Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Trabeculectomía, una posible solución para el glaucoma

¿Qué es la trabeculectomía? Es una de las técnicas de cirugía más utilizada en el tratamiento del glaucoma y se encuentra englobada dentro del procedimiento quirúrgico conocido como cirugía filtrante. El objetivo de esta intervención es fabricar una ruta alternativa al flujo del humor acuoso con el fin de evitar, detener o minimizar el daño que se está produciendo en el nervio óptico por una presión intraocular (PIO) demasiado elevada.

New Call-to-action

¿En qué consiste la trabeculectomía paso por paso?

La trabeculectomía es una cirugía de drenaje que consta de los siguientes pasos:

  1. En primer lugar se realiza una disección de la conjuntiva, que es la membrana transparente que recubre la parte blanca del ojo.
  2. El segundo paso que realiza el cirujano es acceder a la cámara anterior y favorecer una salida controlada del humor acuoso, a través del canal creado por la disección, hacia el espacio de debajo de la conjuntiva.
  3. El tercer y último paso consiste en el cierre de las capas del ojo que han sido manipuladas, tanto de la esclera como de la conjuntiva, con puntos de sutura.

Mediante estas 3 fases se crea una estructura denominada ampolla de filtración, la cual queda cubierta por el párpado superior, que ha de conservarse en perfecto estado para garantizar el éxito de la operación.

Cabe destacar que en una trabeculectomía tan importante es la operación en sí como el postoperatorio , puesto que este tipo de proceso quirúrgico requiere de un seguimiento muy exhaustivo y detallado.

Por ello, el equipo médico realiza varias revisiones durante las primeras semanas del postoperatorio donde se controla: la forma de la ampolla de filtración, si funciona correctamente y si el filtrado del humor acuoso es el adecuado (ni muy elevado ni demasiado reducido).

Durante este seguimiento, el cirujano puede decidir la necesidad de realizar retoques adicionales en la zona de la cirugía o emplear fármacos específicos para evitar la cicatrización, puesto que impediría o reduciría el éxito de la intervención.

¿Cuándo está indicado realizar una trabeculectomía?

Esta intervención de drenaje el humor acuoso suele realizarse cuándo se dan algunas de estas circunstancias en el paciente afectado de glaucoma:

  • Cuando el tratamiento farmacológico no está dando los resultados esperados y, por lo tanto, la presión excesiva del ojo está produciendo daños en el nervio óptico.
  • Si se empieza a percibir una reducción del campo visual del paciente con glaucoma.

Mujer castaña con ojos azules y diagrama blanco de láser

En definitiva, la trabeculectomía es una alternativa quirúrgica que se lleva a cabo cuando se constata que el tratamiento para el glaucoma con fármacos hipotensores (colirios) no está resultando lo suficientemente efectiva y la enfermedad sigue avanzando, provocando daños en el nervio óptico que pueden ser irreparables.

Con la trabeculectomía, igual que con otros tratamientos para el glaucoma, lo que se busca  es restablecer el equilibrio entre la producción y la eliminación del líquido que llena la cámara anterior de ojo, el humor acuoso. Cuando por algún motivo el drenaje de dicho líquido no se realiza de la forma adecuada, la presión intraocular se eleva, con el consiguiente peligro de que se produzcan daños en el nervio óptico que afecten a la salud visual.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario