Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Relación entre aumento de la miopía y la edad adulta

¿Eres de los que cree que la edad adulta favorece el aumento de la miopía? ¿Cómo distinguirla de la presbicia en esos casos? En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre la relación que existe entre el aumento de la miopía y la edad adulta.

New Call-to-action

Relación entre aumento de la miopía y la edad adulta

Uno de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de miopía es la relación que existe entre este problema visual y la edad del paciente. La miopía se produce debido a una deformación de la forma esférica del ojo. 

La relación entre aumento de la miopía y la edad adulta se debe precisamente a este hecho, ya que, mientras el paciente crece, la forma del ojo también puede cambiar. Sin embargo, a partir de la edad adulta, al menos en la mayoría de los casos, la forma del ojo también se estabiliza, lo que implica que también lo hagan las dioptrías de la miopía, que pasan a ser constantes. 

¿En qué casos la miopía puede seguir aumentando en adultos?

Sin embargo, existen casos en los que la relación entre aumento de la miopía y la edad adulta no está tan limitada como pudiera parecer en un principio. En el caso concreto de la denominada miopía magna, esta sigue aumentando en el paciente incluso cuando este ha cumplido ya los 18-20 años, que es la edad aproximada en la que se considera que el ojo ha completado su desarrollo normal. 

En el caso de los pacientes con miopía magna, este problema se produce debido a un alargamiento posterior del ojo como consecuencia de un estrechamiento de las paredes de este. Suele darse en pacientes con miopía igual o superior a las 6 dioptrías, y supone un problema que requiere seguimiento por parte del oftalmólogo, ya que, en algunos casos, podría llegar a producir un desprendimiento de retina.

Hombre canoso lee un libro rojo con unas gafas en la mano

¿Cuándo es una buena edad para operarse de miopía?

Debido a la relación entre aumento de la miopía y la edad adulta, los oftalmólogos recomiendan que la operación de miopía no se lleve a cabo en el caso de personas que no hayan completado su desarrollo corporal completo. Esto se debe a que, al seguir creciendo, el ojo también puede sufrir cambios y, con ellos, también modificaciones en la graduación de miopía. De este modo, si se llevase a cabo la operación de miopía antes de que el ojo dejase de crecer, posiblemente sería necesario volver a realizar una nueva operación en el futuro para  corregir de nuevo la miopía al haber variado la graduación corregida con la primera operación a causa del crecimiento natural del ojo. 

De este modo, se considera que la edad mínima de un paciente para ser operado de miopía son los 18 años. Sin embargo, esta edad puede variar de una persona a otra, por lo que se considera que, junto a la edad mínima de 18 años, es importante que el paciente en cuestión no haya sufrido variaciones en su graduación durante al menos un año. Es decir, que para que un paciente se pueda operar de miopía con las mejores garantías posibles, debe cumplir dos requisitos: ser mayor de edad y tener la miopía estable al menos durante un año. 

No obstante, en cualquier caso, hay que recordar que la recomendación final de llevar a cabo la operación de miopía o no será del médico, que valorará cada caso de forma particular y será la persona indicada para recomendar o no la operación de miopía en cada paciente.

Casos en que no se recomienda operarse de miopía

Por otro lado, más allá de la relación entre aumento de la miopía y la edad adulta, existen otros factores que conviene tener en cuenta si se está valorando la posibilidad de someterse a una operación para corregir la miopía. De hecho, los pacientes no solo necesitan ser adultos y haber mantenido una graduación estable en el último año. 

Existen otros tipos de limitaciones que debemos tener en cuenta de cara a esta intervención:

  • Embarazo y lactancia: Ya que, en ambos casos, los cambios hormonales pueden afectar a la graduación, por lo que se aconseja esperar a que se pase este período. Enfermedades de retina o córnea: En estos casos, se deben resolver primero estos problemas y después, si es conveniente, realizar la cirugía.
  • Infecciones visuales: Si los pacientes han sufrido alguna infección visual o lesión ocular en el último año es recomendable esperar a que se cumpla un año desde dicha infección o lesión para asegurarse de que la operación se pueda realizar con todas las garantías. 

En cualquier caso, si estás pensando en la posibilidad de operarte de miopía y no tienes del todo claro la relación entre aumento de la miopía y la edad adulta, así como qué limitaciones pueden existir en casos particulares, lo más recomendable es que acudas a tu oftalmólogo para que pueda explicarte cualquier duda que puedas tener y valorar tu caso de forma personalizada, ya que será la persona que mejor te podrá aconsejar al respecto.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 18 de febrero de 202005:14
    dijo:

    Mi caso es contrario al del articulo. A los 18 años tenia una miopia de 4.00 en un ojo y 3.5 en el otro.
    Cada vez que fui al oculista me bajaban el aumento. Hoy en dia con 70 años practicamente no preciso usar lentes. Antes para leer me sacaba los lentes ahora si la letra es muy chica tengo que usar lentes para ver de cerca.

Escribe un comentario