Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Recuperación desprendimiento vítreo: cómo evitar complicaciones

El vítreo o humor vítreo es una sustancia gelatinosa y homogénea que ocupa todo el espacio interior del ojo, como si se tratase de un envoltorio. A dicho envoltorio se le llama hialoides y tiene unas zonas de máxima adherencia con la retina. El vítreo se forma en el seno materno, en la etapa de nuestra vida más embrionaria y no tiene cambios ni se regenera. Dicho de otro modo, lo tenemos de por vida. Con el tiempo, esta sustancia transparente (humor vítreo) tiende a degradarse y volverse más líquida y, en algunas personas, puede llegar separarse de las retina: es lo que se conoce como desprendimiento posterior del vítreo. La recuperación del desprendimiento vítreo suele ser total y no necesita tratamiento en la inmensa mayoría de ocasiones. Solo en un porcentaje muy pequeño surgen complicaciones que, en todo caso, tienen fácil solución. 

New Call-to-action

¿En qué consiste un desprendimiento del vítreo?

Generalmente a partir de los 50 años, aunque también se da en personas jóvenes e incluso en niños, se puede producir un desprendimiento posterior del vítreo (DPV o DVP) debido a una alteración del vítreo denominada sínquisis. Este proceso, considerado normal, consiste en una licuefacción del gel vítreo que provoca que el líquido pase hacia el espacio retrohaloideo a través de la hialoides (cara posterior del vítreo).

Entonces, la hialoides puede llegar a separarse de la pared posterior de la retina, produciéndose dicho desprendimiento del vítreo.

Sintomatología asociada al desprendimiento del vítreo

El desprendimiento del vítreo, pese a ser un proceso fisiológico normal que rara vez genera complicaciones, suele provocar unas alteraciones visuales de aparición brusca que, en un primer momento, pueden provocar angustia y preocupación en las personas que las experimentan:

  • Aparición de manchas móviles en el campo visual: moscas voladoras o miodesopsias.
  • Sensación de ver como una telaraña o un red que se desplaza de forma acompasada al movimiento ocular.
  • Aparición de destellos o flashes (fotopsias) al entrar en un lugar oscuro.

Hombre siendo explorado en la consulta del oftalmólogo

¿Puede haber complicaciones?

Solamente en un pequeño porcentaje (entre el 1% y el 3% de los casos) el  desprendimiento de vítreo puede provocar un pequeño sangrado, sobre todo en el momento en que la hialoides se separa de la retina. Esta pequeña hemorragia vítrea puede llegar a desembocar, en un número ínfimo de casos, en un desprendimiento de retina, patología que sí precisa de asistencia oftalmológica urgente, puesto que si afecta al área central de la visión (mácula) y no es tratada a tiempo podría llegar a ocasionar una pérdida irreversible de visión.

Aunque, por fortuna, la mayor parte de desprendimientos de vítreo no generan  desprendimientos de retina ni otras complicaciones, ante la aparición brusca de moscas volantes o fotopsias debemos ir al médico de inmediato por precaución. En estos casos, nos harán un fondo del ojo para comprobar que no se han producido desgarros que pudiesen llegar a comprometer la retina.

¿Hay tratamiento para el desprendimiento de vítreo?

Únicamente si se han producido desgarros en la retina durante el desprendimiento de vítreo, lo que solo ocurre cuando existen adherencias vítreo-retinianas más fuertes de lo normal, será necesario aplicar un láser argón con el fin de reforzar la zona y prevenir complicaciones. Esto lo decide el oftalmólogo tras una revisión ocular.

En casi todas las personas afectadas por desprendimiento de vítreo, una vez el oftalmólogo les explica que lo que les ocurre es muy normal y frecuente y se comprueba que no hay  complicaciones, la recuperación es más una cuestión de que el cerebro se acostumbre a la presencia de esas sombras en la retina y aprenda a ignorarlas. 

Fuentes:

Desprendimiento de vítreo posterior y de retina

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario