La miopía, uno de los problemas visuales más comunes y se produce cuando la imagen de los objetos se forma en un punto delante de la retina en lugar de hacerlo sobre la misma. Las personas que padecen miopía ven borrosos los objetos lejanos. A día de hoy, este problema tiene una fácil solución. Y ahora en Clínica Baviera puedes saber si eres candidato a la cirugía para la eliminación de la miopía de forma totalmente gratuita y sin compromiso.

Descarga la guía:

La miopía puede corregirse empleando diferentes tratamientos: cirugía refractiva láser (a través de diferentes técnicas: LASIK o técnicas de superficie PRK/LASEK) o mediante la implantación de una lente intraocular en función de las características fisiológicas de cada paciente.

Para ser candidato a la cirugía refractiva, se deben cumplir una serie de requisitos:

• Ser mayor de 18 años.
• Mantener estable la graduación.
• Disfrutar una buena salud ocular, independientemente del problema refractivo (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo).
• Tener una graduación adecuada para la intervención.

La técnica LASIK es la más extendida en la actualidad para la corrección de los defectos refractivos y está plenamente consolidada tras más de veinte años de aplicación. Este método es rápido, sencillo, eficaz y permite que el paciente se reincorpore rápidamente a su actividad cotidiana. Este tipo de intervención se desarrolla en tres pasos:

1- El cirujano levanta una fina capa de tejido corneal dejando libre la zona en la que va a actuar el láser.

2- A continuación se aplica durante unos segundos el láser Excímer sobre la capa intermedia de la córnea para moldearla.

3- Se recoloca la capa de tejido corneal, que se vuelve a adherir sin necesidad de puntos de sutura.

La operación con técnicas de superficie (PRK/LASEK) consiste en la separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea. A continuación, se aplica el láser Excímer para corregir la curvatura de la córnea y eliminar el defecto refractivo.

En ambos tipos de técnica la anestesia es por vía tópica (gotas).

El láser siempre se indica como primera opción en la corrección de problemas refractivos, aunque para corregir la miopía, existe un tercer método: la implantación de una lente intraocular. En este caso, se coloca una lente con la graduación del paciente en el interior del ojo. Existen dos tipos de lentes, unas que sustituyen y otras que complementan el efecto del cristalino (conocidas popularmente como ICL).

Haz Click en la imagen para conseguir tu consulta preoperatoria gratis!

 

porque verano

Miopía: qué es y cómo se corrige
2 votes, 5.00 avg. rating (92% score)