Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Operación láser de miopía: cómo se hace

Una de las operaciones más comunes que se realizan en las clínicas de oftalmología es la operación láser de miopía. Esta operación permite corregir este problema de la vista y conseguir que los pacientes recuperen una buena visión sin necesidad de utilizar ni gafas ni lentillas. 

New Call-to-action

Qué es la operación láser de miopía

La operación láser de miopía es la operación que permite corregir, entre otros, el defecto de la miopía en los ojos. Este defecto de la visión se produce por una refracción incorrecta de la luz en el ojo, lo que afecta al paciente haciendo que perciba los objetos lejanos borrosos. Este defecto se suele corregir con el uso de gafas o lentes de contacto que alteran la forma en que la luz se refracta en el ojo y hacen que la imagen se perciba correctamente. 

Sin embargo, si lo que se quiere es dejar de usar gafas o lentillas , la mejor opción sin duda es la operación láser de miopía. En este caso, lo que se hace es alterar la propia curvatura del ojo, lo que permite que la refracción de la luz en este sea la adecuada para que la imagen se perciba sin que sea borrosa o difusa. Además, gracias a la operación láser de miopía, el paciente mejora su  calidad de vida y gana en comodidad. 

Ojo verde con haz de luz

Cómo se realiza la operación

Antes de someterse a una operación láser de miopía, el oftalmólogo evaluará cada caso de manera individual y personalizada. Una vez que se determine que la operación láser de miopía es la mejor solución para el paciente, se fijará una fecha para llevarla a cabo. 

Por lo general, la operación láser de miopía se lleva a cabo en menos de 1 hora, y permite corregir la vista de los dos ojos en la misma operación. Esta se lleva a cabo aplicando anestesia local, de modo que el paciente no siente ningún dolor durante la operación. Al ser llevada a cabo mediante láser, lo que se hace es lanzar pequeños disparos de láser sobre la superficie del ojo para, de este modo, modificar la curvatura de la parte más externa y conseguir el efecto deseado (la correcta refracción de la luz).

Una vez que la operación termina, el paciente puede irse a su casa por su propio pie, aunque se recomienda que sea acompañado por un amigo o familiar. Esto se debe a que, durante las horas posteriores, los ojos estarán más sensibles a la luz y presentarán molestias (de hecho, después de la operación se deberá evitar la conducción de vehículos durante el período de reposo). Para evitar el dolor o molestias que puedan presentarse después de la operación se recetarán analgésicos de uso genérico. Finamente, pasada una semana, el paciente deberá volver a consulta para realizar un chequeo rutinario y comprobar que la recuperación es correcta. 

Cuándo se recomienda someterse a esta operación

La operación láser de miopía se puede realizar en pacientes que presenten miopía en cualquiera de sus grados. No obstante, por lo general, la mayoría de los pacientes que se someten a esta operación son aquellos que tienen un nivel elevado de dioptrías, ya que son los que más se ven afectados por este problema de la visión en su vida diaria. En cualquier caso, siempre se podrá acudir al oftalmólogo para que evalúe cada caso de forma particular y, a continuación, recomiende o no la operación láser de miopía según las características propias de cada paciente. 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario