conjuntiva que provoque un lagrimeo constante también puede estar propiciado por agentes dañinos presentes en el aire. En este sentido, espacios con mucho humo o contaminación también pueden provocar este tipo de síntomas. La mejor solución pasará por limpiar los ojos con un colirio o lágrima artificial y evitar los agentes ambientales que puedan producir el lagrimeo.

  • Síndrome de ojo seco:

Por irónico que pueda parecer, el síndrome de ojo seco también puede producir un lagrimeo elevado y constante. En estos casos, ante la mala calidad de la lágrima del ojo, este reacciona produciendo mayor cantidad de lágrima. Sin embargo, si la lágrima no tiene la composición ni la calidad adecuadas para lubricar correctamente el ojo, la mayor cantidad no solucionará el problema, lo que conllevará un lagrimeo constante y continuado. En estos casos, lo más aconsejable es complementar la lágrima natural con lágrima artificial que compense la carencia de suficiente lágrima natural de calidad, aunque también existen otros tratamientos.

  • Problemas de visión no diagnosticados:

Por otro lado, no se puede pasar por alto la posibilidad de que exista un problema de visión no diagnosticado y que, en consecuencia, el paciente fuerce la vista de forma inconsciente. Esto, a la larga, causará fatiga visual, lo que también puede ser una causa de un lagrimeo constante y una explicación a la pregunta de por qué me lloran los ojos. Por ello, será necesario acudir al oftalmólogo para que lleve a cabo una revisión y pueda descartar cualquier problema de visión que no haya sido diagnosticado o, en el caso de detectarlo, recomendar el uso de gafas o lentes de contacto.

Cómo actuar ante un lagrimeo constante

Como se ha comentado, lo primero que hay que tener en cuenta es que un lagrimeo puntual de los ojos puede estar propiciado por elementos del ambiente que, cuando se suprimen, desaparece también el lagrimeo. Cuando esto sucede, lo más recomendable es limpiar el ojo con un colirio o lágrima artificial y alejarse de los posibles agentes que causen el lagrimeo (humo, contaminación, viento, alérgenos, calefacción o aire acondicionado, etc.) Entonces, lo más común será que el lagrimeo constante desaparezca a los pocos minutos o, como mucho a las pocas horas.

Cuándo acudir al médico

Sin embargo, en aquellos casos en los que el lagrimeo constante vaya acompañado de picor y escozor en los ojos, así como cuando el lagrimeo sea constante pero sin estos otros síntomas, lo más recomendable será acudir al médico para que realice una revisión y pueda identificar correctamente el problema que lo causa. A partir del diagnóstico que realice, se establecerá el tratamiento más aconsejable en cada uno de los casos.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario